El mi­ni­fun­dis­mo las­tra el mon­te ga­lle­go

En Ga­li­cia hay unos 672.000 pro­pie­ta­rios fo­res­ta­les, un sec­tor que ge­ne­ra 70.000 em­pleos y en­ca­ra im­por­tan­tes desafíos

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía - A. CU­BA

La frag­men­ta­ción de la pro­pie­dad —en Ga­li­cia hay 672.000 due­ños de montes: el 70 % de los dos mi­llo­nes de hec­tá­reas de su­per­fi­cie fo­res­tal per­te­ne­ce a par­ti­cu­la­res y ca­si el 30 % es de co­mu­ni­da­des ve­ci­na­les— y la fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción y or­de­na­ción las­tran un sec­tor con gran po­ten­cial. El cli­ma es ga­ran­te de pro­duc­ti­vi­dad, pe­ro so­lo una ges­tión pro­fe­sio­nal y un plan fo­res­tal efec­ti­vo, que in­cen­ti­ve la agru­pa­ción de la pro­pie­dad, ase­gu­ra­rían la má­xi­ma ren­ta­bi­li­dad.

¿Por qué el mon­te ga­lle­go es­tá tan des­or­de­na­do?

La es­truc­tu­ra de pro­pie­dad cons­ti­tu­ye el prin­ci­pal pro­ble­ma por su com­ple­ji­dad. «Tan­to la par­ti­cu­lar, por el mi­ni­fun­dio», co­mo apun­ta Jacobo Fei­joo, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Sec­to­rial Fo­res­tal de Ga­li­cia (Ase­fo­ga), co­mo la co­mu­nal, «por los pro­ble­mas de ges­tión que ge­ne­ra», en opi­nión de San­tia­go Gar­cía, de­cano del Co­le­xio Ofi­cial de En­xe­ñei­ros Téc­ni­cos Fo­res­tais de Ga­li­cia. La di­vi­sión de la pro­pie­dad se tra­du­ce «en el frac­cio­na­mien­to de la ges­tión», cons­ta­ta Ale­jan­dro Oli­ve­ros, di­rec­tor de ex­plo­ta­ción fo­res­tal de En­ce. Fal­ta pro­fe­sio­na­li­za­ción, con la ex­cep­ción de al­gu­nas aso­cia­cio­nes de pro­duc­to­res. El aban­dono del cam­po re­pre­sen­ta otro las­tre —Gar­cía ase­gu­ra que «más del 50 % de los pro­pie­ta­rios en Ga­li­cia son ab­sen­tis­tas»—, igual que la com­ple­ji­dad nor­ma­ti­va, por la in­cer­ti­dum­bre que ge­ne­ra, sub­ra­ya Oli­ve­ros.

¿Qué pa­pel desem­pe­ñan las aso­cia­cio­nes de pro­duc­to­res de ma­de­ra?

«Agru­pa­mos la ges­tión de pro­pie­ta­rios par­ti­cu­la­res y co­mu­ni­da­des de montes; da­mos ser­vi­cios téc­ni­cos, fa­ci­li­ta­mos el ac­ce­so a las ayu­das pú­bli­cas de fo­res­ta­ción, me­jo­ra sil­ví­co­la, cer­ti­fi­ca­ción fo­res­tal, lu­cha con­tra pla­gas y en­fer­me­da­des, pre­ven­ción de in­cen­dios y or­de­na­ción fo­res­tal (...). Tra­ba­ja­mos pa­ra dar trans­pa­ren­cia al mer­ca­do de la ma­de­ra», ex­pli­ca el res­pon­sa­ble de Ase­fo­ga. Ra­món Rei­mun­de, pre­si­den­te de Pro­ma­gal (fe­de­ra­ción que aglu­ti­na 25 aso­cia­cio­nes de pro­duc­to­res del nor­te de A Coruña y A Ma­ri­ña lu­cen­se) pro­pug­na la «reivin­di­ca­ción so­cial» y el con­trol «da ma­dei­ra e dos montes» pa­ra lo­grar, en­tre otros desafíos, «pre­zos dig­nos».

