El PSOE de­be­rá ele­gir si go­bier­na el PP o Po­de­mos

El Par­ti­do Po­pu­lar vol­ve­rá a ser la pri­me­ra fuer­za, pe­ro ba­ja, y so­lo po­drá go­ber­nar con apo­yo so­cia­lis­ta Pablo Igle­sias su­pera a Sánchez, pe­ro no po­drá ser pre­si­den­te sin el res­pal­do del PSOE

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - GON­ZA­LO BAREÑO

Vic­to­ria pí­rri­ca del PP, que cre­ce mí­ni­ma­men­te en vo­tos, pe­ro se de­ja en­tre dos y cin­co es­ca­ños; enor­me sal­to ade­lan­te de Po­de­mos, que en coa­li­ción con IU se con­vier­te en se­gun­da fuer­za en vo­tos y dipu­tados; de­ba­cle so­cia­lis­ta, que por pri­me­ra vez en de­mo­cra­cia se­ría el ter­ce­ro y per­de­ría un mí­ni­mo de diez es­ca­ños; y es­tan­ca­mien­to de Ciu­da­da­nos, que pe­se a cre­cer en por­cen­ta­je ob­tie­ne una o dos ac­tas me­nos. Ese es el re­su­men de la en­cues­ta preelec­to­ral del CIS que so­lo de­ja tres op­cio­nes: o go­bier­na el PP o go­bier­na Po­de­mos, o Es­pa­ña se en­ca­mi­na a unas ter­ce­ras elec­cio­nes en me­nos de un año. Co­mo ár­bi­tro de esa si­tua­ción que­da un PSOE que, pe­se al des­ca­la­bro, se­rá el que de­ci­da el nom­bre y el par­ti­do del pró­xi­mo pre­si­den­te del Go­bierno. El cua­dro es aún más com­ple­jo que el ac­tual, pe­ro el da­to de que uno de ca­da tres elec­to­res no ten­gan de­ci­di­do por quién vo­tar de­ja mu­cho mar­gen has­ta el 26J.

LA IZ­QUIER­DA SU­MA MÁS

Igle­sias ro­za­ría la pre­si­den­cia. La su­ma de Uni­dos Po­de­mos y PSOE lo­gra más es­ca­ños (172166) que la de PP y Ciu­da­da­nos (156-160). En la hor­qui­lla al­ta, el blo­que de iz­quier­das se que­da­ría a so­lo cua­tro es­ca­ños de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta. Le bas­ta­ría por tan­to con su­mar el apo­yo del PNV (5) pa­ra que Pablo Igle­sias se ase­gu­ra­ra la pre­si­den­cia del Go­bierno. La iz­quier­da po­dría go­ber­nar, además, sin ne­ce­si­tar el vo­to a fa­vor o la abs­ten­ción de los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes, al con­tra­rio que tras las pa­sa­das elec­cio­nes. Ese pac­to, sin em­bar­go, im­pli­ca­ría que el PSOE en­tre­ga­ría el po­der a Po­de­mos, lo que ge­ne­ra­ría una frac­tu­ra en el par­ti­do, al mar­gen del ries­go de que los so­cia­lis­tas per­die­ran así la con­di­ción de par­ti­do con vo­ca­ción ma­yo­ri­ta­ria. Sin el vo­to a fa­vor del PSOE, Igle­sias no ten­dría nin­gu­na po­si­bi­li­dad de go­ber­nar.

