"Me gus­ta mu­cho es­cri­bir. De he­cho, me he gas­ta­do más di­ne­ro del que de­bie­ra en al­gu­nos pro­yec­tos"

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine En Portada -

Aa­ca­ba de cum­plir 25 años de pro­fe­sión, pe­ro la fa­ma le vino por su par­ti­ci­pa­ción en se­ries co­mo Com­pa­ñe­ros, Hos­pi­tal Cen­tral, A tor­tas con la vi­da, Sin te­tas no hay pa­raí­so, Amar es pa­ra siem­pre, Vel­vet o Gran Re­ser­va. Ar­man­do es­tá ca­sa­do con la ac­triz Laia Alemany, con quien tie­ne una hi­ja. Es­te ve­rano se es­tre­na en el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Tea­tro Clá­si­co de Mé­ri­da in­ter­pre­tan­do a He­fes­tión, en la obra Ale­jan­dro Magno, del 13 al 17 de ju­lio. Xlse­ma­nal. Lo veo mu­cho más jo­ven sin bar­ba. Ar­man­do del Río. Sí. Lo es­ta­ba desean­do. Aun­que en la ca­be­za ten­go al­gu­nas ca­nas, la bar­ba me sa­lió blan­ca.

XL. ¡Co­mo a Ra­joy! A lo me­jor va a ser ver­dad que no se ti­ñe el pe­lo y nos sa­ca us­ted de du­das [ri­sas].

A.R. [Ríe]. Pues no sé qué de­cir por­que hay ve­ces que pa­sa eso: que el pe­lo de la bar­ba sa­le su­per­blan­co y el de arri­ba se man­tie­ne os­cu­ro. De to­das for­mas, los de­ba­tes na­cio­na­les de­be­rían ser so­bre otros te­mas más in­tere­san­tes que el co­lor del pe­lo de Ra­joy [ríe].

XL. En 1992 de­bu­tó en el ci­ne con Ja­món, ja­món. A.R. Fue un pa­pel se­cun­da­rio, pe­ro un buen prin­ci­pio. Des­de en­ton­ces has­ta hoy ha llo­vi­do mu­cho.

XL. Ha tra­ba­ja­do en las me­jo­res se­ries de te­le­vi­sión, en tea­tro, pe­lí­cu­las, cor­tos…

A.R. Y he con­se­gui­do vi­vir de es­to, que no es po­co: aun­que unas ve­ces he so­bre­vi­vi­do y otras he vi­vi­do muy bien, de to­do ha ha­bi­do.

XL. Su re­la­ción con el tea­tro ha si­do in­ten­sa: lo ha es­cri­to, lo ha pro­du­ci­do y lo ha in­ter­pre­ta­do. ¿Una for­ma de no te­ner que es­pe­rar a que lo lla­men? A.R. Lo he he­cho por­que me gus­ta mu­cho es­cri­bir. De he­cho, me he gas­ta­do más di­ne­ro del que de­bía po­nien­do en mar­cha al­gu­nos pro­yec­tos. Me gus­ta la so­le­dad del es­cri­tor por­que, lue­go, el tra­ba­jo de ac­tor es muy de equi­po y de es­tar co­no­cien­do siem­pre gen­te, y a mí eso no se me da muy bien.

XL. ¿Es tí­mi­do? A.R. Con el tiem­po voy de­jan­do de ser­lo. Lo que no ten­go es esa fa­ci­li­dad pa­ra re­la­cio­nar­me con la gen­te que tie­nen mu­chos de mis com­pa­ñe­ros. Es ver­dad que los ac­to­res te­ne­mos una sen­si­bi­li­dad es­pe­cial, y eso nos lle­va a creer­nos que te­ne­mos más pro­ble­mas de los que real­men­te te­ne­mos.

XL. Y es­te año lo ve­re­mos en el Fes­ti­val de Mé­ri­da con Ale­jan­dro Magno.

A.R. Es­toy en­can­ta­do de la vi­da. Yo in­ter­pre­to a He­fes­tión.

XL. ¿Có­mo era real­men­te la re­la­ción en­tre ellos?

A.R. He­fes­tión era un ge­ne­ral ma­ce­do­nio que acom­pa­ña­ba a Ale­jan­dro en sus aven­tu­ras por Asia. Di­ga­mos que tu­vie­ron una re­la­ción muy ín­ti­ma que ha da­do lu­gar a mu­chas in­ter­pre­ta­cio­nes.

XL. A su hi­ja Al­ma, que en ju­lio cum­ple un año, ¿qué fu­tu­ro le es­pe­ra?

A.R. Me gus­ta­ría de­cir que el que ella qui­sie­ra; pe­ro lo tie­ne un po­co jo­di­do por­que, de aquí a unos años, vie­nen 'va­cas fla­cas' y más pro­ble­mas de los que me gus­ta­ría con la eco­no­mía, con el cli­ma, con los re­fu­gia­dos, con los sal­va­pa­trias y sal­va­paí­ses… El fu­tu­ro a cor­to y me­dio pla­zo no pin­ta de­ma­sia­do bien.

XL. ¿Le gus­ta­ría que fue­ra ac­triz? A.R. No mu­cho, me gus­ta­ría que fue­ra científica y voy a ver si la em­pu­jo un po­qui­to por ahí cuan­do lle­gue el mo­men­to.

CA­MI­SA y COR­BA­TA, de Brooks Brot­hers; PAN­TA­LÓN, de Cre­mieux, y CIN­TU­RÓN, de Le­vi's.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.