La llu­via tam­bién res­pe­ta a Isa­bel II

Más de 10.000 per­so­nas asis­ten a un gi­gan­tes­co píc­nic en la ce­le­bra­ción del 90.º cum­plea­ños de la rei­na in­gle­sa

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - RITA ÁL­VA­REZ TUDELA

La llu­via le dio una tre­gua a la Rei­na Isa­bel II de In­gla­te­rra en la mul­ti­tu­di­na­ria ce­le­bra­ción ofi­cial de su 90 cum­plea­ños, por­que el real fue el 21 de abril: un píc­nic al que asis­tie­ron más de 10.000 per­so­nas en el cen­tro de Lon­dres. A la fies­ta se su­ma­ron va­rios miem­bros de la fa­mi­lia real bri­tá­ni­ca, dan­do un pa­seo y sa­lu­dan­do a los miem­bros de las 600 or­ga­ni­za­cio­nes be­né­fi­cas que pre­si­de la so­be­ra­na. «Pa­ra to­dos los pre­sen­tes y los que lle­van a ca­bo otras fies­tas en la ca­lle en otros lu­ga­res, me gus­ta­ría da­ros las gra­cias por el ma­ra­vi­llo­so apo­yo y alien­to que con­ti­nua­men­te me dais», di­jo la rei­na a los pre­sen­tes. «Es­pe­ro que es­tas celebraciones fe­li­ces nos re­cuer­den los mu­chos be­ne­fi­cios que pue­den fluir cuan­do las per­so­nas se unen pa­ra un pro­pó­si­to co­mún, tan­to con fa­mi­lias, con ami­gos o con ve­ci­nos», agre­gó.

La llu­via di­fi­cul­tó los pre­pa­ra­ti­vos du­ran­te to­da la ma­ña­na, pe­ro los in­vi­ta­dos, le­jos de que­dar­se en ca­sa, pu­sie­ron rum­bo a las pro­xi­mi­da­des del pa­la­cio de Buc­king­ham, don­de la or­ga­ni­za­ción te­nía pre­pa­ra­dos más de 12.500 pon­chos. «Ve­ni­mos des­de Not­ting­ham, es­ta­mos dis­fru­tan­do de una gran jor­na­da. Que­re­mos mu­cho a la rei­na y le desea­mos un fe­liz cum­plea­ños», de­cía una fa­mi­lia mien­tras bus­ca­ba su me­sa pa­ra co­mer una ces­ta con vian­das cam­pes­tres de lo más va­ria­do. En ella ha­bía pro­duc­tos de to­dos los rin­co­nes del país: sal­món es­co­cés, ja­món de Wil­ts­hi­re, pas­tel de cer­do, en­sa­la­da de po­llo de va­rias gran­jas de Pem­bro­kes­hi­re, es­pá­rra­gos de Wye Va­lley, pa­ta­tas de Cor­nua­lles, car­ne asa­da de Ir­lan­da del Nor­te y zu­mo de man­za­na con fru­tas cul­ti­va­das en Suf­folk, en­tre otros.

«He­mos tra­ba­ja­do en es­tre­cha co­la­bo­ra­ción con los agri­cul­to­res y pro­duc­to­res pa­ra ase­gu­rar­nos de que pre­sen­ta­mos los me­jo­res pro­duc­tos bri­tá­ni­cos en es­te al­muer­zo», ex­pli­ca­ron des­de el su­per­mer­ca­do Marks & Spen­cer, a car­go de to­do el píc­nic, con una am­plia ga­ma de op­cio­nes pa­ra ve­ge­ta­ria­nos, ce­lía­cos y pa­ra los más pe­que­ños.

Pa­sa­das las dos de la tar­de, las prin­ce­sas Bea­triz y Eu­ge­nia, en com­pa­ñía de su pa­dre, el prín­ci­pe An­drés, fue­ron los pri­me­ros en sa­lir a sa­lu­dar a los asis­ten­tes. Al otro la­do de la ca­lle, los du­ques de Cam­brid­ge, jun­to al prín­ci­pe En­ri­que, ha­cían lo pro­pio. «Mi fa­mi­lia ha te­ni­do un mon­tón de ra­zo­nes pa­ra ce­le­brar des­de que la rei­na cum­plió 90 en abril, su sa­lud fuer­te y su ener­gía im­pla­ca­ble, su agu­do in­ge­nio y fa­mo­so sen­ti­do del hu­mor, y el he­cho de que si­gue sien­do la ca­be­za de nues­tra fa­mi­lia, nues­tra na­ción y del Com­mon­wealth», di­jo el prín­ci­pe Gui­ller­mo.

Ayer to­do era ale­gría y na­die pa­re­cía acor­dar­se de la po­lé­mi­ca que ro­deó la or­ga­ni­za­ción del even­to, en ma­nos Pe­ter Phi­llips, el nie­to de la Rei­na. Ca­da co­men­sal tu­vo que pa­gar 192 eu­ros pa­ra ha­cer­se con una de las si­llas, por lo que Pe­ter fue acu­sa­do de lu­crar­se gra­cias al nom­bre de su abue­la. Pa­ra fre­nar los co­men­ta­rios, el nie­to anun­ció que el di­ne­ro re­cau­da­do se­ría des­ti­na­do a fi­nes be­né­fi­cos.

PE­TER NICHOLS / R. A. TUDELA

La fa­mi­lia real en

pleno. La rei­na, con sus nie­tos Gui­ller­mo y En­ri­que. Tam­po­co fal­ta­ron a la fies­ta Car­los y Ca­mi­la. Los co­men­sa­les so­por­ta­ron la llu­via por la ma­ña­na, pe­ro es­cam­pó cuan­do lle­gó Isa­bel II.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.