Giu­sep­pe Ver­di, el su­pre­mo re­crea­dor del bar­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - Cultura -

En­tre to­dos los com­po­si­to­res, muy por en­ci­ma de Be­lli­ni, Ros­si­ni o Gou­nod, fue Giu­sep­pe Ver­di, el cam­pe­sino ita­liano que en su bi­blio­te­ca ate­so­ra­ba las obras del es­cri­tor en sus ver­sio­nes ori­gi­na­les, quien me­jor ha sa­bi­do ha­cer­le au­tén­ti­ca jus­ti­cia a al­gu­nas de sus gran­des tra­ge­dias, co­mo Mac­beth y Ote­llo, o re­tra­tar al elu­si­vo per­so­na­je de Fals­taff, una de sus fi­gu­ras más con­tra­dic­to­ria­men­te hu­ma­nas, que tam­bién ins­pi­ró en otras épo­cas a An­to­nio Sa­lie­ri o Ralph Vaug­han-Wi­lliams.

Tan pron­to co­mo Ver­di pu­do asen­tar su pres­ti­gio pro­fe­sio­nal con sus pri­me­ras ópe­ras, vol­vió su mi­ra­da ha­cia Sha­kes­pea­re pa­ra li­be­rar­se de las con­ven­cio­nes de su ofi­cio, aven­tu­rán­do­se por los re­co­ve­cos más am­bi­guos del al­ma hu­ma­na. Me­dir­se a la gran­de­za del bar­do le obli­gó in­clu­so a per­fi­lar un len­gua­je nue­vo y ori­gi­nal que a la pos­tre con­du­ci­ría al ar­te lí­ri­co por nue­vos de­rro­te­ros ex­pre­si­vos, en la mis­ma lí­nea de lo que ya ha­bía es­bo­za­do el pa­dre fun­da­dor del gé­ne­ro, Clau­dio Mon­te­ver­di. Lo in­ten­tó con su Mac­beth, en 1847, y lo con­si­guió ple­na­men­te en sus dos úl­ti­mas par­ti­tu­ras, Ote­llo y so­bre to­do Fals­taff, en la que se mez­clan ele­men­tos de Las ale­gres co­ma­dres de Wind­sor y En­ri­que IV, tal co­mo hi­zo Or­son We­lles en su Cam­pa­na­das de me­dia­no­che.

Sus­tra­to poé­ti­co y fi­lo­só­fi­co

Ver­di ha­lló en Sha­kes­pea­re el sus­tra­to poé­ti­co y fi­lo­só­fi­co que ser­vi­ría de apo­yo a al­gu­nas de sus te­sis acer­ca de la na­tu­ra­le­za hu­ma­na, y de uno de los te­mas esen­cia­les de su crea­ción dra­má­ti­ca, la im­po­si­bi­li­dad pa­ra el hom­bre de al­can­zar la fe­li­ci­dad en es­te mun­do hos­til.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.