¿Hay una gue­rra en­tre las man­co­mu­ni­da­des por ex­plo­tar los montes?

El pre­si­den­te de Ase­fo­ga, que re­pre­sen­ta a pe­que­ños pro­pie­ta­rios, montes ve­ci­na­les en mano co­mún, in­dus­tria o téc­ni­cos, ve «un fra­ca­so ge­ne­ral de la pro­pie­dad ve­ci­nal, con un ter­cio de las 2.900 co­mu­ni­da­des de montes en es­ta­do cla­ro de gra­ve aban­dono». Fei­joo ve ne­ce­sa­rio «atraer in­ver­sión pú­bli­ca y pri­va­da a las co­mu­ni­da­des de montes, por­que Ga­li­cia no pue­de per­mi­tir­se te­ner so­lo un 25 % de sus 600.000 hec­tá­reas en mano co­mún co­rrec­ta­men­te ges­tio­na­das».

¿Quién com­pra la ma­de­ra pro­du­ci­da en Ga­li­cia?

En­ce es el prin­ci­pal com­pra­dor de ma­de­ra de eu­ca­lip­to y Fin­sa li­de­ra la ad­qui­si­ción de pino. Las ex­por­ta­cio­nes de ma­de­ra y mue­ble as­cen­die­ron a 567,8 mi­llo­nes de eu­ros en el 2014, se­gún Con­fe­ma­de­ra. Si se su­man las ven­tas al ex­te­rior de pas­ta de pa­pel, la ci­fra se ele­va has­ta los 749,4 mi­llo­nes, el 25,8 % de las ven­tas del sec­tor en el ex­tran­je­ro a ni­vel na­cio­nal. Ga­li­cia man­tu­vo el li­de­raz­go por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo. Por­tu­gal es el prin­ci­pal clien­te de la ma­de­ra y los mue­bles ga­lle­gos, con pe­di­dos por 212,7 mi­llo­nes; se­gui­do de Fran­cia (58,6). Reino Uni­do (35,8), Paí­ses Ba­jos (26) y Ma­rrue­cos (24). En cuan­to a los pro­duc­tos ex­por­ta­dos, 181,6 mi­llo­nes co­rres­pon­den a pas­ta pa­ra pa­pel, 141,1 a ta­ble­ros de fi­bra, 138 a mue­bles, 122,4 a ma­de­ra en bru­to y 59,5 a ta­ble­ro de par­tí­cu­la.

¿Cuán­tos ga­lle­gos vi­ven del mon­te, de la ma­de­ra?

En Ga­li­cia hay unos 672.000 pro­pie­ta­rios fo­res­ta­les. Con­fe­ma­de­ra es­ti­ma que en el 2014 cer­ca de 70.000 pro­duc­to­res, el 10,4 % del to­tal, cor­ta­ron ma­de­ra y per­ci­bie­ron por ello 280 mi­llo­nes de eu­ros. El vo­lu­men de las cor­tas as­cen­dió a 7,5 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos (en el 2013 fue­ron 7,8).

¿Cuán­tos pues­tos de tra­ba­jo ge­ne­ra el sec­tor?

El sec­tor fo­res­tal ge­ne­ra al­re­de­dor de 70.000 em­pleos, di­rec­tos e in­di­rec­tos, y re­pre­sen­ta el 30 % de las in­dus­trias asen­ta­das en 52 mu­ni­ci­pios ru­ra­les, se­gún el Ins­ti­tu­to Ga­le­go de Es­ta­dís­ti­ca (IGE). Con­fe­ma­de­ra des­ta­ca que el pe­so del sec­tor fo­res­tal y trans­for­ma­dor de la ma­de­ra en la eco­no­mía ga­lle­ga su­po­ne el 9,9 % del va­lor aña­di­do in­dus­trial y el 12,4 % del em­pleo del sec­tor se­cun­da­rio (en al­gu­nos con­ce­llos del in­te­rior la ci­fra se ele­va al 50 %). La fac­tu­ra­ción de la pri­me­ra trans­for­ma­ción (re­ma­tan­tes, ase­rra­de­ros, ta­ble­ro y pas­ta) as­cen­dió en el 2014 a 1.386 mi­llo­nes, un 12,7 % más que el año an­te­rior. Las em­pre­sas de car­pin­te­ría y mue­ble fac­tu­ra­ron 358 mi­llo­nes, un 3 % más que en 2013.

