Dipu­tados de Po­de­mos co­bra­ron el fi­ni­qui­to en con­tra de su có­di­go éti­co

El do­cu­men­to prohí­be re­ci­bir in­dem­ni­za­cio­nes por ce­sar en car­gos pú­bli­cos

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - JUAN CAPEÁNS

El pa­pel lo aguan­ta to­do; la reali­dad po­lí­ti­ca, no tan­to. Los par­ti­dos po­lí­ti­cos es­pa­ño­les han ido pre­sen­tan­do en los úl­ti­mos años, con el bum in­so­por­ta­ble de la co­rrup­ción y el tren de ci­tas elec­to­ra­les, unos có­di­gos éti­cos que con más o me­nos de­ta­lle con­for­man una pau­ta de com­por­ta­mien­to pa­ra sus in­te­gran­tes y, so­bre to­do, pa­ra los car­gos elec­tos con suel­dos pú­bli­cos.

Po­de­mos es sin du­da al­gu­na la for­ma­ción más pun­ti­llo­sa y, por tan­to, la más susceptible de pa­ti­nar. El ca­pí­tu­lo XII, apar­ta­do h), ca­si al fi­nal de su do­cu­men­to, se de­di­ca a la acep­ta­ción de nor­mas pa­ra car­gos de­sig­na­dos por Po­de­mos en cual­quier ór­gano de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas o en sus en­tes ins­tru­men­ta­les. Y di­ce: «Acep­ta­rán no per­ci­bir nin­gu­na re­mu­ne­ra­ción ni ce­san­tías de nin­gún ti­po una vez fi­na­li­za­da su de­sig­na­ción en el car­go. Quie­nes con an­te­rio­ri­dad al car­go fue­ran ti­tu­la­res de em­pleo pú­bli­co se­rán re­pues­tos con ca­rác­ter de­fi­ni­ti­vo en el úl­ti­mo pues­to del que fue­ran ti­tu­la­res u otro pues­to equi­va­len­te en tér­mi­nos de sa­la­rio. [...] Quie­nes no fue­ran ti­tu­la­res de un em­pleo pú­bli­co co­bra­rán la pres­ta­ción de des­em­pleo pú­bli­co».

En un do­cu­men­to del 8 de ju­nio, el Con­gre­so de los Dipu­tados —igual que an­tes el Se­na­do— hi­zo pú­bli­co en un ar­tícu­lo del re­gla­men­to los nom­bres de los par­la­men­ta­rios que van a per­ci­bir una «in­dem­ni­za­ción de tran­si­ción», unos 8.000 eu- ros que han in­gre­sa­do es­ta mis­ma se­ma­na en sus cuen­tas, cuan­do la ac­ti­vi­dad en la Ca­rre­ra de San Je­ró­ni­mo ce­só el 3 de ma­yo: un fi­ni­qui­to en to­da re­gla.

En­tre los que han per­ci­bi­do es­ta can­ti­dad, que su­pera en am­bos ca­sos los 8.000 eu­ros, es­tán los ga­lle­gos de En Ma­rea Án­ge­la Ro­drí­guez Mar­tí­nez (dipu­tada por Pontevedra) y Jo­sé Ma­nuel Gar­cía Bui­trón (se­na­dor por A Coruña). El se­gun­do, mé­di­co ju­bi­la­do, ha re­nun­cia­do a re­in­cor­po­rar­se al sis­te­ma de pen­sio­nes du­ran­te los 54 días en­tre la di­so­lu­ción de las Cor­tes y las elec­cio­nes, y la se­gun­da ha de­cli­na­do ha­cer más va­lo­ra­cio­nes so­bre es­te as­pec­to, re­mi­tién­do­se al «có­di­go éti­co» de En Ma­rea, in­te­gra­do en el acuer­do po­lí­ti­co de Ano­va, Es­quer­da Uni­da y Po­de­mos que re­co­gió la Jun­ta Elec­to­ral.

