"En el pó­ker, cuan­to más pe­rra –o perro– seas con tu ri­val, me­jor "

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Ella & El -

Leo Mar­gets Na­cí en Bar­ce­lo­na ha­ce 33 años. Soy ju­ga­do­ra de pó­ker pro­fe­sio­nal y en el li­bro 'Jue­ga bien tus car­tas' pre­ten­do acer­car las es­tra­te­gias del pó­ker a las de­ci­sio­nes de la vi­da co­ti­dia­na y de los ne­go­cios. Xlse­ma­nal. Li­cen­cia­da en Bu­si­ness (Su­rrey), máster en Cien­cias del Com­por­ta­mien­to (Mán­ches­ter), máster en Di­rec­ción de Em­pre­sas (Pom­peu Fa­bra)... ¿To­do pa­ra ter­mi­nar ju­gan­do a las car­tas? Leo Mar­gets. To­do su­ma. Lo que es­tu­dié en la uni­ver­si­dad no lo apli­co al pó­ker, pe­ro ha­cer una ca­rre­ra te da dis­ci­pli­na y te ayu­da a sa­ber lo que quie­res y lo que no. XL. En un mun­do de hom­bres y, en­ci­ma, gua­pa… ¿ha es­cu­cha­do mu­chas ton­te­rías? L.M. ¡Pues no! La ver­dad es que soy una co­sa ex­tra­ña den­tro del pó­ker y lla­mo la aten­ción, pe­ro los ju­ga­do­res son lis­tos y no me tra­tan di­fe­ren­te por ser mu­jer. XL. Jue­ga con ga­fas os­cu­ras, pa­ñue­lo al cue­llo y au­ri­cu­la­res. L.M. Las ga­fas eran pa­ra ob­ser­var sin ser vis­ta y el pa­ñue­lo, pa­ra que no vie­ran si me pal­pi­ta­ba la ve­na; pe­ro ya con­tro­lo to­do eso. Aho­ra uso la mi­ra­da pa­ra in­ti­mi­dar y los au­ri­cu­la­res pa­ra con­cen­trar­me. XL. Y no le gus­ta ju­gar con co­no­ci­dos. L.M. No. Si co­noz­co al otro, me cues­ta ser

to­do lo pe­rra que qui­sie­ra. Ha­cer la vi­da im­po­si­ble al otro es par­te del jue­go y, cuan­to más pe­rra –o perro– seas, me­jor. XL. ¿Sue­ña con una mano de car­tas? L.M. Mu­chas ve­ces, y re­pa­so ju­ga­das que he he­cho [ríe]. Pa­ra ser bri­llan­te en el pó­ker, de­bes con­ver­tir­lo en una ob­se­sión. XL. ¿Ha he­cho tram­pas en un so­li­ta­rio? L.M. Ja­más, me pa­re­ce pa­té­ti­co; tam­po­co me he de­ja­do ga­nar nun­ca. Me ho­rro­ri­za que los pa­dres de­jen ga­nar a sus hi­jos al par­chís: cuan­do se jue­ga, hay que com­pe­tir siem­pre con to­das las de la ley. XL. Di­ce que en la vi­da la de­ci­sión más se­gu­ra no es siem­pre la me­jor. L.M. Pue­de ser in­clu­so la peor. Evi­tar ries­gos a to­da cos­ta pue­de ser lo más arries­ga­do. El aná­li­sis en­tre cos­tes y be­ne­fi­cios no siem­pre fun­cio­na. XL. ¿Ha ju­ga­do al pó­ker con po­lí­ti­cos? L.M. ¡Nun­ca! La úni­ca que ha con­ta­do sin ta­pu­jos que jue­ga al pó­ker es Es­pe­ran­za Agui­rre. XL. ¿Se fia­ría de un po­lí­ti­co que jue­ga bien? L.M. Igual que de otra per­so­na, pe­ro si jue­ga bien sa­bría que tie­ne bue­na ca­pa­ci­dad de ma­ni­pu­lar. XL. ¿Ju­gar con gar­ban­zos tie­ne gra­cia? L.M. Pa­ra mí no; pe­ro me pue­do ju­gar quién po­ne la la­va­do­ra; eso tie­ne más gra­cia... XL. ¿Jue­ga a las tra­ga­pe­rras? L.M. Ja­más. No sa­bría ni dón­de apre­tar. XL. ¿Qué que­da de am­bien­te tur­bio, os­cu­ro y ma­fio­so en las tim­bas de pó­ker? L.M. Na­da. Id a un tor­neo de pó­ker y ve­réis que se pa­re­ce más a un au­la uni­ver­si­ta­ria.

Pó­ker de hue­vos

«Cua­tro hue­vos: en tor­ti­lla o re­vuel­tos; to­ma­te y agua­ca­te; fru­tos se­cos con su cás­ca­ra; un plá­tano fri­to en acei­te de co­co; un yo­gur de que­so de ca­bra y dos ca­fés».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.