Mo­da. El boom de las pie­zas de lu­jo de se­gun­da mano.

El mer­ca­do de se­gun­da mano de pie­zas de lu­jo arra­sa en In­ter­net. Te ex­pli­ca­mos có­mo fun­cio­nan las me­jo­res webs de re­ven­ta, por qué sa­ben que lo que se ven­de en ellas es au­tén­ti­co y por qué crean adic­ción. Por Cris­ti­na Uran­ga Fo­to­gra­fía Phi­lip­pe Bian­cot­to

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario -

«HAY ME­DIO BI­LLÓN DE EU­ROS en po­ten­cia­les be­ne­fi­cios guar­da­dos en los ar­ma­rios de to­do el mun­do», ase­gu­ra Se­bas­tien Fa­bre, CEO de Ves­tiai­re Co­llec­ti­ve. Se tra­ta de za­pa­tos, bol­sos, abri­gos, re­lo­jes… Pie­zas a las que ape­nas da­mos uso, pe­ro de las que so­mos in­ca­pa­ces de des­pren­der­nos. Qui­zá por­que na­die les ha pues­to un pre­cio. Has­ta aho­ra. En es­ta web fran­ce­sa de re­ven­ta de lu­jo que aca­ba de ate­rri­zar en Es­pa­ña, ca­da comprador se gas­ta de me­dia 400 eu­ros en pie­zas que han per­te­ne­ci­do a otros. En The Real­real, la web ame­ri­ca­na que se jac­ta de ser el net-à-por­ter de la com­pra­ven­ta de ro­pa usa­da de di­se­ño, sus ven­de­do­res ga­nan co­mo mí­ni­mo 10.000 eu­ros al año. «Otros has­ta se han re­for­ma­do sus ca­sas con lo que han sa­ca­do con no­so­tros», aña­de Ju­lie Wainw­right, su crea­do­ra y CEO.

¿EL SE­CRE­TO DE SU ÉXI­TO?

Son pla­ta­for­mas fá­ci­les de usar (los pro­duc­tos se pue­den fo­to­gra­fiar y po­ner a la ven­ta des­de el mó­vil) y pro­por­cio­nan un en­torno éti­co y se­gu­ro (ga­ran­ti­zan el buen es­ta­do y la au­ten­ti­ci­dad de las pie­zas), una cui­da­dí­si­ma se­lec­ción de pro­duc­tos y la mis­ma ex­pe­rien­cia de com­pra que las webs fas­hion de lu­jo. En tiem­pos en los que la ja­po­ne­sa Ma­rie Kon­do pre­di­ca que hay que de­cir adiós a nues­tros cal­ce­ti­nes, las aman­tes de la mo­da han en­con­tra­do una for­ma sen­ci­lla y co­ol de des­ha­cer­se del ex­ce­den­te que aba­rro­ta sus ves­ti­do­res. Aho­ra hay un cam­bio de chip y com­prar ro­pa de di­se­ño de se­gun­da mano ya no es una des­hon­ra. Más bien al con­tra­rio, de­mues­tra que eres una com­pra­do­ra lis­ta y ave­za­da, ca­paz de dar con la pie­za per­fec­ta a pre­cio de gan­ga. «La pro­pia in­dus­tria de la mo­da crea las con­di­cio­nes pa­ra el cre­ci­mien­to del mer­ca­do de se­gun­da mano –apun­ta Fa­bre–. Por un la­do, las ca­sas de lu­jo cul­ti­van esa fi­lo­so­fía de la ra­re­za con lis­tas de es­pe­ra de has­ta dos años pa­ra con­se­guir un pro­duc­to que en el mer­ca­do de se­gun­da mano pue­do ob­te­ner en días». De he­cho,

LAS WEBS DE RE­VEN­TA DE MO­DA DE LU­JO SON FÁ­CI­LES DE USAR Y GA­RAN­TI­ZAN EL BUEN ES­TA­DO Y LA AU­TEN­TI­CI­DAD DE LAS PIE­ZAS.

es­te año Ves­tiai­re ha ven­di­do un Bir­kin Himalaya de co­co­dri­lo, de Her­mès, que pa­re­cía im­po­si­ble de con­se­guir por 63.000 eu­ros.

¿Y CÓ­MO SE SA­BE SI ES AU­TÉN­TI­CO?

