SAL­VA­JES

El cuerno de ri­no­ce­ron­te es más ca­ro que el oro en Asia. An­cla­dos en una su­pers­ti­ción mi­le­na­ria, mi­llo­na­rios chi­nos y viet­na­mi­tas lo con­si­de­ran me­di­ci­nal y mue­ven un mer­ca­do ne­gro que es­tá lle­van­do a la ex­tin­ción de es­te im­pre­sio­nan­te ani­mal. Brent Stir­to

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine - POR LOUR­DES GÓ­MEZ / FOTOS: BRENT STIRTON

PI­LLA­DOS IN FRA­GAN­TI

Dos fur­ti­vos de 19 y 28 años, de­te­ni­dos en Mo­zam­bi­que, cer­ca del Par­que Kru­ger. Los arres­ta­ron des­pués de va­rios días de se­gui­mien­to. Lle­va­ban un ri­fle de ca­za che­co con si­len­cia­dor y aca­ba­ron con­fe­san­do. La pe­na por ca­zar ri­nos es de has­ta 12 años de pri­sión y/o 80.000 dó­la­res de mul­ta.

EL DRA­MA DEL RINO HO­PE

El año pa­sa­do, el ca­so de es­te ri­no­ce­ron­te sal­tó a los me­dios. Ha­bía so­bre­vi­vi­do a un bru­tal ata­que de los fur­ti­vos pa­ra arran­car­le el cuerno. Sus res­ca­ta­do­res le pu­sie­ron de nom­bre Ho­pe ('es­pe­ran­za' en in­glés). En ma­yo fue so­me­ti­do a una com­ple­ja in­ter­ven­ción y lo­gró re­cu­pe­rar­se. Por un tiem­po. En no­viem­bre fa­lle­ció de una in­fec­ción in­tes­ti­nal que su de­bi­li­ta­do sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co no pu­do superar.

CUI­DA­DO­RES IM­PLI­CA­DOS DE VER­DAD

Cuan­do los cui­da­do­res la re­co­gie­ron, Lu­lah te­nía po­co más de un mes de vi­da. Las hie­nas la ha­bían ata­ca­do. Le ha­bían de­vo­ra­do par­te de las ore­jas y la na­riz y mor­di­do las pa­tas. Es­ta­ba so­la. A su ma­dre la ha­bían ma­ta­do en el Par­que Kru­ger. Ca­re for Wild Afri­ca es una ONG es­pe­cia­li­za­da en tra­tar ani­ma­les he­ri­dos, so­bre to­do ri­no­ce­ron­tes, a los que los fur­ti­vos de­jan huér­fa­nos.

EL PE­LI­GRO EN EL CON­GO

Fur­ti­vos, pa­ra­mi­li­ta­res, gue­rri­lle­ros... El Par­que Na­cio­nal Vi­run­ga, en el Con­go, es uno de los lu­ga­res más pe­li­gro­sos del mun­do pa­ra el tra­ba­jo de un con­ser­va­cio­nis­ta. Los ran­gers (en la fo­to) que ope­ran en la zo­na han si­do en­tre­na­dos por la Unión Eu­ro­pea.

LAS JO­YAS DE KE­NIA

En Ke­nia, el equi­po an­ti­fur­ti­vos pa­tru­lla las 24 ho­ras del día. Su mi­sión: pro­te­ger a cua­tro ri­no­ce­ron­tes blan­cos. Son una es­pe­cie es­pe­cial­men­te ame­na­za­da. La re­la­ción que se ha es­ta­ble­ci­do en­tre ani­ma­les y ran­gers es im­pre­sio­nan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.