Le­ga­li­dad fren­te a jus­ti­cia

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión -

Ale­jan­dro Fer­nán­dez, un jo­ven gra­na­dino de 24 años, sin an­te­ce­den­tes pe­na­les pre­vios, ha in­gre­sa­do en pri­sión por un de­li­to co­me­ti­do cuan­do te­nía 18 años: con una tar­je­ta fal­sa —que no era una tar­je­ta black— es­ta­fó ca­si 80 eu­ros en un su­per­mer­ca­do. No exis­tió agre­sión, ni in­ti­mi­da­ción. Y por es­ta es­can­da­lo­sa ci­fra, que equi­va­le a la cen­té­si­ma par­te de la in­dem­ni­za­ción que per­ci­bi­rán al­gu­nos dipu­tados y se­na­do­res por su du­do­sa la­bor en una le­gis­la­tu­ra ver­gon­zo­sa, lo con­de­nan a cin­co años de cár­cel.

Hoy, Ale­jan­dro, con fa­mi­lia a su car­go y un tra­ba­jo es­ta­ble, seis años des­pués de aquel des­afor­tu­na­do epi­so­dio, es­tá en pri­sión por­que no per­te­ne­ce a una fa­mi­lia de ape­lli­do ilus­tre, ni es un fut­bo­lis­ta de éli­te. Por tan­to, en mi opi­nión, es­te po­dría con­si­de­rar­se un ca­so de evi­den­te agra­vio com­pa­ra­ti­vo en to­da re­gla. No du­do que es­ta con­de­na se apli­ca con­for­me a la ley, pe­ro la con­si­de­ro in­jus­ta. No du­do, en mo­do al­guno, que to­do de­li­to me­re­ce un cas­ti­go, pe­ro es­te se me an­to­ja des­pro­por­cio­na­do. En con­se­cuen­cia, per­mí­tan­me que sí du­de, ¡y mu­cho!, de que la ley sea igual pa­ra to­dos. Por­que, en pleno si­glo XXI, en una so­cie­dad pre­su­mi­ble­men­te mo­der­na y pro­gre­sis­ta co­mo la nues­tra, re­sul­ta muy des­alen­ta­dor que con­ti­núe apli­cán­do­se la ley del em­bu­do. RO­BER­TO NÚ­ÑEZ PORTO. VILAGARCÍA DE AROUSA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.