«Na­die es más exi­gen­te que no­so­tros»

Es­tá con­ven­ci­do de que Es­pa­ña acu­de a la Eu­ro­co­pa en con­di­cio­nes de pe­lear por to­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - Eurocopa -

Vi­cen­te del Bos­que se sien­ta en una de las gra­das del cam­po de en­tre­na­mien­to. Con chán­dal azul eléc­tri­co y el mis­mo as­pec­to bo­na­chón de siem­pre, mi­ra a su in­ter­lo­cu­tor y bro­mea so­bre su bar­ba per­di­da. Es la ho­ra de las pre­gun­tas. No rehú­ye nin­gu­na, pe­ro se sien­te más có­mo­do char­lan­do so­lo de fút­bol. Ase­gu­ra que ca­da día que pa­sa apren­de al­go nue­vo, y sen­ten­cia: «Si crees que lo sa­bes to­do, ten cui­da­do». El téc­ni­co sal­man­tino tie­ne de­ci­di­do aban­do­nar el ban­qui­llo es­pa­ñol al tér­mino de la Eu­ro­co­pa, pa­se lo que pa­se. Del Bos­que con­fía en su gru­po y le ve per­fec­ta­men­te ca­pa­ci­ta­do pa­ra ga­nar la cuar­ta Eu­ro­co­pa, la ter­ce­ra con­se­cu­ti­va.

—Uno de sus ma­yo­res or­gu­llos es ha­ber con­se­gui­do que la se­lec­ción fun­cio­ne co­mo si fue­ra un club. —He­mos se­gui­do una po­lí­ti­ca de con­ti­nui­dad. El gru­po se ha acos­tum­bra­do a tra­ba­jar con no­so­tros. Y tam­bién los jó­ve­nes que han es­ta­do es­tos días en Aus­tria y que vol­ve­rán en el fu­tu­ro. Hay que mi­rar a la can­te­ra co­mo si es­to fue­se otro club.

—La lis­ta de 23 fut­bo­lis­tas pa­ra Fran­cia ha si­do la más con­tes­ta­da des­de que us­ted es se­lec­cio­na­dor. —Sí, por­que se ha fo­ca­li­za­do en los de­lan­te­ros. Uno, Al­cá­cer, por­que fue el má­xi­mo go­lea­dor de la fa­se de cla­si­fi­ca­ción y su ren­di­mien­to con no­so­tros ha si­do bueno. Y otros, co­mo Die­go Cos­ta y Fernando To­rres, por las di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes que les han ro­dea­do. Se­gu­ro que han he­cho mé­ri­tos pa­ra es­tar aquí.

—¿De ha­ber es­ta­do en bue­nas con­di­cio­nes fí­si­cas, hu­bie­ra con­ta­do con Cos­ta? —Aguar­da­mos has­ta el úl­ti­mo mo­men­to pa­ra to­mar una de­ci­sión. Lo que no po­de­mos ha­cer es me­ter tres o cua­tro fut­bo­lis­tas que jue­gan por den­tro y que­dar­nos sin ban­das, por­que en si­tua­cio­nes de ne­ce­si­dad va­mos a te­ner que ti­rar de ellas. No po­día­mos traer a mu­chos de­lan­te­ros por­que ha­yan he­cho una bue­na tem­po­ra­da. He­mos tra­ta­do de ha­cer un equi­po equi­li­bra­do, con al­ter­na­ti­vas en el ban­qui­llo... Y es­to no es me­ter a tres o cua­tro por­que ha­yan he­cho un buen año. A Mo­ra­ta y Adu­riz no les con­tes­ta na­die. To­do el mun­do es­tá de acuer­do en que de­bían es­tar. —¿Sien­te que el afi­cio­na­do se ha ma­la­cos­tum­bra­do a lo bueno y que no tie­ne me­mo­ria? —Na­die es más exi­gen­te que no­so­tros. Aun­que ten­ga­mos una son­ri­sa, lo so­mos y no nos con­for­ma­mos con el pa­sa­do di­cien­do que ga­na­mos el Mun­dial y la Eu­ro­co­pa. Va­mos a de­fen­der un Eu­ro­peo. Pa­re­ce que no nos da­mos cuen­ta pe­ro no­so­tros sí so­mos exi­gen­tes. No po­de­mos ir a Fran­cia a cum­plir un trá­mi­te. De­be­mos apli­car­nos al má­xi­mo.

