Ra­joy apo­ya al lí­der mur­ciano, vin­cu­la­do a la Pú­ni­ca

El pre­si­den­te del PP ele­va la pre­sión so­bre el PSOE pa­ra que le per­mi­ta go­ber­nar de in­me­dia­to tras el 26J

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - G. BAREÑO

Ma­riano Ra­joy si­gue al pie de la le­tra el guion de la cam­pa­ña di­se­ña­da en Gé­no­va, pe­ro no es­tá dis­pues­to a que na­die, ni den­tro ni fue­ra de su par­ti­do, con­di­cio­ne su dis­cur­so. Y por ello, pe­se a los con­se­jos de mu­chos co­la­bo­ra­do­res, ayer per­ma­ne­ció fiel a su má­xi­ma de no dar la es­pal­da a los su­yos has­ta que no sea es­tric­ta­men­te ne­ce­sa­rio y en­vió un ní­ti­do men­sa­je de apo­yo al pre­si­den­te mur­ciano, Pe­dro An­to­nio Sán­chez, al que un in­for­me de la Guar­dia Ci­vil re­mi­ti­do al juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal vin­cu­la con la tra­ma Pú­ni­ca. «Mu­chas gra­cias, Pe­dro An­to­nio. Sa­bes que cuen­tas con nues­tra sim­pa­tía y nues­tro re­co­no­ci­mien­to, y en mi ca­so con mi apo­yo to­tal y ab­so­lu­to por­que te lo me­re­ces», le di­jo en un ac­to ce­le­bra­do en Mur­cia. El lí­der del PP ha di­ri­gi­do siem­pre men­sa­jes de apo­yo si­mi­la­res a otros lí­de­res po­pu­la­res en­vuel­tos en pro­ble­mas, co­mo la exal­cal­de­sa va­len­cia­na Ri­ta Bar­be­rá, aun­que ha aca­ba­do mar­can­do dis­tan­cias con la ma­yo­ría de ellos.

Sí se ci­ñó al li­bre­to, sin em­bar­go, al ele­var la pre­sión so­bre el PSOE pa­ra que le per­mi­ta for­mar Eje­cu­ti­vo in­me­dia­ta­men­te des­pués de las elec­cio­nes. El lí­der del PP pi­dió el vo­to pa­ra que Es­pa­ña «ten­ga un Go­bierno rá­pi­da­men­te» y ad­vir­tió de que «no po­de­mos es­tar más de seis me­ses con un Go­bierno en fun­cio­nes por la irres­pon­sa­bi­li­dad de al­gu­nos». Un men­sa­je cla­ra­men­te di­ri­gi­do al PSOE, por­que el lí­der del PP tie­ne ya cla­ro a es­tas al­tu­ras que se­rá es­te par­ti­do el que ten­drá la lla­ve pa­ra la for­ma­ción de Go­bierno tras el 26J. Con esa pre­mi­sa, su es­tra­te­gia de aquí al final de cam­pa­ña se­rá eri­gir­se co­mo el úni­co muro de con­ten­ción po­si­ble fren­te a Uni­dos Po­de­mos, pe­ro sin zahe­rir en ex­ce­so a unos so­cia­lis­tas a los que sa­be que va a ne­ce­si­tar si quie­re go­ber­nar. Ayer, reite­ró el que ya es el eje prin­ci­pal de la cam­pa­ña di­se­ña­da en Gé­no­va. Los es­pa­ño­les, se­gún ex­pli­có, so­lo tie­nen dos op­cio­nes: un Eje­cu­ti­vo mo­de­ra­do del PP o «un Go­bierno nu­clea­do en torno a Po­de­mos», que im­pli­ca­ría el «pe­li­gro» de en­tre­gar el ti­món del país a par­ti­dos sin ex­pe­rien­cia de ges­tión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.