Otra vez al ta­jo

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - Er­nes­to S. Pom­bo

Em­pe­za­mos la cam­pa­ña elec­to­ral igual que aca­ba­mos la an­te­rior. Con Ra­joy ha­blan­do de ce­rrar las puer­tas al pa­sa­do, co­mo si él no fue­se pa­sa­do; con Sán­chez ape­lan­do a los in­de­ci­sos; Igle­sias en su ha­bi­tual es­ta­do eufórico y Ri­ve­ra dan­do la ta­ba­rra de que so­lo él va a sa­car es­to ade­lan­te. Cin­co me­ses des­pués vol­ve­mos al ta­jo, con más de lo mis­mo.

Vol­ve­mos al ta­jo te­nien­do que so­por­tar las mis­mas me­me­ces. Los unos pro­me­tien­do ba­jar im­pues­tos y su­bir pen­sio­nes; los otros, au­men­tar el gas­to; los de más allá re­tra­sar el cum­pli­mien­to del dé­fi­cit y los de­más, crean­do mi­llo­nes de pues­tos de tra­ba­jo. Es co­mo aque­llos char­la­ta­nes de fe­ria que ha­bla­ban y ha­bla­ban, sin ser ca­pa­ces de pro­nun­ciar una fra­se cohe­ren­te y sin sa­ber lo que ofre­cían.

Vol­ve­mos al ta­jo, ade­más, con el áni­mo de di­ge­rir una si­tua­ción tre­men­da­men­te cu­rio­sa co­mo es la de que los gran­des ven­ce­do­res de las elec­cio­nes del pró­xi­mo 26, el PP, que las ga­na­rá, y Uni­dos Po­de­mos, que se co­lo­ca­rá co­mo se­gun­da fuer­za y lo­gra­rá el an­sia­do

sor­pas­so, no de­ci­di­rán nues­tro fu­tu­ro. El por­ve­nir de Es­pa­ña es­tá en ma­nos de los per­de­do­res; de quie­nes ob­ten­drán el peor re­sul­ta­do de su his­to­ria re­cien­te. Es­tá en ma­nos del PSOE, con un lí­der ab­so­lu­ta­men­te des­acre­di­ta­do; con re­frie­gas in­ter­nas en ca­da es­qui­na y des­trui­do mo­ral­men­te, quien de­ci­di­rá si el pre­si­den­te se lla­ma Ma­riano, se lla­ma Pa­blo o si es que ni se lla­ma y hay que vol­ver a las ur­nas.

Si Pe­dro Sán­chez cum­ple su pa­la­bra, no fa­ci­li­ta­rá la in­ves­ti­du­ra de Ra­joy. Tam­po­co la de Igle­sias, por­que se lo im­pi­de el ala his­tó­ri­ca y ran­cia del par­ti­do. Y sin los so­cia­lis­tas, for­mar Go­bierno es sen­ci­lla­men­te im­po­si­ble. Así que, si to­do va co­mo apun­tan los son­deos, los per­de­do­res se­rán los ga­na­do­res. Por­que de­ci­di­rán. Y uno no se sien­te com­pla­ci­do de que un per­de­dor dis­pon­ga de nues­tras vi­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.