Un país en la bo­te­lla.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine Cartas -

De­cía mi ma­dre que, cuan­do era mo­ci­ta, al­gu­nos mo­zos se em­bo­rra­cha­ban con vino y ter­mi­na­ban la no­che ron­dan­do el bal­cón de al­gu­na mu­cha­cha. Cuan­do yo era jo­ven­ci­ta, las chi­cas de­bían es­tar en ca­sa a las 10 y be­ber, po­co. Cuan­do tu­ve a mi hi­ja, ya es­ta­ba de mo­da sa­lir por las no­ches, y pen­sé que no du­ra­ría. Cuan­do mi hi­ja era una ado­les­cen­te, no me preo­cu­pa­ron el al­cohol ni las dro­gas, por­que nun­ca dio mues­tras de que le gus­ta­sen; al re­vés, tu­vo al­gún en­con­tro­na­zo con com­pa­ñe­ros que be­bían. Cuan­do un con­duc­tor bo­rra­cho ma­tó a mi hi­ja, pu­se to­do mi do­lor y lo­cu­ra en con­cien­ciar y tra­tar de cam­biar la cos­tum­bre de con­du­cir be­bi­dos. Me en­tu­sias­mé con la idea de que, en los co­le­gios, los ni­ños em­pe­za­ban a apren­der se­gu­ri­dad vial. Aho­ra, me pre­gun­to: ¿de qué sir­ve ha­cer­lo si a los 13 años to­ma­rán co­mo cos­tum­bre em­bo­rra­char­se y na­die ha­rá na­da por evi­tar­lo? Sí, siem­pre se ha be­bi­do, pe­ro nun­ca a tan tem­pra­na edad, de mo­do tan per­mi­si­vo y con re­sul­ta­dos tan es­ca­lo­frian­tes. Aho­ra, me preo­cu­pan tus hi­jos, por­que yo ya no ten­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.