RA­JOY LO TIE­NE DI­FÍ­CIL

El PP de­pen­de del PSOE. Ra­joy no so­lo no con­si­gue re­cu­pe­rar es­ca­ños per­di­dos, sino que se de­ja co­mo mí­ni­mo otros dos. Eso, uni­do al es­tan­ca­mien­to de los de Al­bert Ri­ve­ra, le ale­ja aún más de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta, da­do que en­tre PP y Ciu­da­da­nos so­lo su­ma­rían, en el me­jor de los ca­sos, 160 es­ca­ños. Cual­quier po­si­bi­li­dad de que los po­pu­la­res go­bier­nen pa­sa por el res­pal­do o la abs­ten­ción del PSOE en la in­ves­ti­du­ra. Un Go­bierno PP-Ciu­da­da­nos se­ría en to­do ca­so muy ines­ta­ble y que­da­ría a mer­ced de una opo­si­ción con 190 es­ca­ños. La otra op­ción del PP es que el PSOE se aven­ga a for­mar la gran coa­li­ción, lo que da­ría lu­gar a un Go­bierno muy es­ta­ble con po­si­bi­li­dad de su­pe­rar los 200 es­ca­ños y de lle­gar has­ta los 240 en ca­so de que se su­ma­ra Ciu­da­da­nos. Lo que pa­re­ce di­fí­cil es que en al­guno de es­tos ca­sos el PSOE acep­ta­ra que el pre­si­den­te fue­ra Ma­riano Ra­joy.

EL PEOR ES­CE­NA­RIO DEL PSOE

Sánchez, en gra­ves apu­ros. El pa­no­ra­ma que di­bu­ja el CIS es el peor que po­día ima­gi­nar el PSOE. Su­pe­ra­do am­plia­men­te por Po­de­mos, y per­dien­do has­ta do­ce es­ca­ños so­bre el que ya era el peor re­sul­ta­do de la his­to­ria del par­ti­do, Sánchez ten­dría muy com­pli­ca­do man­te­ner el li­de­raz­go so­cia­lis­ta, sin que pue­da des­car­tar­se su di­mi­sión la mis­ma no­che del 26J. La an­da­lu­za Su­sa­na Díaz, ta­jan­te­men­te en con­tra de pac­tar con Po­de­mos, se per­fi­la­ría co­mo nue­va se­cre­ta­ria ge­ne­ral. Si ha­ce ape­nas cin­co me­ses Sánchez po­día es­co­ger en­tre ser pre­si­den­te del Go­bierno con el apo­yo de Po­de­mos o ser el vi­ce­pre­si­den­te de un Go­bierno del PP, aho­ra sus op­cio­nes se re­du­cen a dar el Eje­cu­ti­vo a los de Ra­joy o a los de Igle­sias.

FRE­NA­ZO AL EFEC­TO RI­VE­RA

Ri­ve­ra de­ja de ser de­ci­si­vo. El son­deo del CIS trae tam­bién ma­las no­ti­cias pa­ra Ciu­da­da­nos, que de­ja de ser de­ci­si­vo. Si ha­ce seis me­ses na­die po­día go­ber­nar sin su apo­yo o abs­ten­ción, aho­ra na­die lo ne­ce­si­ta. La iz­quier­da pue­de su­mar ma­yo­ría ab­so­lu­ta in­clu­so con el vo­to en con­tra de Ciu­da­da­nos. Su res­pal­do al PP tam­po­co cam­bia­ría na­da, por­que los po­pu­la­res se­gui­rían ne­ce­si­tan­do al PSOE. Y si el pac­to PSOE-Po­de­mos y Ciu­da­da­nos es­ta­ba com­pli­ca­do con Sánchez de pre­si­den­te, con Igle­sias de can­di­da­to a la Mon­cloa es im­po­si­ble.

DÍAZ TAM­BIÉN RE­TRO­CE­DE

Uni­dos Po­de­mos arra­sa en el País Vas­co. El desas­tre so­cia­lis­ta afec­ta a to­da Es­pa­ña, in­clui­dos los for­ti­nes de An­da­lu­cía, en don­de se de­ja­ría dos es­ca­ños y em­pa­ta­ría con el PP, y Ex­tre­ma­du­ra, don­de pier­de uno y tam­bién em­pa­ta. Uni­dos Po­de­mos arra­sa en el País Vas­co, sien­do pri­me­ra en vo­tos y es­ca­ños, con sie­te dipu­tados fren­te a cin­co del PNV.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.