Có­mo mi­rar un cua­dro.

La ca­pi­tal fran­ce­sa, mo­tor de las van­guar­dias, protagoniza una gran ex­po­si­ción en el Mu­seo Gug­gen­heim de Bil­bao.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario -

Le Mou­lin de La Ga­let­te, de Pa­blo Pi­cas­so.

El cua­dro mues­tra una no­che en el Mou­lin de la Ga­let­te, un mo­lino de vien­to con­ver­ti­do en sa­la de bai­le que se en­cuen­tra en el co­ra­zón de Mont­mar­tre, mí­ti­co ba­rrio ar­tís­ti­co de Pa­rís. Pin­to­res, es­cul­to­res, mú­si­cos, poe­tas, pros­ti­tu­tas y obre­ros de la ca­pi­tal fran­ce­sa po­bla­ban las ani­ma­das no­ches de es­te tem­plo de la es­ce­na bohe­mia. Es­ta es la pri­me­ra obra de Pa­blo Pi­cas­so en Pa­rís, adon­de lle­gó en 1900 pa­ra vi­si­tar la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal.

2. El pre­cio: ase­qui­ble

Pi­cas­so te­nía 19 años cuan­do pin­tó el cua­dro, una obra con una pers­pec­ti­va asi­mé­tri­ca que ha­ce sur­gir ca­ras por to­das par­tes. El lien­zo pa­só por va­rias ma­nos an­tes de ser fi­nal­men­te do­na­do por Jus­tin K. Thannhauser a la Co­lec­ción Gug­gen­heim. La pri­me­ra com­pra­do­ra fue Bert­he Weill, una co­no­ci­da marchante de ar­te de la épo­ca que lo re­ven­dió por 250 fran­cos de en­ton­ces, que son al­go me­nos de 800 eu­ros ac­tua­les.

3. In­fluen­cia: Tou­lou­selau­trec

La es­ce­na re­cuer­da a las obras de Hen­ri de Tou­lou­se-lau­trec, pe­ro en ver­sión más os­cu­ra. La par­te más ilu­mi­na­da es la de las tres mu­je­res en la zo­na fron­tal iz­quier­da. Nin­gu­na pa­re­ce pres­tar aten­ción a su ob­ser­va­dor, sus mi­ra­das no se di­ri­gen ha­cia el es­pec­ta­dor. Una de ellas su­su­rra al­gún se­cre­to al oí­do de su ami­ga, que es­cu­cha con mu­cha aten­ción, mien­tras la mu­jer del pri­mer plano pa­re­ce di­ver­tir­se so­la.

4. El bai­le: pa­re­jas mix­tas

Un se­gun­do gru­po de per­so­nas es­tá ubi­ca­do en medio de la pis­ta de bai­le. Al­gu­nas de las pa­re­jas so­bre la pis­ta es­tán for­ma­das por dos mu­je­res, si­tua­das jus­to en el cen­tro de la com­po­si­ción; otras son mix­tas. Tres hom­bres sin pa­re­ja de bai­le, si­tua­dos en el mar­gen de la iz­quier­da, ob­ser­van la es­ce­na des­de una po­si­ción más al­ta. Sus al­tos som­bre­ros de co­pa des­ta­can so­bre la mul­ti­tud.

5. Co­lor: sin mez­clar

Los co­lo­res son in­ten­sos y cá­li­dos. El ambiente es te­ne­bro­so, ilu­mi­na­do so­la­men­te por unas lám­pa­ras que emi­ten una tí­mi­da luz ama­ri­lla. El ver­de pre­si­de el fon­do. La obra es­tá do­mi­na­da por co­lo­res sin mez­clar: ne­gro, blan­co, ver­de, azul y, so­bre to­do, ro­jo. El pun­to más pe­ne­tran­te es el ro­pa­je ro­jo de la fi­gu­ra sen­ta­da en la me­sa, ilu­mi­na­da por una luz que se re­fle­ja en el man­tel.

6. Pin­ce­la­das: rá­pi­das

Las pin­ce­la­das son rá­pi­das y frenéticas: con muy po­cas re­pre­sen­ta el ja­rrón y el va­so que es­tán so­bre la me­sa. Pi­cas­so uti­li­za tra­zos es­pon­tá­neos y lar­gos pa­ra re­crear un vestido en mo­vi­mien­to, y con una so­la pin­ce­la­da ca­si rec­ta pin­ta los la­bios ro­jos de las mu­je­res. Al­gu­nos ros­tros, ca­ri­ca­tu­res­cos y con con­tor­nos po­co cla­ros, re­cuer­dan al ex­pre­sio­nis­mo ale­mán.

LE MOU­LIN DE LA GA­LET­TE, 1900 / ÓLEO SO­BRE TE­LA / DI­MEN­SIONS / SO­LO­MON R. GUG­GEN­HEIM MU­SEUM, NEW YORK THANNHAUSER CO­LLEC­TION, GIFT, JUS­TIN K. THANNHAUSER, 1978 / COPY­RIGHT: 2016 ES­TA­TE OF PA­BLO PI­CAS­SO / AR­TISTS RIGHTS SO­CIETY (ARS), NEW YORK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.