me­dias Ponte de la­na de ove­ja

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - ALHILO - TEX­TO: BEA ABELAIRAS FOTO: ÁN­GEL MANSO

BO­TAS DE AGUA POR FIN CALENTITAS Ha­ce años que la aso­cia­ción de mu­je­res de la lo­ca­li­dad co­ru­ñe­sa de Ca­ba­nas via­ja por to­da Es­pa­ña mos­tran­do có­mo han re­cu­pe­ra­do el hi­la­do de la la­na. Y aho­ra, ade­más, sa­ben te­jer pren­das «high-tech».

Loúl­ti­mo en fi­bras an­ti­hu­me­dad es pre­ci­sa­men­te lo que se en­fun­da­ban nues­tras abue­las: cal­ce­ti­nes de pu­ra la­na de ove­ja ga­lle­ga, que pa­san de la piel del ovino a ser una ma­de­ja a mano y que se te­jen a gan­chi­llo. Prue­ba de ello son las me­dias que en bre­ve co­men­za­rá a ven­der una aso­cia­ción de hi­lan­de­ras de la lo­ca­li­dad co­ru­ñe­sa de Ca­ba­nas y con las que ase­gu­ran que las bo­tas de agua son, por fin, un cal­za­do sano. «Las me­dias de nues­tra la­na ab­sor­ben la hu­me­dad, son un buen ais­lan­te, y con­tie­nen la­no­li­na, lo que las con­vier­te en al­go per­fec­to para no res­ba­lar», cuen­ta Bea­triz Car­bón, que fue la pri­me­ra en dar­se cuen­ta del po­ten­cial que te­nía es­ta pren­da. Tan­to que las pri­me­ras las te­jió a gan­chi­llo una hi­lan­de­ra para ella y es­tá en­can­ta­da con el re­sul­ta­do (que se pue­de ver en la foto de la iz­quier­da, don­de ella po­sa con los pri­me­ros pa­res que han crea­do). Al igual que sus com­pa­ñe­ras, Bea­triz co­men­zó en la aso­cia­ción de mu­je­res co­mo una afi­ción más, pe­ro aho­ra las lla­man de to­da Es­pa­ña para exhibiciones y para que cuen­ten có­mo han re­cu­pe­ra­do un ofi­cio, el de hi­lan­de­ra, ca­si des­apa­re­ci­do.

«Que­ría al­go si­mi­lar a las que hay a la venta para las Hun­ter, pe­ro es­tas son mu­cho me­jo­res por­que son nues­tras me­dias. De he­cho, hay una web (red­de­la­na.com) en la que se ex­pli­can las pro­pie­da­des de es­ta fi­bra, por eso tam­bién ha­ce­mos co­lla­ri­nes y co­ji­nes te­ra­péu­ti­cos, ya que son muy bue­nos para las per­so­nas que pa­de­cen de hue­sos», ex­pli­ca una ar­te­sa­na que ase­gu­ra que hi­lar la­na se ha con­ver­ti­do para ella en un vi­cio, co­mo bai­lar.

Es­tas hi­lan­de­ras cui­dan has­ta su atuen­do a la ho­ra de po­ner­se a una la­bor que co­men­za­ron a rea­li­zar co­mo una ac­ti­vi­dad para crear am­bien­te en sus al­deas. Aho­ra aca­ban de con­se­guir la cer­ti­fi­ca­ción que acre­di­ta sus pren­das co­mo pro­duc­tos ga­lle­gos 100 %. Una en­ti­dad, Aso­ve­ga, se en­car­ga de com­pro­bar en las pro­pias ex­plo­ta­cio­nes que la ma­te­ria pri­ma que les en­vían es de pu­ra ra­za ga­lle­ga.

DU­RAN MÁS Y NO PI­CAN

Ca­da año se en­fren­tan a unos 180 ki­los de la­na que se­lec­cio­nan, la­van, es­car­pi­zan, car­dan, hi­lan, tuer­cen y fi­nal­men­te cal­ce­tan, gan­chi­llan, ha­cen bo­li­llos o bor­dan. «Es nues­tro pri­mer año co­mo ope­ra­do­ras de la­na cer­ti­fi­ca­da co­mo ga­lle­ga, he­mos pro­ce­sa­do 100 ki­los y com­pro­ba­do que es más ru­da y den­sa, a la vez que más fuer­te y re­sis­ten­te, al­go que ha­rá que la pren­da du­re mu­cho más tiem­po», cuen­ta una hi­lan­de­ra que tra­ba­ja des­de ha­ce 21 años en Co­dor­niu y que ase­gu­ra que es­tá muy or­gu­llo­sa de ser «al­dea­na», por­que le apor­ta mu­cha fe­li­ci­dad y vi­ta­li­dad.

Eso sí, en es­tas nue­vas me­dias y cal­ce­ti­nes han pro­ba­do to­dos los re­me­dios po­si­bles para que no pi­quen. Has­ta los co­lo­res se con­si­guen a mano y bue­na par­te de ellos a ba­se de fór­mu­las con in­gre­dien­tes na­tu­ra­les. A pe­sar de to­do es­te pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción y de tra­ba­jo du­ro aún no sa­ben có­mo co­mer­cia­li­zar unos cal­ce­ti­nes que se pue­den ir en­car­gan­do a tra­vés de su pá­gi­na de Fa­ce­book.

En los cálcu­los del pre­cio fi­nal ad­vier­ten que hay que te­ner en cuen­ta que ca­da ovi­llo de la­na tra­ba­ja­da de for­ma ar­te­sa­nal ron­da los diez eu­ros. «Si hay que uti­li­zar tin­tes ya sube un pe­lín más, has­ta los 12 o los 16 eu­ros ca­da cien gra­mos —pre­ci­sa Car­bón— no­so­tras ha­ce­mos tin­tes na­tu­ra­les y otras ve­ces usa­mos tin­tes quí­mi­cos, pe­ro los me­jo­res co­lo­res se ob­tie­nen de los na­tu­ra­les ¡Con di­fe­ren­cia!».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.