La me­sa gran­de

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine Cartas -

So­lo es­ta­ban los pla­tos y cu­bier­tos en el lu­gar de la me­sa que so­lía ocu­par, pe­ro su pre­sen­cia se in­tuía… Víc­ti­ma de un cán­cer, de­ci­dió en su día aban­do­nar el hos­pi­tal y mo­rir en su ca­sa. En su úl­ti­mo via­je en co­che, mien­tras yo con­du­cía, me dio una lec­ción de va­len­tía y dig­ni­dad an­te su muer­te. Lo que de­cía, pe­ro so­bre to­do lo que ca­lla­ba, me ha­cía un nu­do en la gar­gan­ta que se me re­pro­du­ce siem­pre que lo re­cuer­do. Mu­rió en 2003 y des­de en­ton­ces no ha­bía­mos vuel­to a uti­li­zar la me­sa gran­de del sa­lón pa­ra las co­mi­das fa­mi­lia­res; nos bas­ta­ba la de la co­ci­na. Pe­ro la vi­da no se de­tie­ne por na­da ni por na­die. Nue­vas in­cor­po­ra­cio­nes a la fa­mi­lia (no­vios, nie­tos…) han vuel­to a ha­cer ne­ce­sa­ria la me­sa gran­de del sa­lón. Qui­zá nos acor­da­mos más de las per­so­nas que que­re­mos cuan­do se van. A mí me pa­sa. Tam­bién a uno de mis her­ma­nos: pu­so los cu­bier­tos en la ca­be­ce­ra de la me­sa huér­fa­na y cuan­do nos sen­ta­mos a co­mer, to­dos mi­ra­mos ha­cia allí. Mi otro her­mano pu­so un tro­zo de pan en su pla­to va­cío. Mi pa­dre se ha­cía pre­sen­te por mo­men­tos y nos acom­pa­ñó to­do el día. Na­die se mue­re del to­do mien­tras al­guien le re­cuer­de. AN­TO­NIO A. FRA­GA SÁN­CHEZ. LA CO­RU­ÑA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.