EN NUES­TROS DÍAS HE­MOS ASIS­TI­DO AL DES­PE­GUE DEL VINO CO­MO UN FE­NÓ­MENO CUL­TU­RAL.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Come & Io -

Una cul­tu­ra pe­cu­liar que se preo­cu­pa de ti­pos de uvas, de tem­pe­ra­tu­ras de ser­vi­cio, del ri­tual del des­cor­che... y en la que, por pri­me­ra vez, im­por­ta más la ca­li­dad que la can­ti­dad. En Es­pa­ña, ha­ce ape­nas tres dé­ca­das, se con­su­mían Val­de­pe­ñas in­fu­ma­bles pa­ra el cha­teo o, en las gran­des oca­sio­nes, rio­jas an­ti­cua­dos, pá­li­dos y dé­bi­les, pu­ra ma­de­ra. En Ri­be­ra so­lo ha­bía cla­re­tes; en Rue­da, blan­cos a gra­nel; en To­ro, vi­nos es­pe­sos, de esos de cor­tar con cu­chi­llo; en La Man­cha, uvas pa­ra des­ti­lar... Los vi­ñe­dos se aban­do­na­ban, la de­ca­den­cia era to­tal. Pe­ro en ese breve es­pa­cio de tiem­po to­do ha cam­bia­do. La ma­yo­ría de nues­tros com­pa­trio­tas ya no pi­den el vino de la casa (o el rio­ja de la casa) ni se be­ben sin más lo que les echen en el va­so. Aho­ra leen las cartas de vi­nos, so­li­ci­tan de­no­mi­na­cio­nes y mar­cas con­cre­tas, co­no­cen sus pre­cios y ha­blan con des­par­pa­jo de ca­ber­net sau­vig­non, de mer­lot o de sy­rah. He­mos pa­sa­do de un pú­bli­co eli­tis­ta que co­no­cía cua­tro mar­cas y creía que lo sa­bía to­do a un am­plio seg­men­to de gen­tes que saben dis­tin­guir una va­rie­tal de otra, que pi­den vi­nos de pa­go y de cul­to. Nue­vas ca­pas so­cia­les, pro­fe­sio­na­les ur­ba­nos prin­ci­pal­men­te, se han in­cor­po­ra­do a la cul­tu­ra del vino y, ase­so­ra­dos por ex­per­tos su­mi­lle­res que les ofre­cen la úl­ti­ma no­ve­dad apa­re­ci­da en el mer­ca­do, exi­gen co­pas ade­cua­das pa­ra apre­ciar sus vir­tu­des, saben ma­ri­dar un vino con un pla­to, ha­blan de ta­ni­nos y aña­das y ya no le te­men a los vi­nos dul­ces ni ase­gu­ran que «el me­jor blan­co es un tin­to». Saben que al­gu­nos vi­nos hay que de­can­tar­los, saben có­mo con­ser­var­los. Na­tu­ral­men­te to­do es­to no es por ca­sua­li­dad. Tam­bién el vino co­mo tal ha ex­pe­ri­men­ta­do una evo­lu­ción sin pre­ce­den­tes. Hoy se ela­bo­ran en Es­pa­ña mejores vi­nos que nun­ca, más ma­du­ros y me­jor tra­ta­dos. Na­da que ver con esa ima­gen de tiem­pos pa­sa­dos que aso­cia­ba el vino con una be­bi­da de bo­rra­chos y gen­te de ba­jo ni­vel eco­nó­mi­co. Ha pa­sa­do a con­ver­tir­se en un pro­duc­to de pres­ti­gio. En un gran vino se re­su­me una cul­tu­ra, pe­ro tam­bién el es­ti­lo, el gus­to y la ex­pe­rien­cia del que lo be­be. He­mos se­lec­cio­na­do hoy ocho vi­nos que nos gus­tan es­pe­cial­men­te. Vi­nos di­fe­ren­tes, úni­cos, po­co co­no­ci­dos, que pro­ba­ble­men­te es­ta­rán de mo­da den­tro de no mu­cho tiem­po y que to­da­vía pue­den comprar y ca­tar a pre­cios más que ra­zo­na­bles da­da su ca­li­dad. Dis­fru­ten con ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.