Le­jos de la te­la de ara­ña.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Correo -

Co­mo ca­da ma­ña­na, me dis­pu­se a lle­var a ca­bo la mar­cha al ob­je­to de per­der los ki­los que ya me van so­bran­do. Esa ma­ña­na me aden­tré más de lo ha­bi­tual por cam­po abier­to. De pron­to, me vi ro­dea­da por un gran nú­me­ro de ove­jas. Ca­si me di de bru­ces con el pas­tor. Le di los bue­nos días y él me res­pon­dió con una son­ri­sa. Po­co a po­co, se ini­ció una cu­rio­sa con­ver­sa­ción. Te­nía 42 años, pe­ro por sus ma­nos sar­men­to­sas y su ros­tro re­ple­to de arru­gas pa­re­cía que te­nía más de 60. Me di­jo que vi­vía en una pe­da­nía cer­ca­na, sin ra­dio ni te­le­vi­sión, pe­ro que te­nía un po­zo que da­ba un agua muy fres­qui­ta. Le pre­gun­té si sa­bía lo que pa­sa­ba en el mun­do, con el Go­bierno es­pa­ñol y otros asun­tos de dis­tin­ta ín­do­le. Me di­jo que no en­ten­día na­da de lo que le ha­bla­ba, que so­lo le in­tere­sa­ba su ga­na­do y Co­co, su pe­rro guardián. Mien­tras vol­vía ca­mino de ca­sa, pen­sé que aquel hom­bre no era un ig­no­ran­te, sino un ser pri­vi­le­gia­do; la Pro­vi­den­cia le ha­bía da­do una vi­da exen­ta de los gran­des en­re­dos con que cier­tos ur­ba­ni­tas te­jen sin es­crú­pu­los su lú­gu­bre y re­vuel­ta te­la de ara­ña. Aquel hom­bre me pa­re­ció ser in­men­sa­men­te fe­liz. PALOMA BE­NÍ­TEZ SÁN­CHEZ. MÁ­LA­GA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.