Man­dí­bu­la más fir­me.

Cuan­do la se­pa­ra­ción en­tre cue­llo y ros­tro em­pie­za a des­di­bu­jar­se y lo que an­tes era una lí­nea fir­me en­tre ore­jas y bar­bi­lla se con­vier­te en una cur­va des­cen­den­te, es­ta téc­ni­ca pue­de po­ten­ciar su ten­sión si se rea­li­za cin­co ve­ces se­gui­das una o dos ve­ces

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Ella & Él Belleza -

los de­dos ín­di­ces so­bre ella, mo­vién­do­los con sua­ves ges­tos de pin­za­mien­to, co­mo si pe­lliz­cá­ra­mos la piel, des­de el cen­tro del ros­tro has­ta las ore­jas. Al lle­gar a las ore­jas, se de­ben rea­li­zar cin­co mo­vi­mien­tos de bom­beo rít­mi­cos en el hue­co que que­da en­tre las ore­jas y la man­dí­bu­la, pa­ra ayu­dar al dre­na­je lin­fá­ti­co. Pa­ra ter­mi­nar, se rea­li­za el mis­mo mo­vi­mien­to, pe­ro es­ta vez de re­torno, des­de los ló­bu­los has­ta el cen­tro de la bar­bi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.