—Cree que es­ta­mos in­fra­va­lo­ran­do a los ri­va­les de Es­pa­ña? —Na­die con cier­to co­no­ci­mien­to del fút­bol eu­ro­peo pue­de pen­sar que Re­pú­bli­ca Che­ca, Tur­quía y Croa­cia son fá­ci­les. Son or­ga­ni­za­dos, «An­tes aplau­dían y loa­ban nues­tro jue­go. Aho­ra cues­ta que los elo­gios lle­guen» unos tie­nen un es­ti­lo pro­pio más en fun­ción del con­tra­rio, mu­cha pa­sión y bue­nas cua­li­da­des in­di­vi­dua­les. No va a ser fá­cil. No es de­cir que ten­ga­mos mie­do, es el res­pe­to que un de­por­tis­ta tie­ne que te­ner a otro. An­tes to­dos nos aplau­dían y loa­ban nues­tro jue­go. Aho­ra cues­ta que los elo­gios lle­guen tan fá­cil co­mo lle­ga­ban an­tes.

—¿Quién le ago­bia más pre­gun­tán­do­le por los de­ba­tes de la por­te­ría o los de­lan­te­ros? —Mu­cha gen­te (bro­mea). De­be­mos es­cu­char a to­do el mun­do. Las opi­nio­nes en el fút­bol son to­das vá­li­das pe­ro an­te la du­da de­be­mos ha­cer lo que cree­mos que es me­jor pa­ra el equi­po. En el mun­do del fút­bol no se sa­be to­do. Ten cui­da­do co­mo creas que lo sa­bes to­do. Te­ne­mos un «He­mos tra­ta­do de ha­cer un equi­po equi­li­bra­do, con al­ter­na­ti­vas en el ban­qui­llo» plan ge­ne­ral hil­va­na­do con el que em­pe­zar la Eu­ro­co­pa, in­clu­so las cer­te­zas y du­das. —¿Sa­be cuán­do es el me­jor mo­men­to pa­ra des­ve­lar esas du­das y cer­te­zas? —Hay du­das por­que te­ne­mos fut­bo­lis­tas pa­re­ci­dos en al­gu­nos ca­sos, no que­re­mos ju­gar to­do el ra­to al pie; de­be­mos ju­gar con ba­lo­nes al es­pa­cio y no re­du­cir­nos a ser un equi­po có­mo­do. Te­ne­mos que ser un equi­po con al­ter­na­ti­vas: ju­gar en cor­to y en lar­go, ini­ciar to­can­do des­de atrás pe­ro a ve­ces bus­car el jue­go di­rec­to. Pue­des de­cir: ‘No­so­tros ini­cia­mos de atrás’, pues muy bien, pe­ro ¿si te pre­sio­nan la sa­li­da? A lo me­jor hay que te­ner otra op­ción. Las cues­tio­nes bá­si­cas y fun­da­men­ta­les las co­no­ce­mos y las va­mos a ha­cer.

—¿O sea que el de­ba­te de la por­te­ría lo des­ve­la­rá jus­to an­tes de em­pe­zar? —Cuan­do ten­ga­mos que dar la pri­me­ra ali­nea­ción ha­brá que ele­gir a uno u a otro des­pués de ver­les y apro­ve­char sus opor­tu­ni­da­des es­tos días an­tes del cam­peo­na­to. ¿Pa­ra qué lo va­mos a de­cir an­tes?

PIE­RRE-PHI­LIP­PE MARCOU

Del Bos­que cree que ha lo­gra­do que la se­lec­ción fun­cio­ne co­mo si fue­ra un club.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.