De Guin­dos se que­da so­lo en la de­fen­sa de una ba­ja­da de im­pues­tos pe­se al des­vío del dé­fi­cit

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - MA­RIO BERAMENDI

Di­se­ña­do con un mo­de­lo an­glo­sa­jón, con in­ter­ven­cio­nes cru­za­das, el de­ba­te de eco­no­mía de­jó cla­ro que el PP, con el alien­to de Bru­se­las en el co­go­te, con­cu­rre a es­tas elec­cio­nes con una apues­ta cla­ra por per­se­ve­rar en el ajus­te fis­cal y el cum­pli­mien­to del dé­fi­cit co­mo ga­ran­tía pa­ra se­guir crean­do em­pleo. El mi­nis­tro en fun­cio­nes Luis de Guin­dos se que­dó so­lo con­tra tres. Y el de­ba­te arran­có con Luis Ga­ri­cano, de Ciu­da­da­nos, que pu­so en­ci­ma de la me­sa co­mo pri­me­ra me­di­da un gran pac­to na­cio­nal por la edu­ca­ción; Al­ber­to Gar­zón, de Uni­dos Po­de­mos, sos­tu­vo que su pri­me­ra de­ci­sión se­ría un plan de in­ver­sión y de­sa­rro­llo pa­ra cam­biar el mo­de­lo pro­duc­ti­vo, y Jor­di Se­vi­lla, del PSOE, arran­có con dos pro­pues­tas: un plan de emer­gen­cia so­cial, que cu­bra in­gre­sos mí­ni­mos, y la de­ro­ga­ción de la re­for­ma la­bo­ral pa­ra que el cre­ci­mien­to lle­gue a to­das las ca­pas so­cia­les. El aná­li­sis so­bre la reali­dad y las al­ter­na­ti­vas pa­ra com­ba­tir el des­em­pleo, el pro­ble­ma que más preo­cu­pa a los es­pa­ño­les, vol­vió a evi­den­ciar la dis­tan­cia del PP res­pec­to al res­to; en­ro­ca­do en su ne­ga­ti­va a re­co­no­cer la pre­ca­rie­dad del mer­ca­do de tra­ba­jo, Luis de Guin­dos in­sis­tió en que la eco­no­mía es­pa­ño­la es­tá cam­bian­do ya el mo­de­lo pro­duc­ti­vo, con me­nos pre­sen­cia de la cons­truc­ción, y un pe­so cre­cien­te de las ex­por­ta­cio­nes y del sec­tor ex­te­rior.

Las re­ce­tas con­tra el pa­ro

En el mer­ca­do de tra­ba­jo, Ciu­da­da­nos pu­so en­ci­ma de la me­sa la ne­ce­si­dad de un con­tra­to úni­co que rom­pa con la dua­li­dad en­tre in­de­fi­ni­dos y even­tua­les; Jor­di Se­vi­lla, del PSOE, una ren­ta de in­ser­ción so­cial pa­ra los pa­ra­dos de lar­ga du­ra­ción, y Al­ber­to Gar­zón, de Uni­dos Po­de­mos, de­ro­gar la re­for­ma la­bo­ral, pun­to en el coin­ci­dió con los so­cia­lis­tas.

En ma­te­ria fis­cal, el PP vol­vió a que­dar­se en so­li­ta­rio, al ser la úni­ca fuer­za del de­ba­te que de­fen­dió la po­si­bi­li­dad de ba­jar aho­ra los im­pues­tos pa­ra crear pues­tos de tra­ba­jo. De Guin­dos plan­teó la re­ba­ja del IRPF, al­go que Ciu­da­da­nos con­si­de­ra que de­be pos­po­ner­se al in­cum­plir­se el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit que mar­ca Bru­se­las. El PSOE pro­pu­so man­te­ner la fis­ca­li­dad de las ren­tas me­dias, y su­bir las al­tas. Y Uni­dos Po­de­mos abo­gó por ac­tuar por la vía de los in­gre­sos: que pa­guen más los que más tie­nen, tan­to en ren­ta co­mo en el im­pues­to de so­cie­da­des.

El fu­tu­ro del sis­te­ma de pen­sio­nes vol­vió a en­fren­tar al PP con el res­to de fuer­zas po­lí­ti­cas; los so­cia­lis­tas apues­tan por un im­pues­to es­pe­cí­fi­co pa­ra fi­nan­ciar las pen­sio­nes en un fu­tu­ro, co­mo ya exis­te en otros paí­ses, y eli­mi­nar las bo­ni­fi­ca­cio­nes que mer­man los in­gre­sos de la Se­gu­ri­dad So­cial, un plan­tea­mien­to que no se­cun­dó Ciu­da­da­nos, que abo­gó por for­ta­le­cer el sis­te­ma por la vía de sa­la­rios más dig­nos con un país me­jor for­ma­do y más pro­duc­ti­vo. De Guin­dos ad­vir­tió que las pen­sio­nes es­tán ga­ran­ti­za­das, que hu­bo pro­ble­mas por la pér­di­da de afi­lia­dos, ten­den­cia ya co­rre­gi­da y que per­mi­ti­rá que el fon­do de reserva vuel­va a cre­cer, pe­ro que la sos­te­ni­bi­li­dad pue­de es­tar en en­tre­di­cho por cues­tio­nes de­mo­grá­fi­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.