EX­PE­DI­CIÓN FO­TO­GRÁ­FI­CA

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Co­no­cer Bio­lo­gía -

SIN EM­BAR­GO, ¿QUIÉN, APAR­TE de los bió­lo­gos, se preo­cu­pa de ese mun­do fu­gaz que va a la de­ri­va al rit­mo de las co­rrien­tes ma­ri­nas? Des­de ha­ce 13 años, la cé­le­bre go­le­ta Ta­ra ha apro­ve­cha­do sus me­diá­ti­cas ex­pe­di­cio­nes al­re­de­dor del glo­bo pa­ra dar a co­no­cer el asun­to, pe­ro po­pu­la­ri­zar la cien­cia no es su­fi­cien­te. Di­rec­tor de in­ves­ti­ga­ción emé­ri­to en el Cen­tro Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­ción Cien­tí­fi­ca de Francia (CNRS), Ch­ris­tian Sar­det ha­ce seis años se pu­so co­mo ob­je­ti­vo –jun­to con Los Ma­cro­nau­tas, ar­tis­tas es­pe­cia­li­za­dos en do­cu­men­ta­les– apli­car las téc­ni­cas de ima­gen que uti­li­za­ba en el la­bo­ra­to­rio pa­ra cap­tar y des­ve­lar la ex­tra­or­di­na­ria va­rie­dad de for­mas, co­lo­res y com­por­ta­mien­tos de es­te bes­tia­rio ma­rino, im­po­si­ble de de­tec­tar en su ma­yor par­te por el ojo hu­mano. Aho­ra ex­po­ne su tra­ba­jo en una ex­po­si­ción en la Fun­da­ción Car­tier, en Pa­rís, una mues­tra que an­tes ha es­ta­do en Ja­pón.

«Cuan­do lle­gué al fi­nal de mi ca­rre­ra cien­tí­fi­ca –nos ex­pli­ca Sar­det–, les di­je a mis co­le­gas de la ex­pe­di­ción Ta­ra Oceans que in­ten­ta­ría, a par­tir de en­ton­ces, dar a co­no­cer el mun­do del planc­ton al pú­bli­co a tra­vés de la ima­gen, por me­dio del en­cuen­tro en­tre la cien­cia y el ar­te. En el si­glo XIX, el ale­mán Ernst Haec­kel con­si­guió po­pu­la­ri­zar la cues­tión gra­cias a la pu­bli­ca­ción de sus di­bu­jos de ra­di­la­rios (una es­pe­cie de planc­ton), eran los pri­me­ros de ese ti­po y sus­ci­ta­ron en aque­lla épo­ca mu­cho in­te­rés». Las fo­tos rea­li­za­das por Ch­ris­tian Sar­det mues­tran una di­ver­si­dad in­sos­pe­cha­da. Es­fe­ras iri­dis­cen­tes, ani­llos en­ro­lla­dos, fi­gu­ras geo­mé­tri­cas lu­mi­nis­cen­tes, ve­los iri­sa­dos, mons­truos en mi­nia­tu­ra… «De­ci­dí uti­li­zar siem­pre un fon­do ne­gro, que per­mi­te des­ta­car to­dos los ma­ti­ces de los co­lo­res y los de­ta­lles de las for­mas más com­ple­jas», ex­pli­ca el in­ves­ti­ga­dor-fo­tó­gra­fo.

SI­FO­NÓ­FO­ROS MUY POÉ­TI­COS.

Sus nom­bres son tan ra­ros y poé­ti­cos co­mo ex­tra­va­gan­tes y di­ver­sas sus for­mas. Co­co­li­tó­fo­ros y dia­to­meas, fo­ra­mi­ní­fe­ros y que­tog­na­tos, ra­di­la­rios y apen­di­cu­la­rios, si­fo­nó­fo­ros y ph­ro­ni­mas, pi­ro­so­mas y pro­tis­tas… Sin con­tar los in­nu­me­ra­bles vi­rus y bac­te­rias de to­do pe­la­je. «Es el eco­sis­te­ma más di­ver­so, el más com­ple­jo y el más an­ti­guo del pla­ne­ta –afir­ma Ch­ris­tian Sar­det–. En­glo­ba des­de or­ga­nis­mos mi­cros­có­pi­cos has­ta los si­fo­nó­fo­ros, del­ga­dos fi­la­men­tos que pue­den me­dir has­ta ¡cin­cuen­ta me­tros de lar­go!». Sim­bio­sis, pa­ra­si­tis­mo, de­pre­da­ción o fo­to­sín­te­sis: to­dos los com­por­ta­mien­tos y to­das las es­tra­te­gias del mun­do vi­vo se en­cuen­tran en es­ta fau­na y es­ta flo­ra mi­nús­cu­las. La ma­yo­ría de las imá­ge­nes ex­pues­tas se to­mó en el Ob­ser­va­to­rio Ocea­no­grá­fi­co

Es el ci­mien­to de la ca­de­na ali­men­ta­ria y pro­du­ce tan­to oxí­geno co­mo el con­jun­to de la ve­ge­ta­ción de la tie­rra emer­gi­da

de Vi­lle­fran­che-sur-mer (Al­pes ma­rí­ti­mos), el feudo del bió­lo­go fran­cés. Pe­ro otras, iné­di­tas, son el re­sul­ta­do de un tra­ba­jo rea­li­za­do en la Es­ta­ción Bio­ló­gi­ca de Shi­mo­da, so­bre or­ga­nis­mos ob­te­ni­dos en aguas ja­po­ne­sas. Nos equi­vo­ca­ría­mos gra­ve­men­te si des­pre­ciá­ra­mos es­te uni­ver­so in­vi­si­ble. So­bre sus hom­bros des­can­san los gran­des equi­li­brios bio­geo­ló­gi­cos del pla­ne­ta.

LOS CI­MIEN­TOS DE LA VI­DA

Su pe­so re­pre­sen­ta más del 95 por cien­to de to­da la bio­ma­sa pre­sen­te en los océa­nos. Su par­te ve­ge­tal for­ma el ci­mien­to de la ca­de­na ali­men­ta­ria. Bom­bea mi­les de mi­llo­nes de to­ne­la­das de gas car­bó­ni­co a la at­mós­fe­ra y pro­du­ce tan­to oxí­geno co­mo el con­jun­to de la ve­ge­ta­ción de la tie­rra emer­gi­da. «Ca­da una de nues­tras res­pi­ra­cio­nes es un re­ga­lo del planc­ton», es­cri­be Ch­ris­tian Sar­det

El si­fo­nó­fo­ro Hip­po­po­dius hip­po­pus se trans­for­ma en más o me­nos trans­pa­ren­te se­gún le con­ven­ga. CA­MU­FLA­JE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.