En­cuen­tran sano y sal­vo a un ta­xis­ta de Ne­grei­ra que no re­cor­da­ba na­da tras pa­sar 24 ho­ras des­apa­re­ci­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - E. FORJÁN

Jo­sé Ma­nuel Fa­jín Nie­to, un ta­xis­ta de Ne­grei­ra de 42 años cu­ya fa­mi­lia de­nun­ció ayer por la ma­ña­na su des­apa­ri­ción, fue hallado ho­ras des­pués, sano y sal­vo, tras con­tes­tar a una de las lla­ma­das de su fa­mi­lia, pi­dien­do que lo fue­sen a bus­car en un lu­gar del mu­ni­ci­pio de Ou­tes. Se­gún ex­pli­ca­ron sus fa­mi­lia­res «di­xo que es­ta­ba ben, aín­da que des­orien­ta­do e cho­ran­do, e pe­diu que fó­se­mos bus­ca­lo. Non re­cor­da­ba na­da». Tam­po­co su vehícu­lo, un Peu­geot 508 fa­mi­liar, te­nía da­ños, por lo que pa­sa­das las seis de la tar­de sus fa­mi­lia­res pu­die­ron re­co­ger­lo y tras­la­dar­lo has­ta la ca­sa de uno de ellos en la pa­rro­quia ne­grei­re­sa de Cam­po­lon­go, de don­de es na­tu­ral su ma­dre, si bien el ta­xis­ta na­ció en Ve­ne­zue­la. Lue­go fue lle­va­do al Hos­pi­tal Clí­ni­co de San­tia­go pa­ra que los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios lo so­me­tie­sen a una re­vi­sión.

De­nun­cia tras 24 ho­ras

Fue su mu­jer quien cur­só la co­rres­pon­dien­te de­nun­cia a las nue­ve y me­dia de la ma­ña­na de ayer do­min­go en el cuar­tel de la Guar­dia Ci­vil, al no te­ner no­ti­cias su­yas des­de el sá­ba­do por la ma­ña­na, cuan­do fue vis­to por úl­ti­ma vez. Cir­cu­la­ba en su co­che en di­rec­ción a Mu­xía, se­gún el tes­ti­mo­nio de un ve­cino que di­jo ha­ber­lo vis­to pa­sar por la pa­rro­quia de Fon­te­ca­da, en el mu­ni­ci­pio de San­ta Com­ba, so­bre las on­ce de la ma­ña­na del sá­ba­do. Me­dia ho­ra an­tes, se le vio ha­blan­do con un pe­re­grino en la pa­ra­da de ta­xis de Ne­grei­ra, si­tua­da en la pla­za do Con­ce­llo. Sus com­pa­ñe­ros su­pu­sie­ron que ha­bría he­cho un ser­vi­cio ha­cia al­gún pun­to des­co­no­ci­do de A Cos­ta da Mor­te y, esa fue la úni­ca pis­ta se­gu­ra que ba­ra­ja­ron los agen­tes de la Guar­dia Ci­vil.

Los pro­pios fa­mi­lia­res y com­pa­ñe­ros de Jo­sé Ma­nuel Fa­jín no se ex­pli­can qué le pu­do su­ce­der des­pués de tan­tas ho­ras en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do. «O seu te­lé­fono da­ba se­gui­do apagado ou fó­ra de co­ber­tu­ra, can­do soe man­ter un con­tac­to moi fluí­do coa súa ca­sa», ase­gu­ra­ron quie­nes me­jor le co­no­cen. Tam­bién sus com­pa­ñe­ros pro­ba­ron a lla­mar­le, pe­ro tam­po­co ob­tu­vie­ron res­pues­ta por par­te de Jo­sé Ma­nuel.

El ta­xis­ta, que ape­nas lle­va seis me­ses ejer­cien­do co­mo tal en la pa­ra­da de ta­xis de la ca­pi­tal bar­ca­le­sa tras ha­cer­se con una li­cen­cia, es una per­so­na tran­qui­la, y di­cen que muy pre­ca­vi­da al vo­lan­te, de ahí que has­ta a sus com­pa­ñe­ros les re­sul­ta­se muy ex­tra­ño que pa­sa­se tan­to tiem­po sin co­mu­ni­car­se con la fa­mi­lia ni apa­re­cer por la cén­tri­ca pa­ra­da de la lo­ca­li­dad.

La bús­que­da

La Guar­dia Ci­vil de Ne­grei­ra di­ri­gió sus pes­qui­sas ha­cia la co­mar­ca de Bar­ca­la, así co­mo al en­torno de Mu­xía, lo­ca­li­dad cos­te­ra a la que su­pues­ta­men­te Jo­sé Ma­nuel ha­bría ido a lle­var al pe­re­grino con el que se le vio ha­blan­do la úl­ti­ma vez que se su­po de él. Sin em­bar­go, y a pe­sar de que el 112 Ga­li­cia in­for­mó de su des­apa­ri­ción, en nin­gún mo­men­to se ac­ti­vó un dis­po­si­ti­vo de bús­que­da, aun­que sí fue dis­tri­bui­da una ima­gen su­ya con sus da­tos pa­ra que cual­quie­ra pu­die­se apor­tar al­gu­na pis­ta so­bre su pa­ra­de­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.