Un com­ple­to es­tu­dio de los ins­tru­men­tos y la mú­si­ca del «Qui­jo­te»

La Voz de Galicia (Lugo) - - Cultura - XE­SÚS FRAGA

El Qui­jo­te es un uni­ver­so li­te­ra­rio en sí mis­mo, una obra de re­fe­ren­cia que ofre­ce inago­ta­bles lec­tu­ras y aná­li­sis. Acer­ca­se a la no­ve­la de Cer­van­tes des­de la pers­pec­ti­va de la mú­si­ca es una for­ma de co­no­cer la épo­ca, sus ha­bi­tan­tes y su pen­sa­mien­to a tra­vés de su mun­do so­no­ro. En es­te sen­ti­do, el li­bro del pro­fe­sor, com­po­si­tor y mu­si­có­lo­go Fer­nan­do Pé­rez Ruano Or­ga­no­lo­gía y mú­si­ca en el Qui­jo­te, es una de las vías de ac­ce­so a esa fas­ci­nan­te era, ya que a su ca­li­dad de aná­li­sis cien­tí­fi­co aña­de una vo­ca­ción di­vul­ga­do­ra que ha­ce que pue­da ser dis­fru­ta­do tan­to por es­pe­cia­lis­tas co­mo por afi­cio­na­dos con in­te­rés por la mú­si­ca y el Qui­jo­te. Se tra­ta, ade­más, del es­tu­dio más am­plio so­bre el te­ma, tan­to por su pers­pec­ti­va te­má­ti­ca glo­ba­li­za­do­ra co­mo por el me­dio cen­te­nar de ilus­tra­cio­nes y la do­cu­men­ta­ción que apor­ta.

Pé­rez Ruano abor­da en su li­bro el con­tex­to mu­si­cal en tiem­pos de Cer­van­tes; la or­ga­no­lo­gía del Qui­jo­te, es de­cir, los ins­tru­men­tos ci­ta­dos en la obra; com­po­si­cio­nes co­mo ro­man­ces y can­cio­nes, y las re­fe­ren­cias al can­to y a la mú­si­ca que con­tie­ne la no­ve­la. Re­fra­nes o di­chos tan co­no­ci­dos co­mo «Quien can­ta su mal es­pan­ta» o «Don­de no hay mú­si­ca no pue­de ha­ber co­sa ma­la» ya apa­re­cen en el li­bro de Cer­van­tes.

Pé­rez Ruano ex­pli­ca que el gran es­cri­tor vi­vió en una épo­ca que su­ce­dió al es­plen­dor mu­si­cal, «vo­cal e ins­tru­men­tal», que su­pu­so el si­glo XVI pa­ra Es­pa­ña. A lo lar­go del si­glo si­guien­te, la si­tua­ción eco­nó­mi­ca le pa­só fac­tu­ra al país, lle­ván­do­lo a la ban­ca­rro­ta, al­go que tam­bién afec­tó a los mú­si­cos. Se tra­ta de una épo­ca en la que las com­po­si­cio­nes po­pu­la­res se trans­mi­tían de for­ma oral, aun­que al­gu­nas que­da­ron re­gis­tra­das en can­cio­ne­ros, y ade­más los au­to­res que es­cri­bían pa­ra la igle­sia y los me­ce­nas no­bles tam­bién se ins­pi­ra­ban en mo­ti­vos po­pu­la­res. Fer­nan­do Pé­rez Ruano cree que Cer­van­tes es­ta­ría fa­mi­lia­ri­za­do con al­gu­nos de los no­ta­bles com­po­si­to­res que fue­ron con­tem­po­rá­neos su­yos, co­mo To­más Luis de Vic­to­ria. «Cer­van­tes era un hom­bre cul­to, cer­cano a la cor­te y se­ría buen co­no­ce­dor de la mú­si­ca de su tiem­po», ex­pli­ca. En cuan­to a los ins­tru­men­tos, apa­re­cen una trein­te­na ci­ta­dos por su nom­bre, mien­tras que de los ro­man­ces son una vein­te­na a los que se alu­de en el Qui­jo­te; de es­tos, Pé­rez Ruano es­tu­dia por­me­no­ri­za­da­men­te do­ce de ellos. Or­ga­no­lo­gía y mú­si­ca en el Qui­jo­te se com­ple­ta con unas con­clu­sio­nes y bi­blio­gra­fía, una con­tri­bu­ción al co­no­ci­mien­to de una obra y un cen­te­na­rio que me­re­cen aten­ción. «To­do lo que se ha­ga es po­co», sub­ra­ya el au­tor.

Uno de los ins­tru­men­tos ci­ta­dos en el «Qui­jo­te» es el al­bo­gue, que se pue­de ver en la fi­gu­ra de la iz­quier­da de la Can­ti­ga CCXX de San­ta Ma­ría. Al­bo­gue.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.