Ese es el quid de la cues­tión. Y el ma­yor te­mor de quien com­pra en In­ter­net una pren­da que an­tes ha per­te­ne­ci­do a otra per­so­na. Webs co­mo Ves­tiai­re Co­llec­ti­ve, The Real­real o la ca­sa de subas­tas Ca­ta­wi­ki se en­car­gan de rea­li­zar ese pro­ce­so de ve­ri­fi­ca­ción. En un pri­mer ni­vel lo ha­cen se­lec­cio­nan­do lo que po­nen a la ven­ta. «Nues­tros ta­sa­do­res re­vi­san y con­tras­tan to­da la in­for­ma­ción que pro­por­cio­nan los ven­de­do­res y, si tie­nen cual­quier du­da, re­cha­zan el pro­duc­to», ex­pli­ca Ale­jan­dro Sán­chez, country ma­na­ger de Es­pa­ña y Por­tu­gal de Ca­ta­wi­ki. En Ves­tiai­re hay un se­gun­do fil­tro to­tal­men­te ma­nual. Una vez ce­rra­da la ven­ta, el pro­duc­to se re­ci­be en uno de los dos cen­tros de ve­ri­fi­ca­ción que la em­pre­sa po­see en Pa­rís y Nue­va York, y sus ex­per­tos lo re­vi­san en per­so­na. «Com­prue­ban que se ajus­ta to­tal­men­te a la des­crip­ción que ha da­do el comprador y que cum­ple to­dos los es­tán­da­res de ca­li­dad de la ca­sa de lu­jo que fir­ma la pie­za. Se ana­li­zan el ma­te­rial, los lo­gos, los gra­ba­dos, los he­rra­jes, los aca­ba­dos, los nú­me­ros de serie, las fac­tu­ras… Nues­tros ex­per­tos son es­pe­cia­lis­tas en ta­sa­ción de ob­je­tos de lu­jo pro­ce­den­tes de ca­sas de subas­tas co­mo Ta­jan, Ar­cu­rial o Bon­hams. Y co­mo fir­ma­mos un con­ve­nio en 2012 pa­ra lu­char con­tra las fal­si­fi­ca­cio­nes, son las pro­pias fir­mas de lu­jo las que nos dan for­ma­ción pa­ra que es­te­mos al día de las no­ve­da­des que in­cor­po­ran pa­ra ha­cer sus pie­zas úni­cas», ex­pli­ca Sop­hie Her­san, de Ves­tiai­re.

PIS­TAS PA­RA UNA VEN­TA RE­DON­DA

¿Qué ven­der? To­do lo bueno que tie­nes en el ar­ma­rio: bol­sos, abri­gos, za­pa­tos… Si es de mar­ca y es­tá en

buen es­ta­do, ha­brá al­guien in­tere­sa­do. ¿Un con­se­jo? Apro­ve­cha el buen mo­men­to de los di­se­ña­do­res. Aho­ra que Ales­san­dro Mi­che­le ha da­do un im­pul­so a Guc­ci, se ha pro­du­ci­do un efec­to re­bo­te y sus pie­zas se es­tán ven­dien­do de ma­ra­vi­lla. So­bre to­do las que tie­nen el lo­go clá­si­co de las do­ble 'G' que él ha re­cu­pe­ra­do. ¿Có­mo es­ta­ble­ces el pre­cio? Ajus­tar­lo bien es esen­cial pa­ra ha­cer una bue­na ven­ta. Ten en cuen­ta la co­mi­sión que se va a lle­var la web (en Ves­tiai­re Co­llec­ti­ve va­ría en­tre un 25 y un 30 por cien­to). Y no pien­ses nun­ca en lo que te cos­tó en la tien­da. Aho­ra te ri­ges por la ley de la ofer­ta y la de­man­da. Com­pa­ra los pre­cios que han pues­to otros ven­de­do­res a ar­tícu­los co­mo el tu­yo y, si quie­res des­pa­char­lo rá­pi­da­men­te, ofré­ce­lo un 15 por cien­to más ba­ra­to que la me­jor ofer­ta. Y tie­nes que es­tar dis­pues­to a ne­go­ciar y a que te ha­gan con­tra­ofer­tas. ¿Có­mo lo ven­des me­jor? Da to­da la in­for­ma­ción po­si­ble: apor­ta ti­ques de com­pra, tar­je­tas de iden­ti­fi­ca­ción, nú­me­ros de se­ries, ca­jas y bol­sas de pac­ka­ging ori­gi­na­les… Ade­más, cuantos más de­ta­lles des, más fá­cil se­rá en­con­trar­lo en el bus­ca­dor de la web e in­clu­so en Goo­gle. Si en la des­crip­ción

CUANTOS MÁS DE­TA­LLES DES SO­BRE TU VEN­TA, MÁS FÁ­CIL SE­RÁ EN­CON­TRAR­LO EN EL BUS­CA­DOR DE LA WEB E IN­CLU­SO EN GOO­GLE

Ka­tie Hol­mes y su Va­len­tino. Sien­na Mi­ller y su Man­sur.

Oli­via Pa­ler­mo y su Louis Vuit­ton. Ky­lie Mi­no­gue y su Ama­zo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.