Blan­ca y el ar­te de re­ci­bir

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Especial Deco La Anfitriona -

BLAN­CA SUEL­VES es, so­bre to­do, una mu­jer pau­sa­da. Va y vie­ne, su­per­vi­sa, pre­gun­ta, or­ga­ni­za, es­tá pen­dien­te de ca­da de­ta­lle. Des­de ha­ce más de vein­te años cui­da del pa­la­ce­te de cam­po de So­to Mo­za­na­que (Ma­drid) que per­te­ne­ce a la fa­mi­lia del du­que de Al­bur­quer­que, su ma­ri­do. Una ca­sa se­ño­rial con­ver­ti­da aho­ra en el lu­gar don­de mu­chas fa­mi­lias de la bur­gue­sía ma­dri­le­ña ce­le­bran sus bo­das, co­mu­nio­nes o bau­ti­zos, o mar­cas im­por­tan­tes, pre­sen­ta­cio­nes y fies­tas de so­cie­dad. Nues­tra an­fi­trio­na si­gue con­ser­van­do esa be­lle­za pá­li­da y sua­ve que la con­vir­tió en la chi­ca de mo­da, en los años ochen­ta, cuan­do ape­nas te­nía vein­te años; y, más tar­de, en pre­sen­ta­do­ra de los pri­me­ros programas de mo­da en di­rec­to. «Me ga­na­ba un di­ne­ro, cuan­do era jo­ven, ha­cien­do tra­ba­jos de mo­da, pe­ro nun­ca me con­si­de­ré una mo­de­lo, por­que tam­po­co te­nía las con­di­cio­nes pa­ra ser­lo. Siem­pre fue de una ma­ne­ra muy even­tual», ase­gu­ra, con la mis­ma tran­qui­li­dad y na­tu­ra­li­dad con la que po­ne siem­pre có­mo­do al in­ter­lo­cu­tor.

Xl­se­ma­nal. Cuan­do era jo­ven­ci­ta, ¿qué le gus­ta­ba ha­cer? ¿Có­mo pen­sa­ba en su fu­tu­ro? Blan­ca Suel­ves. Me hu­bie­se gus­ta­do Me gus­ta re­ci­bir… «Siem­pre de una ma­ne­ra in­for­mal. Sen­ta­dos o en bu­fé, de­pen­de del nú­me­ro de per­so­nas, pe­ro me gus­ta que la gen­te es­té re­la­ja­da y no me im­por­ta que ca­da uno ven­ga ves­ti­do co­mo me­jor se sien­ta».

En mis me­sas siem­pre hay… «Flo­res na­tu­ra­les, so­bre to­do sil­ves­tres; ra­mas; y ve­las por la no­che».

Mi es­ti­lo es… «Soy muy clá­si­ca. Me gus­ta sa­car par­ti­do a las co­sas que ten­go, no tra­to de es­tar a la úl­ti­ma. Me gus­ta una va­ji­lla blan­ca, en ve­rano, y blan­ca y azul in­gle­sa, en in­vierno. Las ser­vi­lle­tas de hi­lo en blan­co; y la cris­ta­le­ría, tam­bién clá­si­ca. Nun­ca pon­go man­tel, so­lo in­di­vi­dua­les, y muy de jar­dín: de pa­ja o de rat­tán, de te­ji­dos na­tu­ra­les».

Pa­ra crear un buen am­bien­te… «Una son­ri­sa, buen hu­mor. Que no se no­te si has pa­sa­do un día ago­ta­dor».

Pa­ra or­ga­ni­zar­me… «Tra­to de que no coin­ci­da con fe­chas im­por­tan­tes (¡co­mo una fi­nal de fút­bol!) y pien­so las co­sas con an­te­la­ción».

Una épo­ca bo­ni­ta pa­ra una ce­le­bra­ción… «El in­vierno es una op­ción pre­cio­sa, por­que el cam­po es una ma­ra­vi­lla, y con las chi­me­neas en­cen­di­das se crea un am­bien­te muy má­gi­co».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.