«No po­de­mos re­du­cir el cul­ti­vo de eu­ca­lip­to por de­ba­jo de las ne­ce­si­da­des de la in­dus­tria»

Ve opor­tu­ni­da­des en las es­pe­cies que la Xun­ta quie­re po­ten­ciar, pe­ro sin re­nun­ciar a las ma­de­ras más ren­ta­bles

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economia - GA­BRIEL LE­MOS

Pa­ra el Clús­ter da Ma­dei­ra, es­ta que ter­mi­na ha si­do una suer­te de «se­ma­na fan­tás­ti­ca», co­mo la de­fi­ne su ge­ren­te, Ri­car­do Gon­zá­lez (San­tia­go, 1977). Em­pe­zó con la no­ti­cia de que su pro­yec­to pa­ra el con­cur­so de ideas pa­ra el desa­rro­llo de la In­dus­tria 4.0 en Ga­li­cia era uno de los cua­tro ele­gi­dos por la Xun­ta. Si­guió con la asam­blea de la en­ti­dad y una con­ven­ción in­ter­na­cio­nal en la que par­ti­ci­pa­ron 56 empresas de cua­tro con­ti­nen­tes. Y, pa­ra aca­bar, la no­ti­cia de la re­vi­sión del plan fo­res­tal de la co­mu­ni­dad, cla­ve pa­ra su desa­rro­llo eco­nó­mi­co. —¿Qué es­pe­ran del do­cu­men­to? —Lo más im­por­tan­te es que se de­fi­na un plan de ne­go­cio co­mo si fue­se una em­pre­sa, por­que el mon­te tie­ne que ser ren­ta­ble pa­ra el pro­pie­ta­rio. Hay que es­ta­ble­cer un plan de eje­cu­ción, unas prio­ri­da­des, un ca­len­da­rio y con­sig­nar los re­cur­sos ne­ce­sa­rios. —¿Lle­ga tar­de es­ta re­vi­sión? —El pri­mer plan fo­res­tal se apro­bó en el 92 y que­da mu­chí­si­mo por ha­cer. Se es­ti­ma que la ci­fra de in­ver­sión pen­dien­te en es­te plan ron­da los 700 mi­llo­nes de eu­ros. Pe­ro aho­ra no te­ne­mos que mi­rar al pa­sa­do, sino al fu­tu­ro. Nun­ca es tar­de si lo­gra­mos ha­cer un plan de eje­cu­ción ade­cua­do a la co­yun­tu­ra ac­tual y a las ne­ce­si­da­des de fu­tu­ro de la in­dus­tria. Por­que, al final, es el pro­pie­ta­rio fo­res­tal quien de­ci­de si in­vier­te o no en el mon­te y qué plan­ta. Te­ne­mos que ayu­dar­les a vi­sua­li­zar opor­tu­ni­da­des con esas es­pe­cies que se di­ce que se van a plan­tar, co­mo el car­ba­llo, el cas­ti­ñei­ro o la cer­dei­ra. —¿Son las que de­man­da la in­dus­tria? —Son es­pe­cies que tie­nen ca­bi­da en el mer­ca­do, pe­ro a na­die se le es­ca­pa que el sec­tor en Ga­li­cia pi­vo­ta so­bre el pino y el eu­ca­lip­to. Eso no quie­re de­cir que no ha­ya otras que pue­dan te­ner uso co­mer­cial. Pe­ro la in­dus­tria trans­for­ma­do­ra es­tá ba­sa­da en lo que cre­ce en Ga­li­cia. —El plan abo­ga por con­ge­lar o in­clu­so re­du­cir la su­per­fi­cie de plan­ta­ción de eu­ca­lip­to, que su­po­ne más de la mi­tad de las cor­tas de ma­de­ra. ¿Es rea­lis­ta? —No po­de­mos ma­si­fi­car el cul­ti­vo de eu­ca­lip­to, pe­ro tam­po­co re­du­cir­lo por de­ba­jo de las ne­ce­si­da­des de la in­dus­tria. Aquí te­ne­mos una pa­pe­le­ra, que sa­be­mos el vo­lu­men de ne­go­cio y em­pleo que ge­ne­ra, pe­ro hay otras apli­ca­cio­nes