Una his­to­ria en imá­ge­nes. Una ex­po­si­ción de Pho­toes­pa­ña rin­de tri­bu­to a la in­fluen­cia que la fo­to­gra­fía tu­vo en la vi­da y en la obra de Joa­quín So­ro­lla.

La fo­to­gra­fía fue im­por­tan­te en la vi­da del l ar­tis­ta va­len­ciano: tra­ba­jó con ella, la uti­li­zó pa­ra pin­tar y la co­lec­cio­nó. Una ex­po­si­ción del fes­ti­val Pho­toes­pa­ña en­se­ña aho­ra una se­lec­ción de esas imá­ge­nes que mues­tran al ar­tis­ta en la in­ti­mi­dad de la c

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario - PORORFÁTIFÁTIM AMA URI BAR IBARRIRRI

AR­TIS­TA EN LA CI­MA Joa­quín So­ro­lla y Bastida en su ca­sa ma­dri­le­ña en 1911. En­ton­ces te­nía 48 años y era un ar­tis­ta pres­ti­gio­so y fa­mo­so (ya ha­bía ex­pues­to en Pa­rís, Londres y Nue­va York). Esa ca­sa es hoy el Mu­seo So­ro­lla, cus­to­dio en­tre otras co­sas de 6608 fo­to­gra­fías pro­pie­dad del pin­tor, re­cién ca­ta­lo­ga­das y que se po­drán ver en la pá­gi­na web del mu­seo.

EL YERNO DEL FO­TÓ­GRA­FO De jo­ven tra­ba­jó co­lo­rean­do imá­ge­nes pa­ra el es­tu­dio del fo­tó­gra­fo An­to­nio Gar­cía Pe­ris. Allí apren­dió fo­to­gra­fía y co­no­ció a Clo­til­de, hi­ja de An­to­nio Gar­cía, con la que se ca­só. Sa­ber fo­to­gra­fía le re­sul­tó muy útil pa­ra sus cua­dros: a ve­ces ha­cía fo­tos pre­vias de las es­ce­nas que iba a pin­tar. A él lo re­tra­ta­ron gran­des fo­tó­gra­fos, co­mo el da­nés Ch­ris­tian Fran­zen y Nis­sen. Aquí lo cap­tó tra­ba­jan­do en 1905.

RETRATISTA DE LA ÉLI­TE

Po­sa­ron pa­ra So­ro­lla el rey Al­fon­so XIII; el pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos Wi­lliam Ho­ward Taft; es­cri­to­res, in­te­lec­tua­les y cien­tí­fi­cos co­mo San­tia­go Ramón y Ca­jal, Be­ni­to Pérez Gal­dós, An­to­nio Ma­cha­do y Vi­cen­te Blas­co Ibá­ñez; o po­lí­ti­cos co­mo Emi­lio Cas­te­lar. Aquí es­tá re­tra­tan­do a Ja­cin­to Be­na­ven­te, en 1917. Tres años más tar­de, cuan­do pin­ta­ba a la mu­jer de Ramón Pérez de Aya­la, So­ro­lla su­frió un ic­tus que lo de­jó he­mi­plé­ji­co. Mu­rió en 1923 en Cer­ce­di­lla (Madrid).

NA­CIÓ EN EL ME­DI­TE­RRÁ­NEO

Co­mo los im­pre­sio­nis­tas, So­ro­lla sa­có el ca­ba­lle­te y los pin­ce­les al ai­re li­bre. Tra­ba­jó mu­cho en la pla­ya del Ca­ba­ñal, en Va­len­cia. Aquí apa­re­ce en ple­na fae­na du­ran­te 1917. So­ro­lla es uno de los gran­des pin­to­res del Me­di­te­rrá­neo, crea­dor de cé­le­bres es­ce­nas ma­ri­nas co­mo La vuel­ta de la pes­ca, La pla­ya de Va­len­cia o Tris­te he­ren­cia, un lien­zo de de­nun­cia so­cial con el que ga­nó en 1900 el Gran Prix de la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de Pa­rís.

SO­RO­LLA EN­TRE AMI­GOS

El fo­tó­gra­fo da­nés Ch­ris­tian Fran­zen fue el retratista de mo­da de la al­ta so­cie­dad del mo­men­to. Su le­ma pu­bli­ci­ta­rio era: «Fo­tó­gra­fo de re­yes y rey de los fo­tó­gra­fos». En­fo­có a su ami­go Joa­quín So­ro­lla mu­chas ve­ces y So­ro­lla lo re­tra­tó a él al óleo. Es­ta ima­gen del pin­tor mos­tran­do su tra­ba­jo a un gru­po de ami­gos la to­mó Fran­zen en 1906.

VIA­JE AGO­TA­DOR

La His­pa­nic So­ciety of Ame­ri­ca en­car­gó a So­ro­lla 14 gran­des lien­zos que mos­tra­ran las re­gio­nes de Es­pa­ña. El pin­tor re­co­rrió el país con su ca­ba­lle­te du­ran­te dos años de tra­ba­jo ex­te­nuan­te. Al­gu­nos de sus lien­zos pro­ta­go­ni­zan aho­ra una gran mues­tra en el Mu­seo del Pra­do: Te­so­ros de la His­pa­nic So­ciety of Ame­ri­ca. Vi­sio­nes del mun­do his­pá­ni­co (has­ta el 11 de sep­tiem­bre). Es­ta fo­to­gra­fía es­tá to­ma­da en Sa­la­man­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.