Mis cien­tí­fi­cos favoritos.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario -

Walter Mis­chel, por Eduar­do Pun­set.

Walter Mis­chel ana­li­zó la fuer­za de vo­lun­tad en los ni­ños uti­li­zan­do un cro­nó­me­tro y go­lo­si­nas

De entre mis ce­re­bros favoritos hay uno que apun­ta ha­cia lo al­to del top ten. Su des­cu­bri­mien­to me fas­ci­nó por las asom­bro­sas con­clu­sio­nes y la sen­ci­llez de un ex­pe­ri­men­to di­se­ña­do pa­ra es­tu­diar la fuer­za de vo­lun­tad de los ni­ños. Una cam­pa­na, un cro­nó­me­tro y go­lo­si­nas bas­ta­ron pa­ra ana­li­zar al­go apa­ren­te­men­te tan di­fí­cil de me­dir. Su nom­bre es Walter Mis­chel y su test, el de la go­lo­si­na. El ex­pe­ri­men­to con­sis­te en en­ce­rrar a un ni­ño de cua­tro a seis años en una ha­bi­ta­ción fren­te a un mal­va­vis­co o una ga­lle­ta. Si es ca­paz de per­ma­ne­cer quin­ce minu­tos sin aba­lan­zar­se so­bre el dul­ce ni mo­ver­se de la si­lla, re­ci­bi­rá otro de pre­mio; ra­ción do­ble. Y si la ten­ta­ción lo ven­ce, pue­de to­car la cam­pa­na y se lle­va­rá so­lo la go­lo­si­na fren­te a sus na­ri­ces, nin­gu­na más. Walter Mis­chel hi­zo el se­gui­mien­to de sus par­ti­ci­pan­tes du­ran­te más de cua­ren­ta años. Pu­so en co­mún los re­sul­ta­dos del ex­pe­ri­men­to con as­pec­tos de la vi­da de es­tas per­so­nas, co­mo el exa­men de ap­ti­tud aca­dé­mi­ca que rea­li­zan los es­ta­dou­ni­den­ses en su ju­ve­ntud, y ob­ser­vó cla­ras di­fe­ren­cias entre los ni­ños que ven­cie­ron la ten­ta­ción de la go­lo­si­na, cu­yas no­tas fue­ron ma­yo­res, y los que su­cum­bie­ron a ella, con peo­res no­tas. Co­rre­la­cio­nes –que no cau­sa­li­da­des– co­mo es­ta de­no­ta­ban la exis­ten­cia de un víncu­lo entre esa si­tua­ción y el com­por­ta­mien­to de los ni­ños en el fu­tu­ro. Otra co­sa que ob­ser­vó Mis­chel fue los tru­cos de los ni­ños pa­ra no zam­par­se la go­lo­si­na: per­ci­bir­la co­mo una me­ra ima­gen, mi­rar ha­cia otro la­do, can­tar, ju­gar con los de­dos… En­se­ñar es­tas y otras téc­ni­cas de au­to­con­trol pro­por­cio­na, en pa­la­bras de Walter Mis­chel, «una ca­ja de he­rra­mien­tas men­tal que se pue­de uti­li­zar cuan­do sea ne­ce­sa­rio», es de­cir, pa­ra vi­vir un fu­tu­ro me­jor. ¿No les pa­re­ce que eso es apren­di­za­je emo­cio­nal pu­ro y du­ro?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.