La re­sis­ten­cia a la con­ci­lia­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario - ISA­BEL AR­MEN­DÁ­RIZ. CO­RREO ELEC­TRÓ­NI­CO

Das en la cla­ve, Car­men Po­sa­das. Lan­zas el dar­do don­de más due­le al «es­pa­ño­li­to de siem­pre». Ellos (ca­sual­men­te mas­cu­li­nos) ter­mi­nan su sies­ta o su in­fruc­tí­fe­ra co­mi­da de ne­go­cios cuan­do el res­to de los eu­ro­peos fi­na­li­za su jor­na­da. ¿Por qué tan­ta re­sis­ten­cia a mo­di­fi­car nues­tro ho­ra­rio la­bo­ral? Los da­tos es­tán ahí: las em­pre­sas que con­ci­lian au­men­tan su pro­duc­ti­vi­dad, el tra­ba­ja­dor se sien­te más sa­tis­fe­cho y en­cuen­tra otros es­pa­cios don­de desa­rro­llar­se. Es­toy can­sa­da de es­cu­char que «so­mos di­fe­ren­tes» o que nues­tro cli­ma im­po­ne otras cos­tum­bres. Es­pa­ño­li­tos, ita­lia­nos, sue­cos… to­dos te­ne­mos unas ne­ce­si­da­des bio­ló­gi­cas de sue­ño, de des­can­so y, so­bre to­do, de cul­tu­ra. Es­tá bien que al­gu­nos quie­ran re­nun­ciar a ello, pe­ro de­je­mos la li­ber­tad de po­der ele­gir. Nues­tras ma­dres nun­ca hu­bie­sen ima­gi­na­do car­gar un ca­rro de com­pra a las diez de la no­che y, sin em­bar­go, mu­chas ca­je­ras de esos ne­go­cios sue­ñan con vol­ver a ca­sa y ju­gar con sus hi­jos o dis­fru­tar de una 're­po­sa­da' cena fa­mi­liar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.