Zoom.

NA­DIE ES CA­PAZ DE RE­COR­DAR TO­DOS LOS CÓ­DI­GOS DE SUS TAR­JE­TAS Y DIS­PO­SI­TI­VOS. LA BIOMETRÍA TIE­NE LA SO­LU­CIÓN. PE­RO NO SO­LO NOS ESCANEARÁN EL IRIS. ¡VAN A MEDIRNOS HAS­TA EL TA­MA­ÑO DEL OÍ­DO ME­DIO!

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario - E. F.

Las con­tra­se­ñas y los pins tie­nen los días con­ta­dos: el re­co­no­ci­mien­to bio­mé­tri­co lle­ga pa­ra que­dar­se.

Tie­ne us­ted –co­mo re­co­mien­dan– una con­tra­se­ña pa­ra ca­da cuen­ta y la cam­bia con fre­cuen­cia? Goo­gle quie­re aca­bar con es­ta pe­sa­da obli­ga­ción. Y apues­ta en su lu­gar por el re­co­no­ci­mien­to fa­cial, de voz o in­clu­so de la ve­lo­ci­dad a la que un usua­rio te­clea. Mas­te­rcard tam­bién tra­ba­ja ya en esa mis­ma lí­nea. Y es po­si­ble que al­gún día bas­te un sel­fie

pa­ra iden­ti­fi­car­nos y au­to­ri­zar un pa­go. Los con­tra­tiem­pos pa­sa­rían en ese ca­so por ver si el sis­te­ma sa­bría re­co­no­cer­nos si nos cam­bia­mos de ga­fas. Los pro­ble­mas, en cam­bio, son más se­rios, ya que es­tos re­co­no­ci­mien­tos bio­mé­tri­cos nos ex­po­nen tam­bién a nue­vas ame­na­zas. En sep­tiem­bre pa­sa­do, por po­ner un ca­so, la en­ti­dad en­car­ga­da de cus­to­diar las hue­llas dac­ti­la­res di­gi­ta­li­za­das de los tra­ba­ja­do­res fe­de­ra­les de Es­ta­dos Uni­dos re­co­no­ció un ro­bo ma­si­vo de esas iden­ti­da­des du­ran­te

el gran ci­be­ra­ta­que que su­frió en di­ciem­bre de 2014: ha­bla­mos de 5,6 mi­llo­nes de hue­llas di­gi­ta­les de sus tra­ba­ja­do­res, se­gún el co­mu­ni­ca­do del pro­pio or­ga­nis­mo pu­bli­ca­do en el New York Times. El aba­ni­co de de­li­tos pa­ra los que esos da­tos pue­den ser­vir des­ani­ma. Por ello, in­ves­ti­ga­do­res y em­pre­sas tra­ba­jan en me­jo­rar ca­da vez más la se­gu­ri­dad de los pro­ce­di­mien­tos que bus­can des­te­rrar las con­tra­se­ñas. Aquí van al­gu­nos de ellos. La au­to­ri­za­ción pre­sen­cial, y no a dis­tan­cia, pa­re­ce cla­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.