Una redacción va­ga

El có­di­go éti­co de En Ma­rea es bas­tan­te me­nos pro­li­jo que el de sus so­cios de Po­de­mos. Se tra­ta, en to­do ca­so, de un do­cu­men­to con me­di­das con­cre­tas, pe­ro que pa­sa de pun­ti­llas so­bre al­gún as­pec­to de los lí­mi­tes sa­la­ria­les. Así, dis­po­ne que los miem­bros de En Ma­rea po­drán «per­ci­bir un úni­co sa­la­rio, sal­vo que es­te su­me me­nos de tres sa­la­rios mí­ni­mos». ¿Es­tá di­cien­do, co­mo de­fien­den los dipu­tados y se­na­do­res de la coa­li­ción ga­lle­ga, que so­lo pue­den co­brar tres ve­ces el sa­la­rio mí­ni­mo in­ter­pro­fe­sio­nal? No. Di­ce que pue­den te­ner un so­lo em­pleo sin lí­mi­te de suel­do o va­rios siem­pre que la su­ma no su­pere los 1.900 eu­ros. Po­de­mos sí ha re­ba­ja­do

las nó­mi­nas en es­te sen­ti­do y es la for­ma­ción que ha mar­ca­do en reali­dad la can­ti­dad a per­ci­bir. De he­cho, el res­to del di­ne­ro, co­mo re­co­no­cie­ron los ex­car­gos de En Ma­rea con­sul­ta­dos, pa­sa di­rec­ta­men­te al pro­yec­to Im­pul­sa, que ges­tio­na la for­ma­ción mo­ra­da y cu­yos fon­dos aca­ban en aso­cia­cio­nes afi­nes. En otro pun­to en el que di­fie­ren las tres pa­tas de la coa­li­ción es en el des­tino de las can­ti­da­des que se ob­ten­gan por sub­ven­ción de los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les. «El so­bran­te, si exis­tie­ra —di­ce el do­cu­men­to—, se­rá po­si­ble re­par­tir­lo en­tre las or­ga­ni­za­cio­nes po­lí­ti­cas de la coa­li­ción de for­ma pro­por­cio­nal a su cuo­ta de par­ti­ci­pa­ción. En es­te pun­to Po­de­mos re­nun­cia­ría a es­te de­re­cho».

El có­di­go in­clu­ye el com­pro­mi­so de trans­pa­ren­cia y la ren­di­ción de cuen­tas al prin­ci­pio y al fi­nal de la ac­ti­vi­dad co­mo re­pre­sen­tan­te, o la pu­bli­ca­ción de las de­cla­ra­cio­nes de bie­nes, ren­tas y pa­tri­mo­nio, y es am­plio a la ho­ra de de­fi­nir las in­com­pa­ti­bi­li­da­des con las em­pre­sas pú­bli­cas o pri­va­das. Pe­ro al en­trar de nue­vo en las con­tra­ta­cio­nes de per­so­nas de­sig­na­das por En Ma­rea, de­ja fle­cos suel­tos, al li­mi­tar­se a «re­cha­zar un sa­la­rio su­pe­rior a los re­co­gi­dos en el con­ve­nio co­lec­ti­vo o en ré­gi­men re­tri­bu­ti­vo del res­to de per­so­nas em­plea­das» en el or­ga­nis­mo.

Fer­nán-Ve­llo y la in­dem­ni­za­ción

El ex­dipu­tado y can­di­da­to al Con­gre­so por Lu­go, Mi­guel An­xo Fer­nán-Ve­llo, fue el úl­ti­mo en re­fe­rir­se a es­ta po­lé­mi­ca. Co­mo sus co­le­gas, ase­gu­ró que «En Ma­rea cum­pre es­tri­ta­men­te co seu có­di­go éti­co» y re­cor­dó en una red so­cial que las «in­dem­ni­za­cións es­ta­ble­ci­das po­lo bi­par­ti­dis­mo de­be­rían ser ob­xec­to de re­vi­sión, e mes­mo á bai­xa». Pa­ra el lu­cen­se «fi­ca cla­ro» que los ex­car­gos del PP y del PSOE que re­nun­cia­ron a la pa­ga lo hi­cie­ron por in­com­pa­ti­bi­li­dad.

«Os depu­tados que re­nun­cian á in­dem­ni­za­ción non o fan por al­truís­mo, é por in­com­pa­ti­bi­li­da­de»

Mi­guel Á. Fer­nán-Ve­llo Con­gre­sis­ta de En Ma­rea (Ano­va)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.