Un due­lo in­quie­tan­te

Tur­quía y la Croa­cia de Mo­dric y Ra­ki­tic abren las hos­ti­li­da­des en el gru­po de Es­pa­ña ba­jo un fuer­te dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad

La Voz de Galicia (Lugo) - - Eurocopa - FER­NAN­DO ITURRIBARRIA

Tur­quía y Croa­cia, ri­va­les de Es­pa­ña en la li­gui­lla, abren es­ta tar­de o las hos­ti­li­da­des del gru­po D en un due­lo in­quie­tan­te. Des­de el sor­teo en di­ciem­bre, el par­ti­do ha si­do ca­ta­lo­ga­do en ni­vel 3 por pre­sen­tar un ries­go ele­va­do de al­te­ra­cio­nes del or­den pú­bli­co. Las au­to­ri­da­des fran­ce­sas han ex­tre­ma­do las me­di­das de pre­ven­ción en torno al Par­que de los Prín­ci­pes an­te el te­mor a en­fren­ta­mien­tos en­tre las dos hin­cha­das y los pre­ce­den­tes vio­len­tos de los se­gui­do­res tur­cos con los ul­tras del Pa­rís Saint Ger­main.

Los gra­ves in­ci­den­tes da­tan de mar­zo del 2001, pe­ro el ren­cor es te­naz. Ocu­rrie­ron en un par­ti­do de Li­ga de Cam­peo­nes en­tre el PSG y el Ga­la­ta­sa­ray. Las pe­leas pro­du­je­ron más de 40 he­ri­dos y obli­ga­ron a in­ter­ve­nir en las tri­bu­nas du­ran­te la dispu­ta del par- ti­do. En las re­des so­cia­les se avi­van es­tos días las bra­sas de aquel en­fren­ta­mien­to. Se re­cuer­da tam­bién la pi­ta­da en el Tur­quía-Gre­cia de no­viem­bre du­ran­te el mi­nu­to de si­len­cio en me­mo­ria de los 130 muer­tos en los aten­ta­dos yiha­dis­tas del 13-N en Pa­rís y Saint De­nis. El dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad ha si­do re­for­za­do con res­pec­to al plan ini­cial. Se­rán mo­vi­li­za­dos no me­nos de 1.000 po­li­cías y 1.100 agen­tes fue­ra y den­tro del es­ta­dio en un des­plie­gue su­per­vi­sa­do en per­so­na por el pre­fec­to de Pa­rís, Mi­chel Ca­dot, que se ha des­pla­za­do tres ve­ces so­bre el te­rreno pa­ra or­ga­ni­zar el ope­ra­ti­vo. La idea es que los 15.000 hin­chas tur­cos y los 10.000 croa­tas ocu­pen gra­de­ríos opues­tos sin cru­zar­se ha­bi­da cuen­ta de las en­dé­mi­cas ten­sio­nes ra­cia­les y re­li­gio­sas en­tre las po­bla­cio­nes de los dos paí­ses.

Ade­más, tres aso­cia­cio­nes an­ti­rra­cis­tas han pe­di­do la prohi­bi­ción del himno ofi­cial de los se­gui­do­res de Croa­cia en la Eu­ro­co­pa por cons­ti­tuir a su jui­cio un lla­ma­mien­to al odio. «Es una can­ción del ul­tra­na­cio­na­lis­ta Mar­ko Per­ko­vic, apo­da­do ‘Thom­pson’ en re­fe­ren­cia a un sub­fu­sil de la mis­ma mar­ca. Fer­vien­te ad­mi­ra­dor del ré­gi­men pro­na­zi de los us­ta­chis, acos­tum­bra­do a uti­li­zar en sus es­pec­tácu­los los sím­bo­los de quie­nes fue­ron res­pon­sa­bles del ge­no­ci­dio de los ju­díos, gi­ta­nos y ser­bios de Croa­cia, es un glo­ri­fi­ca­dor de los crí­me­nes de gue­rra», es­cri­ben en una car­ta re­mi­ti­da a la UEFA, al Go­bierno fran­cés y la fe­de­ra­ción croa­ta.

En el plano de­por­ti­vo flo­tan las an­sias de revancha croa­tas por su eli­mi­na­ción a bo­tas tur­cas de los cuar­tos de final de la Eu­ro­co­pa de 2008 en un es­pec­ta­cu­lar par­ti­do dispu­tado en Vie­na. Los oto­ma­nos se im­pu­sie­ron en la tan­da de pe­nal­tis tras igua­lar en el úl­ti­mo mi­nu­to de la pró­rro­ga un en­cuen- tro que te­nían per­di­do al en­ca­jar un gol dos mi­nu­tos an­tes. «No hay que pen­sar en lo que ocu­rrió en­ton­ces. Es un nue­vo par­ti­do y to­do se­rá di­fe­ren­te», di­ce Mand­zu­kic. Croa­cia par­te fa­vo­ri­to so­bre el pa­pel por ta­len­to, pe­ro Tur­quía no lo pon­drá fá­cil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.