"LOS GRAN­DES 'CO­CI­NE­ROS' SON VIET­NA­MI­TAS. SON CO­MER­CIAN­TES NA­TOS, LES DA IGUAL LO QUE VEN­DAN"

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine -

coope­ra­ción en­tre paí­ses so­cia­lis­tas. En esos años vi­nie­ron mu­chos, es­tu­dia­ron y tra­ba­ja­ron aquí, y se que­da­ron. Hoy se de­di­can so­bre to­do al co­mer­cio. Tie­nen pues­tos en los mer­ca­dos. Lo que en otros si­tios son tien­das de chi­nos, aquí los lla­ma­mos 'mer­ca­dos asiá­ti­cos'. XL. Al­gu­nos son co­no­ci­dos por ven­der ar­tícu­los fal­si­fi­ca­dos: va­que­ros, re­lo­jes, ga­fas de sol… P.K. Mu­chos son co­mer­cian­tes na­tos, les da igual lo que ven­dan, lo im­por­tan­te es el di­ne­ro. Y ha­rá ya unos sie­te años, al­gu­nos en­tra­ron en el ne­go­cio del cris­tal. XL. ¿Có­mo se fa­bri­ca el cris­tal? P.K. Es muy fá­cil, co­mo en una re­ce­ta: tó­men­se tan­tos y tan­tos gra­mos de ma­te­ria pri­ma, méz­cle­se bien, co­cí­ne­se du­ran­te dos ho­ras a 120 gra­dos; en es­te plan. XL. ¿No ha­ce fal­ta ser quí­mi­co? P.K. No, en ab­so­lu­to. Tam­po­co ser es­pe­cial­men­te lis­to. So­lo hay que es­tar aten­to pa­ra que la mez­cla no explote. XL. ¿Dón­de se ubi­can los la­bo­ra­to­rios? P.K. La ven­ta­ja de pro­du­cir dro­gas sin­té­ti­cas es que no has de es­tar ata­do a un si­tio con­cre­to. No cul­ti­vas plan­tas. El vier­nes pro­du­ces en una ca­sa, tres días más tar­de te mu­das a otra, lue­go a un só­tano. He­mos lle­ga­do a en­con­trar una 'co­ci­na' en mi­nia­tu­ra en el ma­le­te­ro de un co­che. XL. ¿De dón­de pro­ce­den los in­gre­dien­tes? P.K. El in­gre­dien­te bá­si­co es la efedrina o, en su de­fec­to, la pseu­do­efe­dri­na, pre­sen­te en mu­chos an­ti­gri­pa­les. An­tes se con­se­guían en las far­ma­cias, has­ta que las au­to­ri­da­des se die­ron cuen­ta de que la ma­yo­ría no aca­ba­ban en ma­nos

' CO­CI­NE­ROS' DE AN­DAR POR CA­SA

Los po­li­cías che­cos en­cuen­tran prác­ti­ca­men­te a dia­rio la­bo­ra­to­rios de cris­tal co­mo el de la ima­gen: ca­si siem­pre en vi­vien­das, só­ta­nos e in­clu­so en el ma­le­te­ro de co­ches. El equi­po ne­ce­sa­rio pa­ra fa­bri­car la dro­ga es bas­tan­te fá­cil de con­se­guir. Pa­ra pre­pa­rar un pe­que­ño ali­jo, ape­nas se ne­ce­si­tan una bo­te­lla de plás­ti­co, una ba­te­ría de li­tio, sal, al­gu­nos pro­duc­tos de co­ci­na y pseu­do­efe­dri­na. de en­fer­mos, sino en la­bo­ra­to­rios de me­tan­fe­ta­mi­na. Des­de en­ton­ces, la ven­ta en far­ma­cias es­tá li­mi­ta­da. Los fa­bri­can­tes se fue­ron a Po­lo­nia, pe­ro allí tam­bién apro­ba­ron le­yes al res­pec­to. Aho­ra bus­can la ma­te­ria pri­ma en Tur­quía. XL. Pa­re­ce frus­tran­te. P.K. Sí, es una rue­da que nun­ca se de­tie­ne. XL. ¿Có­mo sa­can el cris­tal del país? P.K. En co­che, en tren... La es­con­den en cual­quier par­te: bol­sas, ori­fi­cios cor­po­ra­les; su crea­ti­vi­dad no co­no­ce lí­mi­tes. Ha ha­bi­do ca­sos de pa­que­tes de me­tan­fe­ta­mi­na ad­he­ri­dos con ima­nes a los ba­jos del vehícu­lo, de tal ma­ne­ra que per­so­nas inocen­tes cru­za­ban la fron­te­ra con la dro­ga sin sa­ber­lo. Al­gu­nos di­cen que tam­bién es­tán usan­do pa­lo­mas men­sa­je­ras. XL. ¿Por qué cree que el cris­tal se ha vuel­to tan po­pu­lar? P.K. Es ba­ra­to, com­pa­ra­do con otras sus­tan­cias, y cua­dra per­fec­ta­men­te con es­tos tiem­pos. A la gen­te se le exi­ge ca­da vez más en­tre­ga, más ener­gía, más re­sis­ten­cia, y la me­tan­fe­ta­mi­na te da la sen­sa­ción de te­ner una ener­gía inago­ta­ble: los que la con­su­men duer­men me­nos, tra­ba­jan más, man­tie­nen re­la­cio­nes se­xua­les du­ran­te más tiem­po. XL. Y, a la vez, es una dro­ga in­creí­ble­men­te pe­li­gro­sa... P.K. Es muy adic­ti­va. Al­gu­nos mé­di­cos di­cen que bas­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.