La nue­va aven­tu­ra de 'Xl­se­ma­nal' y 'Zen­da'

Xl­se­ma­nal.com y el por­tal de li­bros y au­to­res 'Zen­da Li­bros', crea­do por Ar­tu­ro Pé­rez-re­ver­te y un gru­po de des­ta­ca­dos es­cri­to­res, han acor­da­do una alian­za es­tra­té­gi­ca. A par­tir de aho­ra, am­bas pla­ta­for­mas cre­ce­rán jun­tas. To­da la ca­li­dad de los con­te­ni­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Ma­ga­zi­ne En Por­ta­da - POR AR­TU­RO PÉ­REZ-RE­VER­TE www.zen­da­li­bros.com Twitter: @zen­da­li­bros www.xl­se­ma­nal.com Twitter: @Xl­se­ma­nal

La idea sur­gió, ha­ce ya un año, en una char­la en­tre es­cri­to­res ami­gos. En un tiem­po en el que la cul­tu­ra y los li­bros atra­vie­san mo­men­tos di­fí­ci­les, ¿por qué no crear un lu­gar li­bre, in­de­pen­dien­te, pla­ta­for­ma di­gi­tal don­de re­unir­nos ca­da cual con sus li­bros, sus co­men­ta­rios o lo que pue­da apor­tar, uni­do to­do eso a re­se­ñas de li­bros in­tere­san­tes, lec­tu­ras, re­co­men­da­cio­nes, no­ti­cias y en­tre­vis­tas? ¿Se­ría po­si­ble crear un lu­gar o pla­za co­mún don­de a na­die se le pre­gun­ta­ra sino por li­bros y li­te­ra­tu­ra, sin eti­que­tas ni ideo­lo­gías? ¿Un lu­gar de ac­ce­so gra­tui­to des­de el que orien­tar a los lec­to­res ha­cia edi­to­ria­les, re­vis­tas de li­bros, su­ple­men­tos cul­tu­ra­les de dia­rios es­pa­ño­les y ame­ri­ca­nos? ¿Un si­tio don­de lec­to­res, pe­rio­dis­tas, edi­to­res, es­cri­to­res, agen­tes li­te­ra­rios, au­to­res no­ve­les, blo­gue­ros, li­bre­ros y to­dos los in­tere­sa­dos en la li­te­ra­tu­ra se re­la­cio­na­ran unos con otros? Ha­cía fal­ta un nom­bre cla­ro y fá­cil de re­te­ner. En una char­la de ca­fé de­ci­di­mos po­ner­nos ba­jo el pa­tro­ci­nio de un tí­tu­lo de be­lla re­so­nan­cia li­te­ra­ria y ci­ne­ma­to­grá­fi­ca: la no­ve­la El pri­sio­ne­ro de Zen­da, de Ant­hony Ho­pe; una aven­tu­ra apa­sio­nan­te, fo­lle­tín a la an­ti­gua en el me­jor sen­ti­do del tér­mino, que no pue­de de­jar de leer­se con son­ri­sa agra­de­ci­da y cóm­pli­ce. Zen­da, Au­to­res, li­bros y Com­pa­ñía, fue el nom­bre ele­gi­do pa­ra ese te­rri­to­rio de li­bros y ami­gos. Des­de el prin­ci­pio, nues­tro ob­je­ti­vo fue con­ver­tir­lo en un es­pa­cio de gran al­can­ce pues­to a dis­po­si­ción tan­to de los lec­to­res co­mo de los au­to­res que par­ti­ci­pa­ran en él, a fin de que lo uti­li­za­sen co­mo li­bre pla­ta­for­ma de di­fu­sión de su obra, co­mo me­dio pa­ra ha­cer vi­si­ble su tra­ba­jo y, cuan­do lo desea­ran, co­mo vehícu­lo pa­ra ex­po­ner sus co­men­ta­rios, ar­tícu­los u opi­nio­nes per­so­na­les. Al­guien te­nía que ocu­par­se de dar­le for­ma, y los ami­gos con­fia­ron en mí, en­car­gán­do­me con­cre­tar y di­fun­dir la idea. Lean­dro Pé­rez, es­cri­tor, pe­rio­dis­ta y ex­per­to en re­des so­cia­les, vie­jo co­no­ci­do de mu­chos de no­so­tros, se ofre­ció a ocu­par­se de los as­pec­tos téc­ni­cos y a coor­di­nar los con­te­ni­dos co­mo di­rec­tor. Y ahí si­gue, siem­pre ac­ti­vo y efi­caz. Du­ran­te el año trans­cu­rri­do nos he­mos es­for­za­do pa­ra que tran­si­tar por Zen­da sea un pri­vi­le­gio de fá­cil ac­ce­so pa­ra quien a tí­tu­lo de ciu­da­dano, tran­seún­te o sim­ple tu­ris­ta oca­sio­nal desee vi­si­tar o ha­bi­tar es­te sim­pá­ti­co te­rri­to­rio. Des­de el pri­mer mo­men­to, las fron­te­ras de Zen­da que­da­ron abier­tas pa­ra to­dos, y nu­me­ro­sos es­cri­to­res y pe­rio­dis­tas his­pa­noa­me­ri­ca­nos se han ido su­man­do a la ini­cia­ti­va. To­dos ellos ha­cen de Zen­da una apa­sio­nan­te y pro­me­te­do­ra reali­dad. Qui­nien­tos mi­llo­nes de his­pa­noha­blan­tes dan

