He­ri­das sin cu­rar

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Correo - AN­TO­NIO JO­SÉ GAR­CÍA GÓ­MEZ. VILLAFRANCA DE LOS BA­RROS (BADAJOZ)

Me cau­só un gran do­lor en­te­rar­me de que, cuan­do vie­ne al pue­blo, no sa­le de ca­sa: no quie­re sa­ber na­da de es­te lu­gar que lo vio na­cer y cre­cer. Y to­do por ha­ber­se sen­ti­do 'ma­cha­ca­do' por com­pa­ñe­ros crue­les que nun­ca acep­ta­ron su di­fe­ren­cia y es­ta so­lo les ofre­cía una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra la di­ver­sión y la bur­la. Me cau­só un gran do­lor por­que tam­bién fue alumno mío. En mis años de co­le­gio te­nía yo un com­pa­ñe­ro que por su ex­tre­ma del­ga­dez era la dia­na per­fec­ta pa­ra los aman­tes del me­nos­pre­cio. Al ce­le­brar los 25 años de nues­tra des­pe­di­da, él no es­tu­vo y lo en­tien­do. Qui­zá aquel chi­co hoy hu­bie­ra si­do aten­di­do de otra for­ma y aque­llos que lo pi­so­tea­ban ha­brían si­do co­rre­gi­dos de su te­rri­ble error. He co­men­za­do ya un nue­vo cur­so y re­cuer­do ca­da día a ese mu­cha­cho que no es ca­paz de sa­lir de su ca­sa o a aquel que des­gra­cia­da­men­te se li­be­ró al des­pe­dir­se de no­so­tros. Esas he­ri­das tam­po­co a mí se me han cu­ra­do.

"Cuan­do la ge­nia­li­dad se au­sen­ta, un par­ti­do de te­nis vie­ne a ser co­mo un de­ba­te de in­ves­ti­du­ra pa­ra pre­si­den­te"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.