We­chat se co­me a los de­más

CON 762 MI­LLO­NES DE USUA­RIOS, LA APLI­CA­CIÓN CHI­NA VA CA­MINO DE EN­GU­LLIR A WHAT­SAPP, FA­CE­BOOK, SKY­PE, INS­TA­GRAM, AMA­ZON Y UBER.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine En Portada - F. URI­BA­RRI

odo en uno: What­sapp, Fa­ce­book, Sky­pe, Ins­ta­gram y, ade­más, Ama­zon y Uber. Eso es We­chat, la apli­ca­ción de la em­pre­sa chi­na Ten­cent que es­tá ha­cien­do tem­blar a los man­da­ma­ses de Si­li­con Va­lley. Co­mo to­do en Chi­na, sus ci­fras son apa­bu­llan­tes: We­chat lo uti­li­zan 762 mi­llo­nes de usua­rios. No so­lo en­vían men­sa­jes, ha­blan, man­dan fo­tos o ví­deos a tra­vés de es­ta apli­ca­ción ins­ta­la­da en sus smartp­ho­nes, sino que tam­bién la uti­li­zan pa­ra ha­cer trans­fe­ren­cias de di­ne­ro, com­prar bi­lle­tes de avión, pe­dir ta­xis, ha­cer fren­te a las fac­tu­ras del agua o el gas, ju­gar on-li­ne, con­cer­tar una cita con el mé­di­co, pe­dir co­mi­da a do­mi­ci­lio o con­tac­tar con un trans­por­te pri­va­do ti­po Uber que se lla­ma Di­di Chu­xing. Tal es el cre­cien­te po­der de es­ta apli­ca­ción mul­ti­ta­rea de la em­pre­sa Ten­cent que las gran­des em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas y de co­mer­cio di­gi­tal es­tán em­pe­zan­do a preo­cu­par­se; la pri­me­ra de ellas, la nú­me­ro uno: la gi­gan­te Ali­ba­ba. Su due­ño, el to­do­po­de­ro­so Jack Ma, es el prin­ci­pal com­pe­ti­dor del due­ño de Ten­cent, que tam­bién se lla­ma Ma: Pony Ma. El ob­je­ti­vo de la em­pre­sa Ten­cent, que na­ció en 1998, es que We­chat se ex­pan­da por to­do el mun­do. Ya es­tá dis­po­ni­ble en 20 idio­mas y han con­tra­ta­do al fut­bo­lis­ta Lio­nel Mes­si pa­ra que sea su ima­gen. Ten­cent pre­ten­de que We­chat se con­vier­ta en una me­ga­apli­ca­ción úni­ca que de­vo­re a to­das las de­más.

Por eso es­tá com­pran­do to­do ti­po de em­pre­sas, a un rit­mo de 55 por año. La es­tra­te­gia fun­cio­na: ya son nú­me­ro uno en 20 paí­ses. A LO WALL STREET Las ma­ne­ras de Pony Ma son efi­ca­ces. Y agre­si­vas. Con­tra­ta a di­rec­ti­vos des­ta­ca­dos de mul­ti­na­cio­na­les, les pa­ga de ma­ra­vi­lla y les exi­ge a con­cien­cia. Sus em­plea­dos tie­nen bo­nus al es­ti­lo Wall Street, pe­ro a cam­bio es­tán so­me­ti­dos a una com­pe­ti­ti­vi­dad cons­tan­te. De he­cho, We­chat na­ció de una com­pe­ti­ción in­ter­na. Pony Ma creó dos equi­pos y los pre­sio­nó has­ta que uno de ellos dio con la fór­mu­la We­chat. La es­tra­te­gia fun­cio­na. Cla­ro que tam­bién ayu­dan los con­tac­tos po­lí­ti­cos del pre­si­den­te de Ten­cent, que es miem­bro de la Asam­blea Po­pu­lar Na­cio­nal, el ‘par­la­men­to’ chino. TO­RRES GE­ME­LAS Tal es su éxi­to que la em­pre­sa es­te año aban­do­na la to­rre de 40 pi­sos que ocu­pa en Shen­zen pa­ra mu­dar­se a dos to­rres ge­me­las más al­tas, con ofi­ci­nas que pa­re­cen ca­li­for­nia­nas y que in­clu­yen can­cha de ba­lon­ces­to y una pis­ta de atle­tis­mo de 300 me­tros. Por su­pues­to, Ten­cent ya tie­ne se­de en Pa­lo Al­to.

ADE­MÁS DE HA­BLAR, CON WE­CHAT SE PUE­DE COM­PRAR EN TIENDAS, PA­GAR FAC­TU­RAS, PE­DIR UN TA­XI, CITARSE CON EL MÉ­DI­CO, EN­VIAR VÍ­DEOS...

cha­tean con la apli­ca­ción re­vo­lu­cio­na­ria. Aza­fa­tas de con­gre­sos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.