"¿SE­RÍA PO­SI­BLE CREAR UN LU­GAR DON­DE A NA­DIE SE LE PRE­GUN­TA­RA SINO POR LI­BROS Y LI­TE­RA­TU­RA, SIN ETI­QUE­TAS NI IDEO­LO­GÍAS?"

mu­cho de sí. El te­rri­to­rio es in­men­so, y por él nos mo­ve­mos con li­ber­tad e ilu­sión. Has­ta el mo­men­to, la nó­mi­na –que si­gue cre­cien­do– de esos ami­gos y com­pa­ñe­ros de ru­ta es ex­cep­cio­nal: Luis Ma­teo Díez, Jo­sé Ma­ría Me­rino, Ja­vier Ma­rías, Él­mer Men­do­za, Do­lo­res Re­don­do, Agus­tín Fer­nán­dez Ma­llo, Al­mu­de­na Gran­des, Jor­ge Fer­nán­dez Díaz, Jo­sé Car­los Llop, Clau­dia Pi­ñei­ro, Juan Gó­mez Ju­ra­do, Ro­sa Mon­te­ro, Lo­ren­zo Sil­va, Mar­ce­la Se­rrano, Xa­vier Ve­las­co, An­to­nio Lu­cas, Juan Es­la­va Ga­lán y mu­chos otros. Por las pá­gi­nas de Zen­da, en­tre los 1600 ar­tícu­los li­te­ra­rios de gran in­te­rés y ex­tra­or­di­na­ria ca­li­dad ya pu­bli­ca­dos en­tre re­se­ñas, li­bros, con­cur­sos e ini­cia­ti­vas –¡en só­lo un año!–, dis­cu­rren nom­bres de au­to­res de to­das cla­ses, des­de la no­ve­la po­pu­lar y el bes­tse­ller a la li­te­ra­tu­ra de cul­to o mi­no­ri­ta­ria, des­cu­brien­do la obra de un au­tor des­co­no­ci­do con el mis­mo én­fa­sis que re­se­ñan­do la úl­ti­ma apa­ri­ción del con­sa­gra­do. En Zen­da no hay ca­te­go­rías, pues to­do es li­te­ra­tu­ra. Y así, cual­quier au­tor jo­ven o no­vel pue­de co­dear­se sin com­ple­jos ni dis­tin­cio­nes con los au­to­res más leí­dos o más pres­ti­gio­sos. Du­ran­te es­te año trans­cu­rri­do, mu­chas per­so­nas, em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes se han in­tere­sa­do por Zen­da, tan­to pa­ra pa­tro­ci­nar sec­cio­nes co­mo pa­ra so­li­ci­tar al­gu­na cla­se de aso­cia­ción. Has­ta aho­ra esa cla­se de re­la­cio­nes las he­mos agra­de­ci­do sin lle­var­las muy ade­lan­te, pues nues­tros es­fuer­zos es­ta­ban cen­tra­dos en con­so­li­dar­nos. Aho­ra, al fin, so­mos po­ten­tes y só­li­dos, te­ne­mos ob­je­ti­vos que su­pe­ran nues­tros me­dios ac­tua­les, y bus­ca­mos al­can­zar aún