El bál­sa­mo la­bial del pa­sa­do que arrasa en el pre­sen­te Se

ES LA SUAVINA Tras apa­re­cer en «Vo­gue», se ha ge­ne­ra­do un bum de es­te pro­duc­to cen­te­na­rio que se ven­de en con­ta­das far­ma­cias y dro­gue­rías ga­lle­gas.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - CURIOSO - TEX­TO: JAVIER BE­CE­RRA

ha pues­to de mo­da re­pen­ti­na­men­te. Aquí, por­que es­te bál­sa­mo la­bial ya es un pe­que­ño clá­si­co en Va­len­cia. Pe­ro su ate­rri­za­je en las pá­gi­nas de la re­vis­ta Vo­gue lo hi­zo uni­ver­sal y una pe­que­ña pie­za de de­seo. Su nom­bre, su aro­ma re­tro y sus pro­pie­da­des han pues­to a fun­cio­nar el bo­ca a bo­ca. En Ga­li­cia se ven­de en si­tios muy con­cre­tos. «He­mos te­ni­do pro­ble­mas pa­ra po­der aten­der la de­man­da del pú­bli­co. La gen­te lo ve y lle­va tam­bién pa­ra los ami­gos o fa­mi­lia­res», se­ña­la Juan Vi­llar. Es uno de los res­pon­sa­bles de la Dro­gue­ría Vi­llar en A Co­ru­ña, un ne­go­cio con la mis­ma so­le­ra aquí que la Suavina allá.

¿Qué tie­ne pa­ra que ha­ya en­can­ta­do tan­to? Pues una sen­sa­ción de sua­vi­dad en los la­bios acom­pa­ña­da de un re­fres­can­te ba­ño de men­ta que tar­da unos se­gun­dos en apa­re­cer. Lo di­fe­ren­cia to­tal­men­te de otros pro­duc­tos que se usan pa­ra la­bios agrie­ta­dos. La fór­mu­la, tal y co­mo ex­pli­can los fa­bri­can­tes, es una com­bi­na­ción de acei­tes esen­cia­les y men­tol en un vehícu­lo gra­so. Una re­ce­ta que ha per­ma­ne­ci­do inal­te­ra­da has­ta nues­tros días. Al fren­te de ello, se en­cuen­tra la quin­ta ge­ne­ra­ción de far­ma­céu­ti­cos que di­ri­gen los ac­tua­les La­bo­ra­to­rios Cal­duch en Va­len­cia. Vi­cen­te Cal­duch re­cuer­da el ori­gen: «Se usa­ba co­mo po­ma­da pa­ra los tra­ba­ja­do­res de la na­ran­ja y los efec­tos que les cau­sa­ba el frío: se­que­da­des en la­bios y na­riz». El pro­duc­to, con sus va­ria­cio­nes, se ha man­te­ni­do du­ran­te más de un si­glo, mien­tras otros iban ca­yen­do. Pe­ro lle­gó un mo­men­to en el que sur­gió la pre­gun­ta: «Si es­to fun­cio­na­ba tan bien aquí, ¿por qué no iba a fun­cio­nar en zo­nas con mu­cho más frío?».

La pre­gun­ta tu­vo la res­pues­ta que se pue­de ver hoy, so­bre­pa­san­do las ex­pec­ta­ti­vas. En­tre el bo­ca a bo­ca, las apa­ri­cio­nes en blogs y el em­pu­je de pu­bli­ca­cio­nes de re­fe­ren­cia co­mo la ci­ta­da Vo­gue, se pro­vo­có lo ló­gi­co: el des­abas­te­ci­mien­to. «Eso es bueno y ma­lo —se­ña­la el far­ma­céu­ti­co—. El pro­duc­to es to­tal­men­te ar­te­sa­nal y no po­de­mos tri­pli­car la pro­duc­ción de re­pen­te. Es­to se fa­bri­ca en ollas y lo en­va­sa­mos a mano uno a uno». Hu­bo que con­tra­tar a una per­so­na a ma­yo­res pa­ra ello.

EN­VA­SE «RE­TRO»

Más allá de la fa­ma y la ca­li­dad de pro­duc­to, la Suavina en­tra por los ojos. Esa ima­gen re­tro tan lo­gra­da es la mis­ma «con pe­que­ñas va­ria­cio­nes» que la de los años se­sen­ta. De plás­ti­co, sus­ti­tu­yó a la me­tá­li­ca que, a su vez, ha­bía re­le­va­do a la de ma­de­ra que se fa­bri­ca­ba en 1880.

FO­TO: ÁN­GEL MANSO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.