en empresas que ex­por­tan el 80 o el 90 % de su pro­duc­ción. El eu­ca­lip­to es una ma­de­ra que tie­ne muy bue­na aco­gi­da en el mer­ca­do, y no po­de­mos ser aje­nos a ello. —¿Cuán­ta gen­te vi­ve del mon­te en Ga­li­cia? —So­lo en cor­tas ha­bla­mos de 70.000 fa­mi­lias, pe­ro to­do ga­lle­go es pro­pie­ta­rio fo­res­tal, de for­ma di­rec­ta o in­di­rec­ta. Y es un re­cur­so in­fra­uti­li­za­do: hay 600.000 hec­tá­reas im­pro­duc­ti­vas, y la cau­sa prin­ci­pal es la ren­ta­bi­li­dad. Te­ne­mos que se­du­cir al pro­pie­ta­rio pa­ra que vea en el mon­te un re­cur­so. —Siem­pre que se ha­bla de po­lí­ti­ca fo­res­tal sur­gen com­pa­ra­cio­nes con otros paí­ses co­mo Fin­lan­dia. ¿Qué lec­cio­nes hay que to­mar? —Evi­den­te­men­te se mi­ra lo que se ha­ce en otros paí­ses, pe­ro Ga­li­cia tie­ne sus par­ti­cu­la­ri­da­des. Una cli­ma­to­lo­gía ex­cep­cio­nal pa­ra el cre­ci­mien­to de la ma­de­ra y unos pro­ble­mas de pro­pie­dad que las­tran la ren­ta­bi­li­dad del mon­te. Aun­que se han ana­li­za­do bue­nas prác­ti­cas que exis­ten en otros paí­ses, al final lo que tie­nes que ha­cer es mi­rar pa­ra den­tro y ver qué tie­nes, cuál es tu mar­co, tu con­tex­to, y tra­tar de ha­cer lo me­jor con lo que tie­nes. —¿Cuá­les son las de­man­das de las empresas trans­for­ma­do­ras y có­mo va a cam­biar el sec­tor con la irrup­ción de la in­dus­tria 4.0? —Lo que de­man­da la in­dus­tria es que el mon­te sea ren­ta­ble, lo que se plan­te es se­cun­da­rio. Y pa­ra ello ne­ce­si­ta­mos una su­per­fi­cie mí­ni­ma que per­mi­ta eco­no­mías de es­ca­la. Hay tam­bién un pro­ble­ma de pro­pie­dad que hay que re­sol­ver: se han pues­to en mar­cha me­ca­nis­mos co­mo las so­cie­da­des de fo­men­to fo­res­tal pa­ra tra­tar de agru­par mon­tes y en esa lí­nea hay que tra­ba­jar, pa­ra que la par­ce­la ex­plo­ta­ble sea ca­da vez más gran­de. La in­dus­tria 4.0 per­mi­ti­rá desa­rro­llar fá­bri­cas más au­to­ma­ti­za­das e in­ter­co­mu­ni­ca­das, usan­do el In­ter­net de las co­sas o la ro­bó­ti­ca. —¿En qué se tra­du­ce el pro­yec­to y qué im­pac­to eco­nó­mi­co pre­vén? —En una me­jo­ra de los sis­te­mas de ase­rra­do o en in­ver­sio­nes en ma­qui­na­ría, por po­ner al­gún ejem­plo. Me­jo­ras que no son cien­cia fic­ción, ne­ce­sa­rias pa­ra ser com­pe­ti­ti­vos El con­sor­cio ga­na­dor es­tá for­ma­do por 13 empresas, que en con­jun­to fac­tu­ran 43 mi­llo­nes al año y ge­ne­ran 319 em­pleos. He­mos es­ti­ma­do que, con una in­ver­sión de 2,7 mi­llo­nes, se pue­de con­se­guir un in­cre­men­to de la fac­tu­ra­ción cer­cano a los on­ce mi­llo­nes de eu­ros.

«El mon­te tie­ne que ser ren­ta­ble, lo que se plan­te es se­cun­da­rio»

S. ALON­SO

Gon­zá­lez pi­de una po­lí­ti­ca fo­res­tal acor­de a la reali­dad ga­lle­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.