ma­yor fuer­za en las re­des so­cia­les y mul­ti­pli­car el nú­me­ro de lec­to­res. Esa es la ra­zón de que ha­ya­mos de­ci­di­do es­ta­ble­cer una aso­cia­ción con una pla­ta­for­ma po­de­ro­sa que au­men­ta­rá nues­tro al­can­ce, nos ha­rá lle­gar a mu­chos más lec­to­res y nos per­mi­ti­rá dis­po­ner de me­jo­res me­dios. Se tra­ta del su­ple­men­to do­mi­ni­cal Xl­se­ma­nal –con el que des­de ha­ce 25 años man­ten­go una cor­dia­lí­si­ma re­la­ción–, y nos he­mos in­cli­na­do por él a cau­sa de su trans­ver­sa­li­dad me­diá­ti­ca y el am­plio aba­ni­co de pe­rió­di­cos, tan di­fe­ren­tes en­tre sí, con los que se pu­bli­ca ca­da fin de se­ma­na. Eso sig­ni­fi­ca que, a par­tir de aho­ra, Zen­da es­ta­rá en­la­za­da con la edi­ción di­gi­tal de un su­ple­men­to do­mi­ni­cal de ex­tra­or­di­na­ria di­fu­sión, que apa­re­ce con vein­ti­trés dia­rios es­pa­ño­les y al­can­za a dos mi­llo­nes de lec­to­res. Con es­ta aso­cia­ción, aun­que man­te­nien­do su in­de­pen­den­cia de con­te­ni­dos y su nó­mi­na cre­cien­te de au­to­res y ami­gos, Zen­da em­pren­de un ex­pe­ri­men­to muy atrac­ti­vo; un iti­ne­ra­rio de gran­des po­si­bi­li­da­des y es­pe­cial im­pac­to que mul­ti­pli­ca­rá su ya ele­va­do nú­me­ro de lec­to­res, que tie­ne pre­vis­tos im­por­tan­tes even­tos li­te­ra­rios, y que sin du­da va a con­ver­tir­la en una pla­ta­for­ma aún más po­ten­te de lo que ya es: una de las re­vis­tas di­gi­ta­les li­te­ra­rias más vi­vas, desea­das, ac­ti­vas e in­flu­yen­tes del ám­bi­to cul­tu­ral en len­gua es­pa­ño­la. Por eso es mo­men­to de agra­de­cer a Xl­se­ma­nal su aco­ge­do­ra com­pa­ñía y el apo­yo ge­ne­ro­so que brin­da al apos­tar, de mo­do tan de­ci­di­do y aho­ra tam­bién a tra­vés de Zen­da, por la cul­tu­ra, los lec­to­res y los li­bros.

"EN 'ZEN­DA' NO HAY CA­TE­GO­RÍAS, PUES TO­DO ES LI­TE­RA­TU­RA. CUAL­QUIER AU­TOR NO­VEL PUE­DE CO­DEAR­SE SIN COM­PLE­JOS CON LOS AU­TO­RES MÁS LEÍ­DOS"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.