Una his­to­ria en imá­ge­nes.

Ba­jo el sue­lo de Ma­drid hay más de 4700 ki­ló­me­tros de tú­ne­les. Pro­te­ger es­tas ga­le­rías es ta­rea de la Uni­dad de Sub­sue­lo. Sus agen­tes pa­tru­llan en­tre al­can­ta­ri­llas, con­duc­cio­nes eléc­tri­cas y de co­mu­ni­ca­cio­nes, tu­be­rías de gas y agua, el me­tro... Bien­ve­nid

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario - TEX­TO Y FO­TO­GRA­FÍA: AL­BER­TO OJEMBARRENA

Nos aden­tra­mos en las al­can­ta­ri­llas y tú­ne­les sub­te­rrá­neos de Ma­drid de la mano de la Uni­dad de Sub­sue­lo de la Po­li­cía.

EL LA­BE­RIN­TO SAL­VA­JE

En es­ta uni­dad no se pue­de su­frir claus­tro­fo­bia ni tras­torno de pá­ni­co. Su la­bor prin­ci­pal es vi­gi­lar el sub­sue­lo pa­ra pre­ve­nir ro­bos, sa­bo­ta­jes y aten­ta­dos te­rro­ris­tas. Cuan­do sal­ta la alar­ma de un ban­co, una jo­ye­ría o una pe­le­te­ría, los agen­tes com­prue­ban si los la­dro­nes han en­tra­do por de­ba­jo y si han de­ja­do pis­tas. En los úl­ti­mos diez años han in­ter­ve­ni­do en nue­ve bu­tro­nes rea­li­za­dos des­de el sub­sue­lo.

ATRACOS TRUNCADOS

Un ofi­cial mues­tra el plano de un bu­trón des­cu­bier­to por la Uni­dad. Su tra­ba­jo per­mi­tió evi­tar un atra­co. A ve­ces no in­ter­vie­nen has­ta el fi­nal, pa­ra ga­ran­ti­zar así las prue­bas que in­cul­pen a los de­lin­cuen­tes.

NI UN PA­SO EN FAL­SO

En Ma­drid hay 33.000 en­tra­das de ac­ce­so a los pa­sa­di­zos sub­te­rrá­neos. An­tes de ca­da ope­ra­ción se ela­bo­ran es­tu­dios y pla­nes de se­gu­ri­dad de las ga­le­rías por don­de dis­cu­rri­rá la ac­tua­ción de la uni­dad.

50 ME­TROS BA­JO TIE­RRA

Ba­jo el sue­lo de Ma­drid co­rre una tu­pi­da red de to­rren­tes de aguas re­si­dua­les co­nec­ta­dos en­tre sí. Al­gu­nos de ellos, a 50 me­tros de pro­fun­di­dad. La pre­sión de las co­rrien­tes, es­pe­cial­men­te cuan­do llue­ve, con­vier­te la la­bor de los agen­tes en un desafío. Un pa­so en fal­so y pue­den aca­bar arras­tra­dos has­ta la de­pu­ra­do­ra.

EL CO­RRE­DOR DE LA VI­DA

En otros tú­ne­les con­vi­ven las con­duc­cio­nes eléc­tri­cas con las de agua y las de co­mu­ni­ca­cio­nes; pro­te­ger to­do ello for­ma tam­bién par­te del man­da­to de la uni­dad. Mu­chas de las tu­be­rías del Ca­nal de Isabel II pre­sen­tan ca­pas de óxi­do afe­rra­do; los ca­bles bien re­ves­ti­dos ser­pen­tean por las hú­me­das pa­re­des de los 200 ki­ló­me­tros de ga­le­rías mu­ni­ci­pa­les.

CUAN­DO EL AI­RE MA­TA

An­tes de des­cen­der, se com­prue­ba el ai­re de la ga­le­ría con un de­tec­tor de ga­ses. En ca­so de ries­go pa­ra la sa­lud de los agen­tes, la Uni­dad cuen­ta con equi­pos de res­pi­ra­ción au­tó­no­ma. En si­tua­cio­nes de ries­go no se pue­de per­ma­ne­cer más de 20 mi­nu­tos ba­jo tie­rra.

TE­RRENO VEDADO

De los 4780 ki­ló­me­tros de ga­le­rías y co­lec­to­res sub­te­rrá­neos de Ma­drid, 3250 son de di­fí­cil ac­ce­so o di­rec­ta­men­te in­tran­si­ta­bles. El res­to, los 1530 que sí se pue­den vi­si­tar, es el lu­gar de tra­ba­jo co­ti­diano de los agen­tes de la Uni­dad de Sub­sue­lo de la Po­li­cía Na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.