Evan­gé­li­cos a la con­quis­ta de Amé­ri­ca

Su vo­to es de­ci­si­vo. Lo ha si­do en la elec­ción de Trump y en el 'no' de Co­lom­bia a la paz con las FARC. Por si fue­ra po­co, aca­ban de ga­nar la Al­cal­día de Río de Ja­nei­ro y ya pien­san en la Pre­si­den­cia de Bra­sil... Así es su asal­to al po­der.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine Afondo - POR PRIS­CI­LA GUILAYN

AL­GÚN DÍA, los evan­gé­li­cos ele­gi­rán a un pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca y tra­ba­ja­rá por no­so­tros y por nues­tras igle­sias pa­ra cum­plir la mi­sión que, des­de ha­ce 2000 años, es nues­tro ma­yor desafío: lle­var el Evan­ge­lio a to­das las na­cio­nes de la Tie­rra». Ex­pre­sa­da ha­ce cin­co años, la pro­me­sa del obis­po evan­gé­li­co bra­si­le­ño Mar­ce­lo Cri­ve­lla –ac­tual al­cal­de elec­to de Río de Ja­nei­ro– pa­re­ce ca­da vez me­nos des­ca­be­lla­da. La vic­to­ria de Cri­ve­lla, ex­se­na­dor y an­ti­guo mi­nis­tro de la des­ti­tui­da pre­si­den­ta Dil­ma Rous­seff, en la me­ga­ló­po­lis bra­si­le­ña su­po­ne un pun­to de in­fle­xión en las as­pi­ra­cio­nes po­lí­ti­cas evan­gé­li­cas en el con­ti­nen­te ame­ri­cano. Des­de los años ochen­ta y no­ven­ta, la in­fluen­cia po­lí­ti­ca de las igle­sias evan­gé­li­cas en la re­gión ha vi­vi­do una pro­gre­sión as­cen­den­te, en mu­chos ca­sos con el ob­je­ti­vo de­cla­ra­do de al­can­zar el po­der. Su ex­tre­mo con­ser­va­du­ris­mo y re­li­gio­si­dad, sin em­bar­go, ha­bían pro­vo­ca­do hasta aho­ra el re­cha­zo de los vo­tan­tes ha­cia to­dos aque­llos par­ti­dos y can­di­da­tos que de­cla­ra­ban su con­fe­sio­na­li­dad. Cri­ve­lla ha tras­pa­sa­do ese lí­mi­te. Y de qué for­ma. Por­que, ade­más de ser obis­po de uno de los cre­dos evan­gé­li­cos más po­de­ro­sos –la Igle­sia Uni­ver­sal del Reino de Dios: un in­men­so im­pe­rio eco­nó­mi­co y re­li­gio­so con más de 12 mi­llo­nes de fie­les re­par­ti­dos por unos 200 paí­ses–, su for­ma­ción, el Par­ti­do Re­pu­bli­cano Bra­si­le­ño (PRB), es el bra­zo po­lí­ti­co de su con­gre­ga­ción. «Hasta aho­ra, es­tas can­di­da­tu­ras siem­pre to­ca­ban te­cho –ex­pli­ca el an­tro­pó­lo­go Ro­nal­do Al­mei­da, de la Uni­ver­si­dad Uni­camp de São Pau­lo, es­tu­dio­so de la Uni­ver­sal des­de ha­ce dos dé­ca­das–. Cri­ve­lla, sin em­bar­go, ha su­pe­ra­do ese re­cha­zo ha­cia los evan­gé­li­cos. Y es­ta es la gran no­ve­dad». Con la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca en el pun­to de mi­ra, el ejem­plo bra­si­le­ño po­dría ex­ten­der­se por un con­ti­nen­te don­de la fuer­za del vo­to evan­gé­li­co de­mues­tra su in­fluen­cia de­ci­si­va y

Su au­ge se ges­tó en los 80. El Go­bierno de Rea­gan apo­yó a los evan­gé­li­cos pa­ra fre­nar la teo­lo­gía de la li­be­ra­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.