El «sa­cer­do­te an­ti­ba­ches» de la Terra Chá de­cla­ra aho­ra la gue­rra a la pro­pa­gan­da

La Voz de Galicia (Lugo) - - España - XO­SÉ MA­RÍA PA­LACIOS

Me­nos es­ló­ga­nes y más pro­pues­tas con­cre­tas. Así se pue­de re­su­mir la ini­cia­ti­va idea­da por el sa­cer­do­te Luis Ro­drí­guez Pa­ti­ño, que atien­de pa­rro­quias en los mu­ni­ci­pios chai­re­gos de Gui­ti­riz y de Xer­ma­de y en los ve­ci­nos con­ce­llos co­ru­ñe­ses de Aran­ga y de Mon­fe­ro. El mes pa­sa­do se dio a co­no­cer por im­pul­sar una sor­pren­den­te me­di­da reivin­di­ca­ti­va: pa­ra pro­tes­tar por los nu­me­ro­sos ba­ches de una ca­rre­te­ra que va de Mo­mán (Xer­ma­de) a As Pontes, ofi­ció una mi­sa jun­to a la cal­za­da. En es­te pa­sa­do fin de se­ma­na, en las mi­sas de esas pa­rro­quias ex­pu­so a los fie­les una ini­cia­ti­va re­la­cio­na­da con las elec­cio­nes: a cam­bio de de­vol­ver­les la pro­pa­gan­da elec­to­ral, los par­ti­dos de­ben apor­tar di­ne­ro que se usa­rá en un fon­do pa­ra un cam­po azo­ta­do por una du­ra­de­ra cri­sis eco­nó­mi­ca.

La pro­pues­ta de Pa­ti­ño va di­ri­gi­da a to­dos los ve­ci­nos ma­yo­res de edad. Ca­da uno de­be­rá re­unir la pro­pa­gan­da de los dis­tin­tos par­ti­dos y en­tre­gar­la en di­ver­sos lu­ga­res de las pa­rro­quias que es­te sa­cer­do­te atien­de —hay coope­ra­ti­vas que co­la­bo­ran, pe­ro tam­bién pue­de de­jar­se en las igle­sias—. Lue­go se man­da­rá a las dis­tin­tas for­ma­cio­nes, pi­dién­do­les que por ca­da per­so­na que les ha­ya de­vuel­to la pro­pa­gan­da apor­ten 10 eu­ros. Las coope­ra­ti­vas que agru­pan a los ga­na­de­ros y otras en­ti­da­des de esas pa­rro­quias de­ci­di­rán más ade­lan­te qué ha­cer con el di­ne­ro que se lle­gue a ob­te­ner.

Ac­to «sim­bó­li­co»

Los ve­ci­nos se com­pro­me­ten a en­tre­gar so­lo la pro­pa­gan­da que ha­yan re­ci­bi­do en sus ca­sas, no la que ha­yan co­gi­do o en­con­tra­do en otro lu­gar. Has­ta los días in­me­dia­ta­men­te an­te­rio­res al de las elec­cio­nes po­drá de­jar­se en los lu­ga­res de re­co­gi­da. El sa­cer­do­te re­co­no­cía ayer que era fun­da­men­tal­men­te un ges­to «sim­bó­li­co», aun­que ne­ce­sa­rio en un mo­men­to en que la gen­te del cam­po «es­tá en­fa­da­da».

Pa­ti­ño, cu­yos pun­tos de vis­ta es­tán a me­nu­do le­jos de los de la je­rar­quía, afir­mó ayer que los fe­li­gre­ses ha­bían en­ten­di­do su ini­cia­ti­va. Re­co­no­ce que en al­gu­nos ca­sos pue­de pa­re­cer que sus plan­tea­mien­tos in­va­den el te­rreno de la po­lí­ti­ca, as­pec­to que no le in­co­mo­da y que más bien ha­lla jus­ti­fi­ca­do. Des­de su pun­to de vis­ta, tam­bién el men­sa­je de Je­su­cris­to es po­lí­ti­co, pues, di­ce, «de­fien­de la dig­ni­dad» del ser hu­mano. Y po­lí­ti­ca, agre­ga, es aque­llo que con­cier­ne a la so­cie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.