¿Qué es­tán ha­cien­do otras co­mu­ni­da­des?

Ga­li­cia pro­du­ce más del 50 % de to­da la ma­de­ra del Es­ta­do, «y no exis­te nin­gún mo­de­lo a se­guir por­que la es­truc­tu­ra de pro­pie­dad es to­tal­men­te dis­tin­ta», re­mar­ca el de­cano del co­le­gio de in­ge­nie­ros. «El ca­so fo­res­tal de Ga­li­cia es tan sin­gu­lar —coin­ci­de Jacobo Fei­joo— que no nos va­len fór­mu­las ni po­lí­ti­cas de otras zo­nas, con con­di­cio­nes fí­si­cas y cli­má­ti­cas dis­tin­tas, otras es­pe­cies y otro ti­po de pro­pie­dad».

¿Y en otros paí­ses? ¿Hay al­gún mo­de­lo a se­guir?

Ale­jan­dro Oli­ve­ros ci­ta Suecia «co­mo mo­de­lo cla­ro de in­te­gra­ción de pro­pie­ta­rios e in­dus­tria», lo que re­dun­da en una ma­yor com­pe­ti­ti­vi­dad. Y San­tia­go Gar­cía, Fin­lan­dia, «don­de se op­tó por crear so­cie­da­des; los pro­pie­ta­rios tie­nen un por­cen­ta­je en fun­ción de su su­per­fi­cie y se ges­tio­na co­mo tal so­cie­dad».

¿Se pue­de lle­gar a sus­ti­tuir el eu­ca­lip­to por ma­sa fo­res­tal au­tóc­to­na?

El res­pon­sa­ble de Ase­fo­ga re­cuer­da que las fron­do­sas ocu­pan un ter­cio de la su­per­fi­cie fo­res­tal ga­lle­ga, pe­ro ape­nas apor­tan un 10 % del va­lor de la ma­de­ra. Oli­ve­ros se­ña­la que más del 50 % de la ma­de­ra que se cor­ta en Ga­li­cia es de eu­ca­lip­to y ocu­pa «so­lo» el 15 % de las plan­ta­cio­nes. «El mer­ca­do de­man­da ce­lu­lo­sa (...). Si pu­die­ras or­de­nar el mon­te po­drías pro­du­cir más eu­ca­lip­to con me­nos su­per­fi­cie y de­di­car más a otras es­pe­cies, por bio­di­ver­si­dad, pe­ro no por mer­ca­do», in­di­ca San­tia­go Gar­cía.

¿Hay in­ver­so­res ex­tran­je­ros in­tere­sa­dos en la ma­de­ra ga­lle­ga?

«Hay cla­ro in­te­rés de gran­des mul­ti­na­cio­na­les en la Pe­nín­su­la (...), fa­bri­can­tes de ta­ble­ros y fir­mas de­di­ca­das a la ce­lu­lo­sa. En cual­quier mo­men­to po­drían dar una sor­pre­sa y ha­cer­se con em­pre­sas em­ble­má­ti­cas del sec­tor de la ma­de­ra en Ga­li­cia. El re­to no es ven­der ma­de­ra en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal, sino trans­for­mar­la y dar­le va­lor aña­di­do aquí», opi­na Jacobo Fei­joo.

PI­LAR CANICOBA ILUSTRACIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.