La po­li­cía de Or­lan­do ase­gu­ra que su ac­tua­ción sal­vó vi­das

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional -

La po­li­cía de Or­lan­do de­fen­dió ayer su ac­tua­ción en el club Pul­se, an­te las du­das ex­pre­sa­das des­de va­rios me­dios so­bre co­mo un so­lo ti­ra­dor pu­do pro­vo­car tan­tas víc­ti­mas, abrien­do la sos­pe­cha de que al­gu­nas ca­ye­ran por «ba­las ami­gas». El je­fe de la po­li­cía lo­cal, John Mi­na, ex­pli­có que el pe­li­gro «in­mi­nen­te» de nue­vas muer­tes lle­vó a dar la or­den de en­tra­da de una uni­dad del SWAT. «Creíamos que eran in­mi­nen­tes más pér­di­das de vi­das y por eso to­mé la de­ci­sión de ini­ciar la ope­ra­ción de res­ca­te», di­jo en rue­da de pren­sa. «Sal­va­mos mu­chas, mu­chas vi­das», aña­dió.

Omar Ma­teen con­tac­tó has­ta en tres oca­sio­nes con la po­li­cía. Mien­tras los ne­go­cia­do­res ha­bla­ron con él, per­ma­ne­ció «tran­qui­lo» y no se pro­du­je­ron dis­pa­ros, pe­ro que en un mo­men­to da­do el asal­tan­te ha­bló de que te­nía «cha­le­cos bom­ba» y «ex­plo­si­vos». El te­rro­ris­ta es­ta­ba re­fu­gia­do en uno de los ba­ños de la dis­co­te­ca, don­de te­nía a cua­tro o cin­co rehe­nes, mien­tras man­te­nía en­tre 15 y 20 en otro.

La po­li­cía in­ten­tó ha­cer un agu­je­ro en la pa­red ex­te­rior del ba­ño con ex­plo­si­vos para sal­var a un grupo de per­so­nas. Sin em­bar­go, la de­to­na­ción no bas­tó para ha­cer un bo­que­te lo su­fi­cien­te­men­te gran­de, por lo que los agen­tes se lanzaron con el vehícu­lo con­tra el mu­ro. «En ese mo­men­to te­nía­mos la im­pre­sión de que si no lo ha­cía­mos iban a morir más per­so­nas», di­jo Mi­na.

Por el hue­co es­ca­pa­ron va­rios de los rehe­nes. El ata­can­te sa­lió por el mis­mo agu­je­ro, con dos gra­na­das de mano y dis­pa­ran­do. En­ton­ces fue aba­ti­do.

Uno de los he­ri­dos, Án­gel Co­lón Jr., de 26 años, con­tó que el agre­sor era frío y me­tó­di­co. «Pa­sa­ba de­lan­te de ca­da per­so­na que es­ta­ba ti­ra­da en el sue­lo y le dis­pa­ra­ba, para ase­gu­rar­se de que es­ta­ba muer­ta», ex­pli­có su pa­dre, al sa­lir del hos­pi­tal don­de es­tá in­gre­sa­do Án­gel, que re­ci­bió tres he­ri­das de ba­la, una de las cua­les le per­fo­ró una pier­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.