SUPERÉ MI FO­BIA

VA­RIAS PER­SO­NAS NOS CUEN­TAN CÓMO LO HAN HE­CHO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: YOLANDA GARCÍA

Emi Vo­ces de Onain­di

FO­BIA A HA­BLAR EN PÚ­BLI­CO Te­nía que afron­tar mi mie­do por­que en el exa­men oral de las opo­si­cio­nes no que­da otra. De­ci­dí me­ter­me en tea­tro”

Ees­te­chi­co te­nía pá­ni­co a ha­cer cual­quier co­sa en pú­bli­co y eso que se ape­lli­da Vo­ces. Para el vi­gués Emi Vo­ces de Onain­di Gon­zá­lez, aun­que na­ci­do en San­tia­go en 1979, el tea­tro ha si­do la luz al fi­nal del tú­nel que su­po­nía en­fren­tar­se a la gen­te y que le plan­ta­ba un mu­ro an­te sus opo­si­cio­nes a re­gis­tra­dor de la pro­pie­dad. Se ha­ce un lar­go lar­go si­len­cio cuan­do le pre­gun­to si son muy di­fí­ci­les. El nú­me­ro 410, que le to­có por sor­teo, res­pon­de ro­tun­do: «Es la más di­fí­cil del Es­ta­do». Su ta­lón de Aqui­les era el exa­men oral, que podría to­car en ma­yo. ¡Suer­te, Emi!

TA­BLAS... DE SAL­VA­CIÓN La vida de es­te jo­ven que ha­ce tre­ce años se vino a Vi­vei­ro para po­der es­tu­diar más tran­qui­lo es­tá mar­ca­da por epi­so­dios co­mo en­trar en mo­do pá­ni­co to­tal por te­ner que ha­cer al­go en pú­bli­co. El tí­pi­co tó­pi­co, cuan­do es­cu­chas del pro­fe­sor el te­mi­do ‘sal a la pi­za­rra’. «Ho­rro­ro­so de to­da la vida, pe­ro por suer­te, por mi ape­lli­do, Vo­ces, por la uve, siem­pre es­ta­ba en la es­qui­na y más o me­nos me li­bra­ba», re­me­mo­ra. Una vez, cuan­do de­bi­do a un tra­ba­jo mal he­cho re­ci­bió una bron­ca del maes­tro an­te to­da la cla­se. Otra, una fies­ta de dis­fra­ces en la que su ma­dre lo vis­tió de tro­glo­di­ta.

«Sen­tí el ri­dícu­lo más ab­so­lu­to y me pu­se a llo­rar, fue tam­bién in­su­pe­ra­ble», re­cuer­da. A Emi tam­po­co se le bo­rró de la memoria una se­sión pú­bli­ca de ká­ra­te en un pa­be­llón: «En el mo­men­to en que sa­lí y vi to­do aquel gen­tío, me em­pe­cé a su­ges­tio­nar». Ma­reos y náu­seas, do­lor de ba­rri­ga, un su­dor frío, vis­ta nu­bla­da, pe­sa­dez en la ca­be­za, in­clu­so in­con­ti­nen­cia... Eran sín­to­mas que le ha­cían la vida im­po­si­ble. Ha­blar en pú­bli­co siem­pre fue para él un re­to co­mo lo se­ría para cual­quie­ra de no­so­tros, me­nos para Chus La­go, es­ca­lar de re­pen­te el Eve­rest. Sal­vo que lle­gue el mo­men­to en el que no te que­de otra que es­ca­lar. Con sher­pa o sin sher­pa. «En las opo­si­cio­nes, con el exa­men oral no me que­da otra, en­ton­ces de­ci­dí me­ter­me en tea­tro (...) Es­tás allí, con los de­más y em­pie­zas a dar­te cuen­ta de que es ab­sur­do y tie­nes que afron­tar­lo. Al fin de cuen­tas, no es más que ser li­bre». «Sí, el tea­tro fue un sal­va­vi­das», di­ce, con ayu­da de La­ra, la pro­fe­so­ra. «Aún me cues­ta pe­ro sí se pue­de de­cir que lo he su­pe­ra­do. Un exa­men oral no de­ja de ser una re­pre­sen­ta­ción tea­tral, tie­nes un guion, un pú­bli­co y no so­lo tie­nes que dar con­te­ni­do sino tam­bién con­ti­nen­te». La pri­me­ra obra, que ade­más fue ca­lle­je­ra, fue El re­ta­blo de las ma­ra­vi­llas.

Le que­dan fo­bias pen­dien­tes. A las ara­ñas, «as­co mo­nu­men­tal». Y a las al­gas, ni ver­las ni en pintura, ni en la fa­mo­sa fo­to­gra­fía de la ar­tis­ta vi­vei­ren­se Ma­ru­ja Ma­llo cu­bier­ta por ellas. Des­de un día en que se le ocu­rrió ti­rar­se des­de el puen­te en­tre la pla­ya del Vao y la Is­la To­ra­lla. No po­día mo­ver­se. Ni en Cu­raçao, en su lu­na de miel, po­día ir más allá de las aguas cris­ta­li­nas. No di­ga­mos en la os­cu­ra cos­ta ga­lle­ga. O se pa­ra­li­za o ba­te ré­cords na­dan­do a crol. «El Mi­chael Phelps me da la ri­sa», di­ce.

«Te pro­te­ges an­te lo des­agra­da­ble y lo ador­nas de ma­ne­ra per­fec­ta para que na­die te pue­da sa­car de tu palacio de cris­tal», re­fle­xio­na. «Hay fo­bias y fo­bias, pe­ro cuan­do se con­fron­tan con tu vida pien­so que se pue­den su­pe­rar por­que es una pe­lea con­tra ti mis­mo. Te has mar­ca­do ese lí­mi­te por­que no quie­res afron­tar­lo y de­pen­de de has­ta qué pun­to quie­ras su­pe­rar­lo para lle­var una vida nor­mal y ser li­bre», fi­na­li­za Emi Vo­ces.

FO­TO: XAIME RAMALLAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.