Un de­ba­te en ro­jo y azul

La Voz de Galicia (Lugo) - - Alta Definición -

Si del de­ba­te de las cua­tro mu­je­res so­bre­sa­lió al­go, ade­más de de­mos­trar que Arri­ma­das es­tá muy por de­lan­te, es la in­cohe­ren­cia que se es­tá ar­man­do co­mo una de las claves po­lí­ti­cas re­cien­tes. No so­lo por pen­sar hoy al­go y al día si­guien­te de­fen­der lo con­tra­rio, sino por in­ten­tar de­mos­trar for­mal­men­te aque­llo con lo que no co­mul­gas. Es cu­rio­so que en la ves­ti­men­ta que eli­gie­ron las cua­tro se re­pi­tió en mo­do ban­de­ra el ro­jo y el azul. El ro­jo pa­ra Arri­ma­das y Ro­bles, y el azul pa­ra Levy y Bes­can­sa, en un jue­go bi­co­lor que po­dría lle­var a pen­sar que flu­ye al­gu­na sin­to­nía en co­mún en­tre quie­nes lu­cen esos tonos. Pe­ro, se­gún cuen­ta Mar Cas­tro, ex­per­ta en co­mu­ni­ca­ción no ver­bal, na­da más le­jos de la reali­dad. A Levy, di­ce ella, le so­bró la ca­mi­sa va­que­ra, por ser de­ma­sia­do sport y ale­jar­la mu­cho de la ima­gen de su par­ti­do, y a Ro­bles, esa du­re­za ma­gis­tra­da de tra­tar a sus ri­va­les de «us­ted». A Bes­can­sa los ner­vios le hi­cie­ron bai­lar los pies pa­ra arro­gar­se en una su­ti­le­za mon­jil muy a la con­tra de las con­sig­nas de su par­ti­do con el fin de sua­vi­zar su men­sa­je. Así que la úni­ca que man­tu­vo me­jor el ti­po por cohe­ren­cia —tam­bién es­té­ti­ca— fue Arri­ma­das, mu­cho más re­suel­ta y es­pon­tá­nea en la ex­pre­sión. Por­que otra co­sa que evi­den­ció el de­ba­te es que por mu­cho que ha­blen y co­mu­ni­quen, co­ne­xión, lo que se di­ce co­ne­xión con la gen­te no tie­nen. Pa­ra eso es ne­ce­sa­rio po­ner­le a lo que cuen­tas emo­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.