Sin mo­ver­me de ca­sa

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Correo - MA­NUEL GAR­CÍA CAS­TRO.

Cuen­ta la anéc­do­ta que cuan­do Dió­ge­nes sa­lía de su to­nel por las ca­lles de Ate­nas con una lin­ter­na en­cen­di­da a pleno sol, lo ha­cía bus­can­do un hom­bre jus­to que –in­si­nua­ba– no exis­tía (aún no ha­bía lle­ga­do Tsi­pras). Mu­cho me te­mo que eso es lo que nos es­pe­ra a los es­pa­ño­les pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes: ten­dre­mos que pro­veer­nos de una lin­ter­na que nos ilu­mi­ne, a ver si en­con­tra­mos el par­ti­do me­nos ma­lo, por­que el bueno no exis­te. Pa­so de quien di­ce que va a so­lu­cio­nar mis pro­ble­mas, y tra­ta­ré de bus­car más bien a quien con­si­de­re que no me los va a

agra­var más. Por­que cuan­do se ha cum­pli­do ya un año de los go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les y au­to­nó­mi­cos que nos pro­me­tie­ron la fe­li­ci­dad ple­na, más allá de los es­tó­ma­gos agra­de­ci­dos que abre­van a su ve­ra (no me­nos de co­mo an­tes abre­va­ban los ami­gos de la «cas­ta»), las me­di­das que to­ma­ron so­lo me sir­vie­ron pa­ra des­cu­brir por qué se lla­man 'Ma­reas': tie­nen el don de ma­rear­nos. Me cam­bia­ron de do­mi­ci­lio sin ne­ce­si­dad de con­tra­tar ca­mión de mu­dan­zas. Y el ma­reo me da al cons­ta­tar que ten­go que re­no­var to­da la do­cu­men­ta­ción, aun­que mi ca­sa si­gue es­tan­do don­de es­ta­ba, pe­ro eso sí, con un nom­bre en el ca­lle­je­ro mu­cho más de­mo­crá­ti­co. Es de­cir, cam­bié de do­mi­ci­lio sin mo­ver­me de ca­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.