LA ME­DI­CI­NA QUE VIE­NE

En diez años ve­re­mos más avan­ces mé­di­cos que en to­do el si­glo pa­sa­do. Cán­cer, alz­héi­mer, pro­ble­mas car­dia­cos, en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas... La me­di­ci­na se es­tá alian­do con la tec­no­lo­gía y pre­pa­ra una re­vo­lu­ción. Cin­co pre­mios no­bel reuni­dos en Va­len­cia por

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine En Portada - POR CAR­LOS MA­NUEL SÁN­CHEZ FO­TO­GRA­FÍA: CAR­LOS LUJÁN

Cuando Mark Zuc­ker­berg anun­ció que iba a do­nar 3000 mi­llo­nes de dó­la­res a la in­ves­ti­ga­ción mé­di­ca, na­die se sor­pren­dió. Al fin y al ca­bo, Si­li­con Va­lley ha de­cla­ra­do la gue­rra a la en­fer­me­dad. La in­flu­yen­te pu­bli­ca­ción Po­li­ti­co lla­ma a Bill Ga­tes «el mé­di­co más po­de­ro­so del mun­do». No en vano es el se­gun­do ma­yor do­nan­te de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud, so­lo por de­trás de Es­ta­dos Uni­dos. Son ape­nas un par de ejem­plos del pe­so cre­cien­te de las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas en el mun­do de la sa­lud. Pe­ro no es so­lo fi­lan­tro­pía. Goo­gle re­co­pi­la nues­tros da­tos ge­né­ti­cos; IBM afi­na el po­ten­cial de Wat­son, su in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, pa­ra el diag­nós­ti­co... Los gi­gan­tes de Si­li­con Va­lley son los ge­ne­ra­les en es­ta gue­rra, mien­tras una in­fan­te­ría de start-ups desa­rro­lla más de 100.000 apli­ca­cio­nes re­la­cio­na­das con la sa­lud. El enemi­go es for­mi­da­ble. Pe­ro hay un fac­tor con

po­ten­cial pa­ra con­ver­tir­se en un cam­bio de pa­ra­dig­ma. ¿Qué ha cam­bia­do? Que la en­fer­me­dad se abor­da aho­ra co­mo un pro­ble­ma de in­ge­nie­ría. ¿Por qué es­te en­fo­que es di­fe­ren­te? Pri­me­ro, por el plan­tea­mien­to mul­ti­dis­ci­pli­nar. Cuatro tec­no­lo­gías avan­zan a rit­mo fre­né­ti­co. Son la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, la compu­tación, la ge­né­ti­ca y los sen­so­res que mo­ni­to­ri­zan nues­tras cons­tan­tes. Su con­ver­gen­cia es re­vo­lu­cio­na­ria. «Va­mos a ver más avan­ces mé­di­cos en la pró­xi­ma dé­ca­da que en el si­glo XX», di­ce Vi­vek Wadh­wa en The Washington Post. Y, se­gun­do, por el pi­que en­tre tec­no­ló­gi­cas y far­ma­céu­ti­cas. Un in­ge­nie­ro, an­te un pro­ble­ma, bus­ca una so­lu­ción. ¿Y un la­bo­ra­to­rio no? Tam­bién, siem­pre que la so­lu­ción sea más lu­cra­ti­va que el pro­ble­ma. Wadh­wa iro­ni­za: «Fa­ce­book, Mi­cro­soft, IBM... tie­nen una mo­ti­va­ción pa­ra man­te­ner­nos sa­nos; que si­ga­mos usan­do sus apli­ca­cio­nes y sus pro­duc­tos. La mo­ti­va­ción de los la­bo­ra­to­rios es que com­pre­mos sus fár­ma­cos». Re­pa­sa­mos las te­ra­pias más pro­me­te­do­ras con cin­co pre­mios no­bel de me­di­ci­na, in­vi­ta­dos por la Fun­da­ción Pre­mios Rey Jai­me I (Va­len­cia).

La In­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y la compu­tación se­rán cla­ves. La sa­lud se abor­da­rá co­mo un pro­ble­ma de in­ge­nie­ría

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.