De­ci­di­mos”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DE GENTE - TEX­TO: CÁNDIDA AN­DA­LUZ

La­ca­ra es el re­fle­jo del al­ma. Y si se tie­nen 18 años, ga­nas de vi­vir, de rom­per mol­des y de ini­ciar una vi­da ele­gi­da por uno mis­mo, en­ton­ces no hay rostro su­fi­cien­te pa­ra mos­trar tan­ta ilu­sión. Aca­ban de apro­bar Se­lec­ti­vi­dad, al­gu­nos ya pue­den vo­tar, y la ma­yo­ría po­drán di­ri­gir sus vi­das ha­cia el fu­tu­ro que desean, en el que han es­ta­do pen­san­do du­ran­te el úl­ti­mo cur­so. ¿Se pue­de ser más fe­liz? Ch­ris­ti­na Ale­jan­dro Sil­va Rei­no­so aca­bó sus es­tu­dios obli­ga­to­rios y el año que vie­ne cur­sa­rá De­re­cho. Con un lar­go ve­rano de por me­dio, re­la­ta ca­si sin res­pi­rar to­do lo que tie­ne pre­vis­to pa­ra los pró­xi­mos me­ses: «Es­toy pen­san­do en ha­cer un cur­so de in­glés en Ca­na­dá y a la vuel­ta apro­ve­char pa­ra es­tar con mis com­pa­ñe­ros el mayor tiem­po po­si­ble e ir a la pla­ya». Ch­ris­tian echa­rá de me­nos el am­bien­te fa­mi­liar del co­le­gio, es­tu­dió en Car­me­li­tas de Ou­ren­se, pero a cam­bio, sub­ra­ya, ga­na­rá en li­ber­tad. «Ya te sien­tes mu­cho más in­de­pen­dien­te y au­tó­no­mo», di­ce.

Ale­jan­dro González Gar­cía tie­ne pen­sa­do ha­cer In­ge­nie­ría In­for­má­ti­ca en Ou­ren­se. «Quie­ro apro­ve­char el ve­rano pa­ra des­can­sar y em­pe­zar con fuer­za el cur­so. Dis­fru­tar y ya es­tá», di­ce en­tre ri­sas. Ale­jan­dro ha­bla de ilu­sión cuan­do se le pre­gun­ta so­bre la ma­ne­ra de afron­tar su nue­va vi­da. «Las amis­ta­des cam­bia­rán, se­gu­ra­men­te. Aho­ra mis­mo tam­bién es­toy ex­pec­tan­te. Lle­va­ré una vi­da más adul­ta, in­de­pen­dien­te. Me pa­re­ce muy in­tere­san­te y ten­go mu­cha cu­rio­si­dad por los años que ven­drán».

En la mis­ma si­tua­ción se en­cuen­tra Ire­ne Vi­lla­nue­va Ro­drí­guez. Ella, por fin, em­pe­za­rá en sep­tiem­bre sus es­tu­dios de Ma­gis­te­rio. Lo que siem­pre ha que­ri­do ha­cer, des­de pe­que­ña. «Es­te ve­rano me ape­te­ce re­cu­pe­rar mu­chas ac­ti­vi­da­des que me gus­tan y que he te­ni­do que de­jar apar­ca­das por los es­tu­dios. Me en­can­ta ha­cer de­por­te y quie­ro re­to­mar cla­ses de len­gua­je de sig­nos —que tu­ve que aban­do­nar el año pa­sa­do— y tam­bién leer. Y, so­bre to­do, sa­lir con mis ami­gos», di­ce. Al igual que sus dos com­pa­ñe­ros, ilu­sión es el sus­tan­ti­vo que uti­li­za pa­ra mos­trar sus sen­ti­mien­tos. «Ten­go mu­chas ga­nas de em­pe­zar a ha­cer eso que me gus­ta de siem­pre: edu­car. Ya lo ha­cía con mi her­mano pe­que­ñi­to, en ca­sa, y ten­go ga­nas de po­der apren­der y po­der en­se­ñar», re­la­ta. Ire­ne Vi­lla­nue­va cree que lo más im­por­tan es que «en­tra­ré en una eta­pa en la que yo de­ci­do».

Ch­ris­ti­na, Ale­jan­dro e Ire­ne son com­pa­ñe­ros. Los tres acu­den a la ci­ta con una son­ri­sa que, en nin­gún mo­men­to, borran de su ca­ra. Ser bue­nos es­tu­dian­tes les ha va­li­do pa­ra po­der re­la­jar­se a gus­to es­te ve­rano. El más lar­go, se­gu­ra­men­te, de sus vi­das. An­sio­sos por al­can­zar esa vi­da en la que las de­ci­sio­nes son per­so­na­les —aje­nos a la par­te me­nos «bo­ni­ta» de ser adul­to— tie­nen la ca­be­za lle­na de ideas y pro­yec­tos. Los jó­ve­nes no ha­blan de cri­sis eco­nó­mi­ca o de fal­ta de tra­ba­jo. Creen, co­mo de­cía un co­no­ci­do pe­rio­dis­ta que «la vi­da es ma­ra­vi­llo­sa» y los trans­mi­ten al res­to de per­so­nas que se en­cuen­tran a su al­re­de­dor. In­clu­so, lle­gan a con­ta­giar esa ilu­sión por el pre­sen­te y el fu­tu­ro. Ellos se co­men el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.