El BNG «es­pa­ño­li­za» a En Ma­rea

Los na­cio­na­lis­tas en­du­re­cen su dis­cur­so ha­cia la coa­li­ción y equi­pa­ran el ni­vel de su de­fen­sa de Ga­li­cia al de Ciu­da­da­nos

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - CAR­LOS PUNZÓN

El Blo­que se jue­ga to­do a una car­ta: tra­tar de con­ven­cer al elec­to­ra­do que re­cla­ma en el Con­gre­so una ac­ción po­lí­ti­ca con acento ga­lle­go de que En Ma­rea no cu­brió esa exi­gen­cia en la pa­sa­da le­gis­la­tu­ra. Los na­cio­na­lis­tas in­sis­ten en sus pri­me­ros dis­cur­sos de cam­pa­ña en equi­pa­rar a la ba­ja el ni­vel de de­fen­sa de Ga­li­cia que hi­cie­ron en las Cor­tes los dipu­tados de PP, PSOE, Ciu­da­da­nos y tam­bién los de En Ma­rea.

«Nós so­mos xen­te tra­ba­lla­do­ra, eles son uns la­ca­záns», an­ti­ci­pó la se­ma­na pa­sa­da el ca­be­za de lis­ta del Blo­que por A Coruña, Car­los Ca­llón, pa­ra abrir las hos­ti­li­da­des con­tra­po­nien­do el tra­ba­jo que lle­va­ron a ca­bo los dipu­tados de su for­ma­ción fren­te al de los ga­lle­gos ele­gi­dos en la le­gis­la­tu­ra pa­sa­da, pe­ro en es­pe­cial a los de En Ma­rea. «É que tar­da­ron 40 días en pre­sen­tar a súa pri­mei­ra ini­cia­ti­va, e es­que­cé­ron­se de Ga­li­cia no do­cu­men­to de ne­go­cia­ción do Go­berno», re- cal­ca un di­ri­gen­te del BNG. «Un só depu­tado na­cio­na­lis­ta é me­llor pa­ra Ga­li­za que 23 depu­tados que van es­que­cer es­te país e van es­tar ao ser­vi­zo de Ra­joy, Sán­chez, Ri­ve­ra ou Pa­blo Igle­sias», in­sis­tió tam­bién en el mis­mo ar­gu­men­to en el arran­que de la cam­pa­ña la por­ta­voz na­cio­nal del Blo­que, Ana Pon­tón.

Es­tra­te­gia re­for­za­da

En di­ciem­bre, el Blo­que in­ten­tó sin éxi­to que el elec­to­ra­do vie­se que la su­ya era la úni­ca op­ción de «obe­dien­cia ga­le­ga», pe­ro ese men­sa­je no pren­dió y de­jó al fren­te con 113.573 vo­tos me­nos que en el 2011: ape­nas 70.464. Com­pro­ba­do que ape­lar so­lo al ADN no da un re­sul­ta­do su­fi­cien­te, el BNG in­ci­de aho­ra en la es­ca­sa pre­sen­cia que, di­ce, tu­vo Ga­li­cia en la fa­lli­da le­gis­la­tu­ra co­mo una con­se­cuen­cia di­rec­ta de que los dipu­tados ele­gi­dos el 20D es­tu­vie­ron so­me­ti­dos a or­ga­ni­za­cio­nes de obe­dien­cia es­ta­tal.

«Se o BNG non es­tá, Ga­li­cia non es­tá», di­jo ayer Ca­llón en Fe­rrol. Des­de su can­di­da­tu­ra tra­tan de ha­cer ver que En Ma­rea «é un­ha for­za es­ta­tal con ou­tra de­no­mi­na­ción aquí, cun ver­niz». El pac­to en­tre Po­de­mos e IU «fa­rá máis di­fí­cil que En Ma­rea po­da re­pre­sen­tar a Ga­li­cia, cun­ha Ano­va máis so­me­ti­da aín­da», aña­den des­de el equi­po elec­to­ral.

El en­fren­ta­mien­to en­tre el BNG y En Ma­rea tu­vo tam­bién es­ta se­ma­na otro fo­co de in­te­rés en las re­des so­cia­les a cuen­ta de un ví­deo de Car­los Ca­llón en el que afea­ba que la se­cre­ta­ria ge­ne­ral de Po­de­mos Ga­li­cia, Car­men San­tos, de­no­mi­na­se al ga­lle­go es­cri­to co­mo «lingua de la­bo­ra­to­rio». La res­pon­sa­ble de Po­de­mos re­co­men­dó al na­cio­na­lis­ta «un­has cla­ses de fo­né­ti­ca, que lle fan moi­ta fal­ti­ña». La con­si­de­ra­ción avi­vó un cru­ce de re­pro­ches en el que el can­di­da­to del BNG in­ter­vino de nue­vo pa­ra re­cor­dar que el pre­si­den­te de la Real Aca­de­mia Ga­le­ga mi­li­ta en IU y se au­to­ca­li­fi­ca co­mo «es­pa­ño­lis­ta», y que el an­te­rior per­te­ne­ce a Ano­va y de am­bos de­pen­dió pro­po­ner cam­bios en el idio­ma ga­lle­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.