Los par­ti­dos abren otra subas­ta fis­cal an­te un fu­tu­ro de re­cor­tes

Es­pa­ña as­pi­ra a pre­ser­var su mo­de­lo de bie­nes­tar, pe­ro es­tá a la co­la de Europa en in­gre­sos tri­bu­ta­rios

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - MA­RIO BERAMENDI

El sis­te­ma fis­cal es­pa­ñol lo han com­pa­ra­do en oca­sio­nes con un que­so gru­yer. Pe­ro más que una mul­ti­tud de pe­que­ños agu­je­ros, el edi­fi­cio que sus­ten­ta el mar­co tri­bu­ta­rio qui­zás se ase­me­je más a un bar­co con dos enor­mes vías de agua por las que se es­ca­pan sus in­gre­sos. Una es el frau­de fis­cal y la otra, un ge­ne­ro­so sis­te­ma de de­duc­cio­nes, so­bre to­do pa­ra las gran­des empresas. Es­to es lo que ex­pli­ca, por ejem­plo, que Es­pa­ña as­pi­re a pre­ser­var su mo­de­lo de bie­nes­tar so­cial cuan­do se en­cuen­tra a la co­la de Europa en in­gre­sos fis­ca­les me­di­dos en re­la­ción a su ri­que­za; aquí se si­túan en el 37,8 % del PIB, ocho pun­tos por de­ba­jo de la me­dia de los 28 paí­ses de la UE, una pro­por­ción que co­lo­ca al Es­ta­do a ni­vel de Bul­ga­ria o de Rumanía.

Nue­vos de­be­res

En es­te con­tex­to, con un mo­de­lo que arras­tra dos ma­les es­truc­tu­ra­les, y que ha­cen que no to­do el mun­do pa­gue lo que tie­ne que pa­gar, sur­gen otros pro­ble­mas, co­mo el des­vío del dé­fi­cit y la ne­ce­si­dad de re­cor­tar 8.000 mi­llo­nes exi­gi­dos por Bru­se­las, ade­más de una mul­ta apla­za­da has­ta des­pués del 26J; un asun­to que no es­ta­ba en­ci­ma de la me­sa el pa­sa­do mes de di­ciem­bre, y que aho­ra con­di­cio­na la cam­pa­ña. Pe­se a ello, el 26J vuel­ve a abrir una subas­ta fis­cal pa­ra atraer elec­to­res y si­túa en el pri­mer plano, de nue­vo, una ca­ren­cia co­mún a to­das las fuer­zas: la au­sen­cia de pro­pues­tas glo­ba­les pa­ra for­ta­le­cer el sis­te­ma sin que es­té su­je­to a los par­ches y los vai­ve­nes de cam­bios en el Go­bierno. Con los re­cor­tes de Bru­se­las a la vuel­ta de la es­qui­na, el PP re­afir­ma que ba­ja­rá el IRPF dos pun­tos, pe­se a to­dos los avi­sos eco­nó­mi­cos. En el 2011, Ra­joy hi­zo lo mis­mo en cam­pa­ña, pe­ro lue­go subió los im­pues­tos cuan­do lle­gó a la Mon­cloa. «No se pue­de com­pa­rar la si­tua­ción; en­ton­ces nos en­con­tra­mos con un agu­je­ro de 70.000 mi­llo­nes, y aho­ra la eco­no­mía es­tá cre­cien­do ¡Cla­ro que va­mos a ba­jar im­pues­tos! La for­ma de re­cau­dar más es ge­ne­rar nue­vos em­pleos. Por ahí ven­drán los in­gre­sos. En el 2020, ten­dre­mos 20 mi­llo­nes de ocu­pa­dos; nues­tra pro­pues­ta no es el cre­ce­pe­lo de Po­de­mos», su­bra­ya la se­na­do­ra Are­na­les Se­rrano.

Otras pro­pues­tas

Ciu­da­da­nos tam­bién lle­va en su pro­gra­ma una me­nor fis­ca­li­dad. «Ba­ja­re­mos los im­pues­tos a las cla­ses me­dias y tra­ba­ja­do­ras: dis­mi­nui­re­mos el IRPF dos pun­tos has­ta de­jar­lo en­tre el 18 % y el 43,5 %», di­ce su pro­gra­ma. Sin em­bar­go, res­pec­to al re­dac­ta­do en di­ciem­bre, han aña­di­do un nue­vo pá­rra­fo: «Se lle­va­rá a ca­bo en nues­tro se­gun­do pre­su­pues­to y una vez ha­ya Es­pa­ña al­can­za­do el ob­je­ti­vo eu­ro­peo de ba­jar del 3 % el dé­fi­cit pú­bli­co». A di­fe­ren­cia del PP, la for­ma­ción li­de­ra­da por Al­bert Rivera tra­ta de con­ven­cer a sus elec­to­res de que aho­ra no se­rá po­si­ble ba­jar im­pues­tos.

En el otro ex­tre­mo es­ta­rían el PSOE y Uni­dos Po­de­mos. Los so­cia­lis­tas plan­tean una re­for­ma que man­ten­ga la ta­ri­fa del IRPF pa­ra las ren­tas me­dias y ba­jas e in­cre­men­te las de las ren­tas del ca­pi­tal. «Va­mos a gra­var más a las gran­des for­tu­nas, que aho­ra tie­nen for­mas de eva­sión y de elu­sión, va­mos a es­ta­ble­cer un mí­ni­mo en su­ce­sio­nes y pa­tri­mo­nio pa­ra to­da Es­pa­ña, y va­mos a re­vi­sar las bo­ni­fi­ca­cio­nes del im­pues­to de so­cie­da­des pa­ra que es­té en un ti­po efec­ti­vo del 15 %, en lu­gar del 7 % ac­tual», su­bra­ya Ma­nuel de la Ro­cha, se­cre­ta­rio de eco­no­mía del PSOE.

La alian­za de Pa­blo Igle­sias y Al­ber­to Gar­zón, Uni­dos Po­de­mos, plan­tea una re­for­ma mu­cho más agre­si­va: no so­lo re­cha­za una re­ba­ja en el IRPF sino que pro­po­ne una subida pa­ra las ren­tas su­pe­rio­res a 60.000 eu­ros. «Pa­ra no­so­tros, la re­for­ma fis­cal, la re­ver­sión de los re­cor­tes y la me­jo­ra de los ser­vi­cios pú­bli­cos y de las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra el cam­bio de mo­de­lo pro­duc­ti­vo es­tán ín­ti­ma­men­te uni­dos; sin re­cur­sos pú­bli­cos, no hay ser­vi­cios, y por tan­to se­rá im­po­si­ble con­ver­ger con Europa en edu­ca­ción, sa­ni­dad o in­no­va­ción, ni se­rá po­si­ble aten­der a las per­so­nas más afec­ta­das por la cri­sis», ex­pli­ca Jor­ge Uxo en nom­bre de Po­de­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.