Con­ci­lia­ción fa­mi­liar y di­gi­ta­li­za­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine Firmas -

de ver. Cuan­do la Revolución In­dus­trial apa­re­ció, los mo­dos de pro­duc­ción cam­bia­ron drás­ti­ca­men­te al te­ner que or­ga­ni­zar a cien­tos de tra­ba­ja­do­res en gran­des fá­bri­cas. Unos cam­bios que su­pu­sie­ron una for­ma de dis­ci­pli­nar a los obre­ros me­dian­te una es­tric­ta je­rar­quía La tan an­he­la­da con­ci­lia­ción fa­mi­liar es un asun­to ca­da vez más inal­can­za­ble. Ni la di­gi­ta­li­za­ción la­bo­ral ni el in­te­rés em­pre­sa­rial pa­san por ma­te­ria­li­zar al­go en lo que todo el mun­do, pú­bli­ca­men­te, es­tá con­for­me, pe­ro que en la in­ti­mi­dad no ter­mi­nan de man­dos in­ter­me­dios y una ex­haus­ti­va di­vi­sión del tra­ba­jo. Los gran­des gu­rús de nues­tro tiem­po siem­pre di­je­ron que la di­gi­ta­li­za­ción de la pro­duc­ción aca­ba­ría con la je­rar­qui­za­ción del tra­ba­jo y la ri­gi­dez pro­duc­ti­va, ofre­cien­do una fle­xi­bi­li­dad al tra­ba­ja­dor que le per­mi­ti­ría, no so­lo ju­gar al fut­bo­lín o prac­ti­car yo­ga, co­mo di­cen que ha­cen los em­plea­dos de Goo­gle, sino so­bre todo fa­ci­li­tar su con­ci­lia­ción fa­mi­liar. En la prác­ti­ca, la dis­ci­pli­na la­bo­ral de la era in­dus­trial que du­ra­ba ocho ho­ras dia­rias ha si­do sus­ti­tui­da por una nue­va dis­ci­pli­na la­bo­ral que ca­re­ce de lí­mi­tes tem­po­ra­les y je­rár­qui­cos al es­tar per­ma­nen­te­men­te co­nec­ta­dos en un en­torno di­gi­tal que nun­ca se de­tie­ne. HO­RA­CIO TORVISCO. AL­CO­BEN­DAS (MA­DRID)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.