La in­ter­na­cio­na­li­dad co­ci­na­da a fue­go len­to

La Voz de Galicia (Lugo) - - Eurocopa - Xo­sé R. Cas­tro

No­li­to te­nía la Eu­ro­co­pa en­tre ce­ja y ce­ja. El cél­ti­co, al que le ha lle­ga­do la in­ter­na­cio­na­li­dad a los 29 años, sa­bía era que su úl­ti­mo tren. No­lo dis­fru­ta­rá co­mo na­die la oca­sión. Por­que a po­cos le ha cos­ta­do tan­to lle­gar al pun­to de en­cuen­tro del fút­bol es­pa­ñol. Ha­ce tres años es­ta­ba fue­ra de to­do. Del Bar­ce­lo­na, que aho­ra pa­re­ce sus­pi­rar por él, del Ben­fi­ca, en don­de Jor­ge Je­sús le cru­ci­fi­có, y has­ta del fút­bol. Vi­go ha si­do su lu­gar de reha­bi­li­ta­ción. Pri­me­ro de la mano de Luis En­ri­que, que lo fi­chó y le pu­so el lis­tón de la ti­tu­la­ri­dad al­to, y des­pués con Be­riz­zo, que le dio el pa­pel de pri­ma don­na en su equi­po de au­tor. Y el re­sul­ta­do ha si­do un buen pu­ña­do de go­les en sus tres años ves­ti­do de ce­les­te, quie­bros im­po­si­bles y par­ti­dos me­mo­ra­bles.

Un amis­to­so de la se­lec­ción en Vi­go fue su puer­ta de en­tra­da. En­ton­ces pa­re­cía un he­cho ais­la­do, pe­ro su fút­bol en­gan­chó a Del Bos­que. No es ha­bi­tual te­ner a un ju­ga­dor con gol en la ban­da que sea ca­paz de lle­var el fút­bol ca­lle­je­ro que ali­men­tó sus pri­me­ros años al pas­to con los pro­fe­sio­na­les. Por en­ci­ma, su ca­rác­ter ex­tro­ver­ti­do y di­cha­ra­che­ro es ideal.

To­do iba so­bre rue­das has­ta que en di­ciem­bre lle­gó la le­sión. ¿Pa­ra cuán­to tiem­po? le es­pe­tó al doc­tor Co­ta al lle­gar al ban­qui­llo. El mé­di­co se ca­lló, pe­ro al fi­nal fue­ron ca­si tres me­ses. Aquel tiem­po pa­re­cía el aca­bo­se, pe­ro ter­mi­nó por ser un che­que en blan­co pa­ra la ti­tu­la­ri­dad en la Eu­ro. No­li­to vol­vió en fe­bre­ro, cre­ció con el Cel­ta, ma­ra­vi­lló otra vez y cuan­do vol­vió a ves­tir de ro­jo mar­có cua­tro go­les por la vía rá­pi­da. Hoy ju­ga­rá el par­ti­do que ha­bía so­ña­do de ni­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.