Ga­li­cia ce­le­bra a Cas­te­lao

Se cum­plen 130 años del na­ci­mien­to del ar­tis­ta y po­lí­ti­co ga­lle­go más in­flu­yen­te del si­glo XX. El Mu­seo de Pon­te­ve­dra le brin­da ho­me­na­je con va­rias ex­po­si­cio­nes.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Conocer Cómo Mirar Un Cuadro... -

1. La com­po­si­ción: la por­ta­da de un li­bro

La pri­me­ra eta­pa ar­tís­ti­ca del po­li­fa­cé­ti­co crea­dor que fue Cas­te­lao des­ta­ca por sus ilus­tra­cio­nes en li­bros y re­vis­tas, di­bu­jos, gra­ba­dos y pin­tu­ras al óleo. Es­te di­bu­jo es una ver­sión, alar­ga­da y sim­pli­fi­ca­da, de la que apa­re­ce como ilus­tra­ción de por­ta­da de la se­gun­da edi­ción del poe­ma­rio Ven­to ma­rei­ro, de Ra­món Ca­ba­ni­llas, pu­bli­ca­do en 1921 y que in­tro­du­jo la lí­ri­ca ga­lle­ga en el si­glo XX, man­te­nien­do vi­vo el mundo li­te­ra­rio ga­lle­go de su tiem­po.

2. In­fluen­cia: es­tam­pa ja­po­ne­sa

La sín­te­sis de ex­pre­si­vi­dad y de­co­ra­ti­vis­mo, las so­lu­cio­nes en la re­pre­sen­ta­ción del mo­vi­mien­to y el es­pa­cio mues­tran la cla­ra in­fluen­cia de la es­tam­pa ja­po­ne­sa, que apa­sio­na­ba a Cas­te­lao. Aquí, con la cor­ti­na de ár­bo­les si­tua­da en el pri­mer tér­mino, el ar­tis­ta ga­lle­go se ins­pi­ra en la com­po­si­ción de Eji­ri en la Pro­vin­cia de Su­ru­ga, una de las cé­le­bres xi­lo­gra­fías de la se­rie Trein­ta y seis vis­tas del mon­te Fu­ji, de Kat­sus­hi­ka Ho­ku­sai.

3. El tí­tu­lo: 'Ven­to ma­rei­ro'

El tí­tu­lo de la obra, Ven­to ma­rei­ro, se ins­pi­ra no so­la­men­te en el li­bro de poe­mas de Ca­ba­ni­llas, sino tam­bién en la de­no­mi­na­ción que se da a su pro­ta­go­nis­ta in­vi­si­ble: el vien­to. Se re­fie­re a un vien­to sua­ve que vie­ne del mar y re­fres­ca­ba las tar­des del ve­rano. No sa­be­mos con cer­te­za a qué lu­gar co­rres­pon­de es­te pai­sa­je ma­rí­ti­mo con sus pi­nos y plan­tas are­na­les, pe­ro po­dría tra­tar­se de una pla­ya cer­ca­na a su Rian­xo na­tal.

4. Téc­ni­ca: tin­ta chi­na

La obra es una de las on­ce que el ar­tis­ta de­po­si­tó per­so­nal­men­te en el Mu­seo de Pon­te­ve­dra en 1929. Es­tá rea­li­za­da so­bre pa­pel con plu­mi­lla y tin­ta chi­na so­bre un fon­do de agua­da. Es­ta téc­ni­ca, prac­ti­ca­da a me­nu­do por Cas­te­lao, per­mi­te al­can­zar una am­plia ga­ma cro­má­ti­ca par­tien­do de un úni­co co­lor de ba­se, que sue­le ser ne­gro o se­pia, o de co­lo­res ocres y ver­do­sos.

5. Lí­neas: es­truc­tu­ra geo­mé­tri­ca

La com­po­si­ción es do­mi­na­da por lí­neas ho­ri­zon­ta­les y ver­ti­ca­les que crean un jue­go geo­mé­tri­co. La ar­mo­nía de las lí­neas ho­ri­zon­ta­les que re­co­rren la obra a di­ver­sas al­tu­ras –em­pe­zan­do por la lí­nea del ho­ri­zon­te, las cres­tas de las olas, la len­gua de are­na que se in­tro­du­ce en el mar a mo­do de mi­ni­pe­nín­su­la y el mu­ro de pie­dra– es brus­ca­men­te in­te­rrum­pi­da por los al­tos y es­ti­li­za­dos tron­cos ver­ti­ca­les de los pi­nos.

6. Na­tu­ra­le­za: uni­da al hom­bre

El hom­bre y la na­tu­ra­le­za se unen en los cua­dros de Cas­te­lao. El vien­to ha­ce que am­bos se mue­van al mis­mo rit­mo y en co­rre­la­ción. Así, mien­tras el vien­to em­pu­ja las olas agi­ta­das ha­cia la pla­ya, los pi­nos más al­tos se in­cli­nan ha­cia la de­re­cha mien­tras que el pai­sano que ca­mi­na, tam­bién en pos­tu­ra en­cor­va­da, da pa­sos pe­sa­dos pa­ra re­sis­tir el em­pu­je de un fuer­te vien­to.

ALFONSO DA­NIEL MA­NUEL RODRÍGUEZ CAS­TE­LAO. VEN­TO MA­REI­RO, CA. 1921. AGUA­DA, TIN­TA, PA­PEL. 23,5 CM X 33 CM. MU­SEO DE PON­TE­VE­DRA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.